Inicio > Series y películas > Veo, leo, escribo > Navidades literarias en la TV británica (2019)

Navidades literarias en la TV británica (2019)

Navidades literarias en la TV británica (2019)

Al igual que el año pasado, esta vez nos damos nuestro quinto paseo por la Navidad literario-televisiva británica en forma de previo de lo que se emitirá en las próximas semanas. Puede que sea por el Brexit o no, pero este año la normalmente abundante oferta se ha secado bastante, al menos en lo que se refiere a programas nuevos, que por otra parte presentan un alto componente de fantasmas. Hay dos pesos pesados (un Dickens y un peligroso inmigrante rumano), y lo demás son principalmente adaptaciones de libros infantiles. Haciendo un poco de trampa meteremos en el paquete este año, para hacerlo un poco más grande, el final de una serie de ocho episodios ya en marcha y un ballet.

El 22 de diciembre termina la primera temporada, ya renovada, de La materia oscura (His Dark Materials), la adaptación de la inicialmente trilogía, luego pentalogía y en el futuro hexalogía de Philip Pullman sobre universos paralelos, elegidos infantiles y concepciones alternativas de lo divino y lo humano. Es una de las sagas de fantasía y aventuras más ambiciosas de todos los tiempos, y hasta ahora solo contaba con una adaptación al cine del primer libro, La brújula dorada (The Golden Compass), que a pesar de contar con Nicole Kidman, Daniel Craig, Ian McKellen, Ian McShane y Eva Green, no acabó de arrancar y se quedó sin continuación en la pantalla grande. Su extraordinaria idea de que en un universo paralelo la gente lleva las almas de manera visible por fuera del cuerpo, en forma de un daimonion (daemon) con forma de animal que refleja tu verdadera personalidad, es de las más originales, evocadoras y productivas que se han visto nunca en el género. Al principio, la historia va de exploradores árticos, niños robados e investigaciones científicas prohibidas por mentalidades inquisitoriales, pero después se va intensificando el contenido filosófico al hilo de ese gancho aventurero. Estos primeros ocho episodios ven el mundo de una forma más realista y menos victoriana-steampunk que la original, aunque se mantienen los globos dirigibles como medio de transporte, y da espacio a los personajes para desarrollarse, con la hispano-británica Dafne Keen Fernández, nacida en Madrid de madre gallega, haciendo una Lyra Belacqua a quien a ratos se le ve un deje cuentaverdades incómodas a lo Greta Thunberg. Y si no, pues siempre está la posibilidad de jugar la carta ganadora: disfrutar de Iorek Byrnison, un tremendo oso polar con armadura.

Justo nada más acabar ese último episodio en la BBC 1, empieza A Christmas Carol. Pues sí, es la enésima adaptación del Cuento / Cántico / Canción de Navidad de Charles Dickens. Y cuando digo enésima es que los números llegan a más del centenar, entre cine, radio, teatro, ópera, cómic y televisión y no digamos ya parodias o revisiones más amplias basadas en la idea central del relato: un avaro explotador capaz de ver lo que ocurrirá en las navidades siguientes y de reflexionar sobre si debe reformarse. El personaje de Ebenezer Scrooge ha sido interpretado a menudo en plan vejestorio arrugado, canoso y avinagrado, pero esta vez va a estar encarnado por Guy Pearce, el poli gafitas de LA Confidential, ahora ya pasados los 50, con una imagen de afeitado maduro atractivo, pelo engominado para atrás y ceño serio de CEO, a pesar de retener la ambientación del siglo XIX. Pearce es autraliano, así que no está acostumbrado a navidades nevadas, sino más bien a barbacoas a 35 grados. El Fantasma de las Navidades Pasadas es Andy Serkis, el Gollum de El Señor de los Anillos, aquí con una barba y melena a lo Gandalf (o como poco Radagast), y la adaptación está firmada por Steven Knight, el creador de Peaky Blinders. Todos los involucrados prometen una versión brutal, corrupta, dura, donde se ve a la gente sufrir, y con cierta esperanza, pero con poco cuento de hadas. La división entre ricos y pobres vuelve a ser cada día más una realidad, y eso convierte a este relato en algo aún relevante, como lo es el irse dando cuenta de que ayudar a quien lo necesita cuando sea posible puede ser la semilla de la que crezca la planta que algún día te alimentará a ti. Son tres episodios en días consecutivos, acabando en Nochebuena, acompañados de un documental, Mrs Dickens’s Family Christmas, ya emitido anteriormente, sobre la esposa del escritor, Catherine, y su relación con los personajes femeninos de sus novelas.

El 24 por la tarde, en Channel Four, adaptación animada de media hora del cuento ilustrado The Tiger Who Came To Tea, de Judith Kerr, un álbum que no engaña en cuanto al título: una niña y su madre están en casa mientras papá trabaja, y a la puerta llama un tigre que se autoinvita a tomar el té. Y las pastas. Y todo lo que hay en el frigo. Y hasta el agua de la bañera. ¿Qué va a pasar cuando venga papi? Se nota que está escrito en 1968, con ese padre de paraguas, gabardina y sombrero (aquí con voz de Benedict Cumberbatch) y esa madre ama de casa, pero aún puede dar el pego.

Ese mismo día, en la BBC 4, Martin’s Close, adaptación también de media hora de un relato de misterio de MR James, escritor, historiador y preboste en Eton y Cambridge a principios del siglo XX, y también autor de un tipo de relatos de fantasmas que abandonaban los topicazos góticos del género en favor de ambientaciones más realistas, aunque frecuentemente llenas de objetos antiguos y otras preocupaciones de anticuario aficionado. En los años 70 las adaptaciones televisivas de sus cuentos eran casi de rigor, y ahora Mark Gatiss, el responsable de los últimos Sherlock y Doctor Who, recupera la tradición, trayéndose incluso a Peter Capaldi para interpretar a un severo abogado del siglo XVII involucrado en un juicio de asesinato: señorito de buena familia contra inocente campesina. Ideal para tomarse un jerecito después del pavo.

El 25, otra adaptación animada, The Snail and the Whale, de Julia Donaldson, sobre un caracol que ya está harto y aburrido de pasarse la vida en una roca con sus congéneres y quiere irse de aventuras. Para eso, ¿qué mejor que montar en ballena? Muchos de los protagonistas de Donaldson, la creadora del Gruffalo, son seres diminutos pero valientes enfrentados a grandes personajes (un poco como los niños al lado de los adultos), y este es uno de los mejores ejemplos

El 26, por la BBC 2, Paddington: The Man behind the Bear, documental sobre Michael Bond, el creador del oso peruano Paddington, que acentúa la importancia de ayudar a los emigrantes, que si se han ido de su casa a otro lugar es por algo. Ese mismo día, primero de los dos episodios de Worzel Gummidge, la historia de un espantapájaros que anda, habla y a veces ayuda a los niños de la granja y otras los mete en problemas. Los libros de Barbara Euphan Todd se publicaron en un periodo de tres décadas, entre 1936 y 1963, y ya hay una adaptación de 1979 tenida como un clásico. Ahora, con Mackenzie Crook al frente (Pirata del Caribe y Guarda de la Noche), es menos alocado que antes, y con un par de mensajes sociales: los niños son ahora mulatos de acogida pegados al móvil, y el problema que arreglar son esas estaciones de año que ya no funcionan como deben y que arruinan las cosechas.

También el 26, otro nuevo corto, de 25 minutos, adaptando Mimi and the Mountain Dragon, de Sir Michael Morpurgo, el autor de War Horse: en una aldea suiza, la gente está temerosa de un dragón, hasta que una niña local, Mimi, encuentra una de sus crías y va a devolvérselo. Morpurgo, Poeta Laureado Infantil (sí, es algo que existe en el Reino Unido), es fundador de Farms for City Children, una organización benéfica que, como dice el nombre, acerca la naturaleza a los chavales de ciudad, así que lo inculcar desde pronto a los niños la preocupación por lo natural (no solo no estropeando, sino cuidándolo activamente), es una parte importante del relato. Para redondear el día, otra historia de fantasmas, esta vez una TV movie de dos horas en Channel Five, The Small Hand, basada en la novela de Susan Hill publicada en 2010: un anticuario, tras creer notar el roce de la mano de un niño en una casa abandonada, empieza a sufrir pesadillas y ataques de pánico, que irán conduciendo a un secreto que revelar.

Tras el atracón del Boxing Day, unos días de descanso, y el 1 de enero, Romeo y Julieta. En ballet. Subtitulado Beyond Words (más allá de las palabras), está liderado por la bailarina principal Francesca Hayward, hija de inglés y keniana, que también aparece en la adaptación al cine del musical Cats. Con la música original de Serguéi Prokófiev, no es un ballet filmado, sino una película bailada, rodada en amplios escenarios en Budapest, con primeros planos y expresión en el rostro.

Y por último, el plato fuerte. El famoso inmigrante rumano del que empezamos hablando no es otro, por supuesto, que el conde Drácula, en versión de Mark Gatiss y Stephen Moffat, los creadores de Sherlock, por lo cual se espera algo especial de ella. De momento se sabe que, interpretado por el actor danés, de estupendo nombre, Claes Bang, será un monstruo un tanto camp y pansexual, alto moreno y de pelo corto, mezcla de Aníbal el Caníbal y el Bond más autoirónico de Roger Moore. También se promete una monja de chispeante ingenio mientras juega al ajedrez (seguida luego de un convento entero de ellas, estaca en mano) y un Jonathan Harker que nunca volvió a Londres. La serie, de tres episodios de hora y media, se va a tomar su tiempo antes de llegar a Inglaterra: Harker va a Transilvania, luego está el viaje por barco en el Demeter hasta Inglaterra, y después el cortejo a Lucy Westenra. Hasta ahí todo como en el libro. Pero luego ya veremos. Al terminar el último episodio el 3 de enero, documental de una hora con Gatiss, In Search of Dracula, donde se hablará de lo típico (los orígenes, la importancia), además de ver las notas originales de Bram Stoker, visitar la abadía de Whitby y conversar no solo con Bang sino también con siete de las «novias» cinematográficas de los Dráculas de la Hammer Horror, encarnado por Christopher Lee en los 60 y 70.

Bueno, pues al final igual la oferta no era tan corta. Nos vemos en 2020.

5/5 (6 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios