Inicio > Libros > Narrativa > No hay luz bajo la nieve, de Jordi Llobregat

No hay luz bajo la nieve, de Jordi Llobregat

No hay luz bajo la nieve, de Jordi Llobregat

Nunca entenderé cómo funciona la rentrée literaria. Después de las vacaciones de verano, donde los lectores tienen más tiempo que nunca para disfrutar de un buen libro, lanzan una cantidad de novedades en septiembre que son casi inabarcables. Es fácil perderse entre tanta obra que rebosa en los escaparates, tanto como que la tarjeta de crédito acabe echando humo (de los fascículos y la vuelta al cole hablaremos otro día). Sin embargo, si me permiten la osadía, hay una novedad de novela negra que me gustaría destacar: No hay luz bajo la nieve (Destino, 2019), el último libro de Jordi Llobregat que, os lo aseguro, va a pegar muy fuerte.

"Llobregat se muestra como un escritor sólido, con criterio y muy suelto. Sabe dónde pisa, se mantiene firme y allana el camino al lector"

La subinspectora Álex Serra guarda más de un secreto. Su tarjeta de visita es impactante: disparó a su compañero por la espalda sin explicación aparente. Suspendida de empleo y sueldo, tendrá una nueva oportunidad cuando aparece un cadáver en la flamante nueva construcción para los Juegos Olímpicos de Invierno ubicada en el Pirineo. Allí no le quedará más remedio que formar equipo con un policía francés mientras el caso se irá complicando con más muertes de similares características. Esto, que en apariencia es la sinopsis, no deja de ser un pequeño fragmento que apenas raya la superficie del ambicioso libro de Jordi Llobregat. Entre sus páginas hay mucho más de lo que sugiere la contraportada.

Llobregat se muestra como un escritor sólido, con criterio y muy suelto. Sabe dónde pisa, se mantiene firme y allana el camino al lector. Su prosa se bebe con facilidad pero, como el buen vino, deja poso en quien la lee. Más que en ningún otro libro, el término “puzle” le viene como un guante a No hay luz bajo la nieve. Capítulos cortos, en ocasiones con pinta de inconexos, con personajes que aparecen y desaparecen, dan forma a este tapiz donde cada puntada está medida al milímetro. El lector, si está atento y se deja guiar, no solo no se perderá sino que obtendrá una visión de conjunto maravillosa, un cuadro poliédrico donde todo está en su lugar. Por ejemplo, Jordi desarrolla personajes muy completos solo para contarnos la aparición de un cadáver. En otras ocasiones, el relato de acciones cotidianas cobra un nuevo sentido con una última frase que dota a lo leído de un punto de vista inesperado y sobrecogedor. El capítulo 2 es bastante significativo a ese respecto.

"Si eres lector de Dolores Redondo, disfrutarás con las pinceladas sobrenaturales que desprende el bosque"

La novela mezcla con acierto distintos referentes y autores. Si te gustó la serie Broen (El puente), te gustará esta investigación con policías de dos países. Si eres lector de Dolores Redondo, disfrutarás con las pinceladas sobrenaturales que desprende el bosque. El autor se da incluso el gusto de transitar por caminos ya más que conocidos, así que si queréis leer una novela donde la protagonista diga “yo trabajo sola” sin que suene sonrojante, hacedme caso, este es vuestro libro. Estamos ante un grandísimo best seller, en el sentido más positivo de la palabra: una obra que abarca un gran abanico de temas pero que a la vez es tan accesible y engancha de tal forma que es imposible no recomendar con entusiasmo.

Llobregat tiene muchos recursos, y los utiliza todos. La novela cuenta con un gran trauma de la infancia, un secreto, una historia que viene del pasado, un diario encontrado, una mansión terrorífica, un claustro… Son tantos los elementos que se conjugan página tras página que conforman un mundo rico en matices y rebosante de vida. Dentro del juego que plantea el autor, el lector siempre tiene más información que la subinspectora Serra, lo cual lejos de responder a según qué preguntas lo que hace es generar mayor intriga y desconcierto. La resolución del caso es más que satisfactoria, un golpe en la mesa donde se confirma lo que ya se intuía: Llobregat lo tenía todo atado y bien atado.

Entre la inundación de títulos de estas fechas No hay luz bajo la nieve se muestra como una tabla salvadora, una obra capaz de ir más allá del género negro y atraer lectores de toda índole. Una apuesta segura por una obra que huele a inicio de exitosa saga.

—————————————

Autor: Jordi Llobregat. Título: No hay luz bajo la nieve. Editorial: Destino. Venta: Amazon, Fnac y Casa del Libro

5/5 (3 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)