Inicio > Libros > Poesía > Pablo Neruda: Testimonio de una obsesión

Pablo Neruda: Testimonio de una obsesión

Pablo Neruda: Testimonio de una obsesión

Gabriele Morelli, catedrático de la universidad de Bérgamo, ilustre hispanista y gran amigo de Murcia, acaba de publicar, en la colección Letras Hispánicas de Cátedra, una excelente edición de la Poesía política de Pablo Neruda (1904-1973), que pone al día lo que, en la ingente obra del Premio Nobel chileno, supuso esta especialidad hasta convertirlo en uno de los poetas más complejos y controvertidos de todo el siglo XX en lengua española.

En el estudio preliminar que ha escrito para esta edición, el profesor Morelli da muy buena cuenta de cuál fue la evolución del gran Neruda en lo que se refiere a sus ideas políticas y cómo las reinterpretó a lo largo de su vida según fue conociendo algunas de las verdades que la historia le fue demostrando en torno al marxismo y al comunismo. Además del estudio preliminar, Morelli ha acompañado numerosos poemas de las oportunas notas en las que sitúa la referencia exacta en relación con la propia historia de Pablo Neruda. Un expresivo prólogo del escritor chileno Jorge Edwards completa el volumen.

"La llegada de Neruda a Madrid en 1935 fue para las letras de habla española un encuentro fecundante, un acontecimiento comparable en muchos aspectos a la visita de Rubén Darío cuatro décadas antes"

Por supuesto, España tiene un importante espacio en su pensamiento y en su ideología, y desde luego está muy presente en un nutrido sector de esta su poesía política. Pablo Neruda se define a sí mismo, en un conocido artículo que dedicó a Federico García Lorca en 1937, como “español de raza y de lenguaje”, y en sus numerosos textos sobre España, algunos de ellos presentes en esta antología, son muchas las referencias a su pasión por nuestro país, su dedicación a lo largo del tiempo a defender a los más débiles, y sus reivindicaciones políticas, sobre todo cuando se produjo la dictadura del general Franco. Fue una obsesión constante a lo largo de su vida, obsesión de tipo político y social, pero también obsesión con una importante vertiente literaria y cultural. Sobre todo literaria y poética, y más aún en relación con los que fueron sus mejores amigos españoles, tres poetas, Federico García Lorca, Miguel Hernández y Rafael Alberti.

La llegada de Neruda a Madrid en 1935 fue para las letras de habla española un encuentro fecundante, un acontecimiento comparable en muchos aspectos a la visita de Rubén Darío cuatro décadas antes. La poesía de Neruda deslumbró y exasperó en los ambientes literarios madrileños, donde si bien se habían escrito obras de inspiración surrealista y estilo torrencial, como puede serlo Poeta en Nueva York de García Lorca, y Espadas como labios de Aleixandre, el prestigio de los cultivadores de la estrofa y los creadores de la “palabra exacta” y de una poesía donde el elemento intelectual pesaba mucho todavía era tan vigoroso como para impresionar y marcar el sendero que habrían de seguir los pasos iniciales de poetas jóvenes como Leopoldo Panero, Miguel Hernández, Luis Rosales y Luis Felipe Vivanco. La presencia de un elemento corrosivo y de un fenómeno como el de la Residencia en la tierra enriqueció las posibilidades de creación artísticas, aportando un poderoso ingrediente innovador. “Por una poesía sin pureza”, como recuerda Morelli, fue mucho más que un manifiesto por el compromiso humano y social, y por la presencia de la realidad en la poesía.

"En Neruda la solidaridad humana, la preocupación social y la ideología se amalgaman en apretada y constante síntesis durante toda su vida y su trayectoria literaria"

Pero en la antología recogida por Morelli hay mucho más. Están los poemas dedicados a Stalin y a Lenin, están las últimas invectivas contra Nixon y los Estados Unidos, están las experiencias ante la China de Mao, están los desengaños de Neruda ante las mentiras, reconocidas finalmente por él, del culto a la personalidad tan habitual en el Partido Comunista. Y está desde luego, la propia biografía de Neruda luchando contra sí mismo y apartándose de ideas que no le acababan de convencer. También, desde luego, está el último Neruda lleno de confianza ante el nuevo gobierno en su patria, Chile, el del socialista Salvador Allende. Una fotografía de Neruda y Allende ilustra la portada de esta edición.

Porque, como el propio Morelli indica, en Neruda la solidaridad humana, la preocupación social y la ideología se amalgaman en apretada y constante síntesis durante toda su vida y su trayectoria literaria. Desde muy joven experimenta una intensa relación entre la visión intimista y la realidad del mundo que le rodea, que va penetrando en su poesía. Porque Neruda fue siempre poeta sincero, y sobre todo cuando mostró el interés por el pueblo y su lucha en favor de los derechos humanos. El lector, ante esta oportuna antología, podrá así averiguar lo que queda de auténtico y genuino de la poesía política de un autor que se adhirió al marxismo y en cuya poesía están presentes los grandes acontecimientos políticos de la historia del siglo XX.

——————————

Autor: Gabriele Morelli (ed.). Título: Neruda: Poesía Política. Editorial: Cátedra. Venta: Amazon

Este artículo fue publicado en La Opinión de Murcia el 15 de diciembre de 2018

5/5 (2 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)