Inicio > Firmas > El bar de Zenda > Alahu Akbar: Dios es Grande
Alahu Akbar: Dios es Grande

Mujeres secuestradas, asesinadas, paseadas como carne desnuda y muerta, trofeos que una turba enloquecida de gozo —turba masculina, detalle básico—, grababa con teléfonos móviles al grito de Alahu Akbar: Dios es Grande, o Alá es el más Grande. Pese a la censura imbécil de las televisiones que pixelaron las imágenes —el horror también es educativo—, las redes sociales permitieron verlo todo con la claridad necesaria. E insisto en eso: necesaria.

Entre las imágenes que, hace unas semanas, se dieron en la frontera entre Israel y Gaza, hubo unas que se me quedaron especialmente en la cabeza: ese enfervorizado Alahu Akbar ante una joven con los pantalones ensangrentados a la que arrastraban sujeta por el pelo, o ante el cuerpo desnudo —hermoso hasta momentos antes— de otra joven malherida, mientras barbudos milicianos, sentados encima, la paseaban como trofeo para solaz de quienes voceaban Dios es Grande, Alá es el más Grande, con fanática saña (me entristece que los combatientes palestinos que conocí en los años 70 y 80, tipo Al Fatah, revolucionarios y laicos, hayan dejado espacio a los fanáticos de Hamás, manejados a distancia por los siniestros ayatolás iraníes: aquellos que, cuando la caída del Sha, pese a las advertencias de quienes andábamos por allí contando aquello, fueron aplaudidos por una izquierda europea que no tenía ni puta idea de lo que traía Jomeini bajo el turbante).

No es la primera vez, ni siempre está Alá de por medio, aunque suele estar Dios. También lo hace el nacionalismo, otro cáncer de la Humanidad bajo el que tanta rata se ampara. El pasado abunda en ejemplos, desde Susana y los viejos en la Biblia hasta el inquisidor que tortura a la hereje o la bruja, y también la Historia reciente. Lo destacado es que esa chusma se ceba especialmente en las mujeres: aceite de ricino, asesinatos y violaciones en la Guerra Civil, sacerdotes señalando desde el púlpito a las pecadoras, colaboracionistas rapadas y violadas en la Segunda Guerra Mundial. Pero no hace falta mirar atrás: ortodoxos judíos escupen hoy a unas monjas o acosan a una mujer que viste poca ropa, desde un cafetín moruno se insulta a una joven de falda corta llamándola puta, chicas jóvenes son apaleadas en Irán por no llevar bien puesto el velo… Lugares sombríos cerrados a la razón, donde a las mujeres libres se las desprecia y daña, como a la viuda de Zorba el griego. Como a las adúlteras afganas apedreadas por los varones felices de participar en el castigo, también al grito de Dios es Grande.

Todo eso, en mi opinión, responde a una vieja pulsión muy masculina: insultar, infamar, mancillar a la mujer que no puedes conseguir. Y más si es hermosa. Lo he visto tanto en el mundo que llamamos civilizado como en lugares desdichados de la tierra. Y los peores son los regidos por quienes dicen actuar, y obligan a hacerlo, bajo mandato divino. En Europa —derechos y libertades hoy en regresión— costó mucha lucha y sacrificio liberarnos de sacerdotes y dioses. Por eso detesto el velo de las mujeres musulmanas y lo que simboliza. Países y pueblos regidos por un Islam que no es sólo religión sino también dictadura social caen con frecuencia en ese extremo. En esa infamia.

En el mundo del extremismo islámico, en las dictaduras teocráticas, azuzados por los obispos de allí y por la podredumbre que muchos de éstos tienen bajo sus pestilentes sotanas, hombres frustrados y condenados a la soledad, la represión, la insatisfacción sexual y la exclusiva compañía social de otros hombres estallan, cuando se presenta la ocasión, bajo formas de violencia camuflada de religión que, como en el reciente caso de Israel y Gaza, son pretextos para pasear, fotografiar, manosear y destruir, si pueden, el cuerpo de mujeres a las que sus curas prohíben acercarse de otra manera. Los de Hamás las vejaban en Gaza no sólo por ser judías, sino por ser mujeres libres, poco vestidas, sin velo, ofensoras de Dios. Por eso el grito Alahu Akbar era esclarecedor, pues traslucía todo el fanatismo, hipocresía, represión sexual, bajeza de que es capaz el ser humano, varón en este caso: masturbación mental —y no sólo mental—, ante mujeres antes inalcanzables y ahora indefensas, deseo insatisfecho que al fin se venga disfrazado de piadosa, farisaica moralidad. Por eso el Islam, excelente en tantas cosas —familia, dignidad, disciplina, respeto— es tan sucio en ésta: hombres llamando putas a mujeres a las que se follarían si pudieran. El problema es que ni a ellos ni a ellas sus curas se lo permiten. Unos curas que probablemente también se las follarían si pudieran: basta con verles la cara, los ademanes, el hipócrita dedo índice alzado hacia Dios. No hay más que escuchar sus sórdidas razones y sus cochinas palabras.

____________

Publicado el 26 de octubre de 2023 en XL Semanal.

4.8/5 (1319 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

46 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Basurillas
Basurillas
7 meses hace

Ante tanta infamia contra las mujeres sólo cabe en mi opinión, como poco, el insulto: los que las mancillan son unos hijos de puto. Los que las insultan y vejan son unos hijos de puto. Los que las acosan son unos hijos de puto, los que las agreden y las asesinan son, desde luego, unos hijos de puto. Los supuestos dioses y profetas bajo cuyo nombre se las desprecia e incrimina por ser mujeres son, en especial, unos hijos de puto o son ellos mismos unos putos. Los y las que, mediante una retorcida educación, hacen persistir la bajeza y la discriminación hacia la mujer entre la niñez y la juventud del mundo, máxime cuando se trata de sus hijas e hijos, son unas y unos hijos de puto. Los que desde minaretes, púlpitos, sinagogas, vijaras y pagodas claman con odio contra la mujer y alientan la violencia hacia ellas son unos hijos de puto. Y los y las que, pudiendo, y en definitiva, no hacen algo para remediar tanta desigualdad e injusticia contra las mujeres oprimidas y torturadas física y psicológicamente son, cobarde y pusilánimemente, unas y unos hijos de puto. Eso como poco.

Javier Alarcón
Javier Alarcón
7 meses hace

Tanta represión sexual lleva a conductas q sí son moralmente reprobables como la pederastia y q lamentablemente tanta repercusión está teniendo en el seno de la iglesia católica e imagino tb en esas otras religiones. Vive y deja vivir.

Pablo ballester
Pablo ballester
7 meses hace
Responder a  Javier Alarcón

Cierto. La elección del celibato puede provocar que algunos desvien su deseo sexual hacia el aprovechamiento de menores (hoy en dia, tristemente, legal en algunos paises).
Pero no debemos olvidar que el mayor número de abusos se dan en las familias, y eso no se habla. No se habla de una educación sexual basada en el respeto, en el amor, en la entrega, en el placer. Desgraciadamente antes no se hablaba, ahora todo vale, todo es placer… Y se siguen haciendo leyes y leyes que no cambian nada…
El cambio viene desde la educación y no precisamente la que se esta dando ahora… Donde solo prima el sexo placentero y como debes ponerte el preservativo…
Que triste que algo tan hermoso se reduzca a tan poco…

Manuel González Ledesma
Manuel González Ledesma
7 meses hace
Responder a  Pablo ballester

¿Algunos se desvíen? Los representantes de Dios en la Tierra (la iglesia católica) solo violentaron sexualmente a algunas 400 mil personas, mayormente niños, en España en las últimas cinco decenas de años. Información generada recientemente en España. De miedo imaginar lo que ha sucedido en otros países como México, o en el pasado. Si tan solo lo sabido es siniestro, y generado en un ambiente donde los violadores deberían ser guías espirituales y morales. Tan siniestro que el guía y fundador de una congregación muy poderosa, los Legionarios de Cristo, fue un pederasta de por vida, de antología de los horrores desde la visión de los violentados. ¿Qué hace un niño o niña ante toda la parafernalia asociada para que aguante y crea que todo queda en manos de Dios? ¿Qué decir de el encubrimiento cabrón de estos degenerados? Si, hay que condenar lo que sucede, aquí o allá, pero siempre se empieza por la casa.

Miguel hi
Miguel hi
2 meses hace

El único estudio con datos contabiliza el abuso de 2.608 menores, estudio realizado por un periódico de izquierdas. La cantidad que das es la que dio cierto defensor del pueblo sin ningún tipo de estudio y sin aportar ni una prueba, sólo suposiciones y datos estimados en arreglo a esas suposiciones.

Paula
Paula
7 meses hace

Parce ser que la pulsión sexual masculina, cuando no se encauza saludablemente, da lugar a una violencia atroz. Es hasta «lógico» odiar a las mujeres cuando son ellas las que despiertan ese apetito «pecaminoso». – Pero tal vez en el cristianismo esto sea una influencia de los romanos y su culto a las vestales (mujeres puras – por ser vírgenes – como si el sexo fuera sucio, impuro y degradante). Esto nunca fue así en el Antiguo Testamento (el «Cantar de los cantares» lo prueba, si bien como es lógico el sexo debía darse en el marco del matrimonio). Sinwar, el actual líder de Hamas, es soltero (y virgen): tal vez si se hubiera permitido vivir su sexualidad… el mundo de hoy sería menos monstruoso.

Javier
Javier
7 meses hace

Grande

Perico
Perico
7 meses hace

Hace un par de meses, antes de que el conflicto estallase, charlaba con un marroquí nacionalizado español desde hace 21 años, y orgulloso musulmán. Me decía que no comía cerdo, pero que no le importaba que hubiera un plato de jamón en la mesa porque no se sentía tentado por él; y que sin embargo se lamentaba de no poder evitar ser un pecador —sólo de pensamiento, pero pecador al fin y al cabo— al ver a mujeres guapas por la calle y, pese a estar casado y tener cuatro hijos, en sus propias palabras, querérselas follar. Es indiscutible que el instinto sexual es muy poderoso, y si bien su liberación total puede dañar una sociedad y sus instituciones como la familia, su completa y fanática represión conduce a sucias y oscuras abyecciones.

Pilar
Pilar
7 meses hace
Responder a  Perico

Es tan poderoso que nos avasalla y no sabemos manejarlo, ni reprimiendo ni dándole rienda suelta. Por ahí leí la palabra «educación». Indudablemente, es indispensable, sobre todo para conocer y evitar las consecuencias negativas de la actividad sexual: promiscuidad, embarazos no deseados, enfermedades…

Paula
Paula
7 meses hace
Responder a  Pilar

Hay otro «peligro», sobre todo a partir del crecimiento exponencial de las redes sociales: el «sex-appeal» – o «capital erótico», para que quede claro que estamos hablando de seres humanos como mercadería – como medida de la auto-estima, del valor de una persona. Cuando la autoestima de una mujer se construye pura y exclusivamente en torno a su atractivo… el tiempo pasa a ser un enemigo, y hay que echar mano de cirugías cada vez más invasivas, arriesgando la salud, y la vida, para no volvere invisible, inexistente. Cuando, en cambio, una mujer construye su austoestima en torno a su inteligencia, talento, capacidades… entonces puede envejecer naturalmente porque como medica, ingeniera, abogada, etc., su valía dentro de la sociedad no se circunscribe a su apariencia.

Julia
Julia
7 meses hace

No conozco al Sr Pérez Reverte, por tanto, lo que voy a escribir es mi punto de vista totalmente imparcial.

Estoy horrorizada de los furibundos ataques hacia la persona de Pérez Reverte por haber explicado con claridad meridiana y lógica aplastante, cuestiones sobre la guerra y la idiosincrasia de los pueblos.
Es una injusticia manifiesta e irritante, y subyace en los dardos envenenados el monstruo de ojos verdes, sin otra finalidad que socavar el gran prestigio del escritor.
Hace unos días, en TV, un exmiembro de CNI manifestó los mismos argumentos que Pérez Reverte, y durante la conexión no pudo continuar abundando en el tema, porque se dedicó a refutar las palabras buenistas de una obtusa y terca mujer, dedicada a la política. Qué país!
Sugerencia a Pérez Reverte, escuche la canción «Vuela alto», de Julio Iglesias.

Recuerdo: amor, consideración, ternura, atención, delicadeza, confianza y generosidad.
No puedo entender qué alteración de la mente puede desencadenar la ira del Todopoderoso o una violenta lujuria,para que hombres en solitario, manadas o guerras, se dediquen a violar mujeres.
Las víctimas sentirán: miedo cerval, dolor físico, ultraje, humillación y asco profundo, más el plus de las secuelas posteriores.
«La hora veinticinco», novela de Virgil Gheorghiu, refleja la odisea de un hombre durante la guerra que cuando regresa a casa, debe contemplar la estampa de sus hijos morenos junto a un niño de blanca tez y pelo rubio.

Paula
Paula
7 meses hace
Responder a  Julia

«La hora veinticinco» es un libro que fue llevado al cine con el gran Anthony Quinn en el papel protagónico. Y efectivamente todo su periplo -su deportación- … fue orquestado por un hombre que deseaba a su mujer (la mujer de Quinn), y debía apartar al marido para tomar su lugar.

mario
mario
7 meses hace

Lo peor -por ser lo que más nos afecta,- es escuchar y ver conciudadanos muy libertarios, muy de izquierdas y muy de libertad, muy imbéciles; aplaudir y justificar a las cucarachas de Hamás. Y eso ¡antes incluso de la criminal respuesta de las fuerzas de defensa israelíes!

Pilar
Pilar
7 meses hace
Responder a  mario

Sí, los de Hamás son cucarachas.
Que proliferaron gracias a la suciedad desparramada durante DÉCADAS por los sionistas fanáticos.

Paula
Paula
7 meses hace
Responder a  Pilar

Qué «sionistas fanáticos»? Los que construyeron una sociedad con un 20% de árabes (musulmanes, cristianos, drusos, beduino) con todos los derechos – con su representación en el parlamento -kneset-; los que aceptaron en 1947 la partición de esa zona bajo Mandato Británico en dos estados, y apoyaron esa resolución incluso después de ser atacados por los países árabes en el 49, el el 67 y en el 74 – y hasta hoy -. Aclaro que sigue existiendo Israel solamente porque esas guerras que le fueron declaradas por quienes no aceptan su existencia … fueron ganadas por Israel. Lo único que han ganado los árabes (y con un éxito rotundo) es la guerra de propaganda, publicando ataques israelíes sobre civiles en Gaza, sin aclarar que Hamas tiene su armamento, y dispara -adrede- desde esas zonas civles. Señora: infórmese como corresponde antes de seguir esparciendo prejuicio y odio. Le recomiendo leer «Hijo de Hamas», relato de el hjjo de un alto jerarca de esa organización (tan «humanitaria» y que se preocupa tanto por el pueblo que dice representar) que cuenta las cosas como son.

Pilar
Pilar
7 meses hace
Responder a  Paula

Bueno, yo le recomiendo enterarse de lo que es Al Nakba.
Y de lo que hacen desde hace mucho los colonos ultraortodoxos en Cisjordania.
Y del bloqueo a Gaza.
Israel se creó sobre un despojo masivo y brutal a los palestinos, el que ocurrió y el que sigue ocurriendo. En fin, se cansa una.

Paula
Paula
7 meses hace
Responder a  Pilar

Yo le recomiendo entender que signica la carta constitutiva de Hamas (y de Fatah, antes, y de la OLP, antes todavía): el objetivo es destruir Israel. Un estado árabe desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo. NI las fronteras del 48, ni las del 67 ni ninguna otra. Y curioso que muchos palestinos de Fatah fueran masacrados una vez que Hamas ganó las elecciones… sin que el mundo se conmoviera en absoluto (no hubo marchas con banderas, defendiendo a los opositores de Fatah, tan palestinos como los de Hamas). Ni hablar de la guerra en Siria (los muertos se cuentan por millones), ni hablar de los muertos en Yemén (otro tanto), ni hablar de las políticas de Hamas respecto de los gays, mujeres que quieren divorciarse (y que deben redimirse por tan grave pecado haciéndose «mártires» con un cinturón de explosivos… matando tantos judíos como sea posible – única forma de limpiar el honor de su familia, que de otro modo queda mancillado por siempre). Mire señora: conozco el paño; no me venga con consignas de pancartas. A ver si estudia a fondo el tema (el nombre «palestinos», durante le mandato británico incluía a árabes y judíos – palestina es el nombre que dieron los antiguos romanos a esa región, por uno de los pueblos conquistados junto al hebreo: los filisteos). La partición en dos estados (uno judío y otro árabe) se hizo en base a censos de población. Puedo seguir y seguir… pero verá Ud. que es un tema largo y que para opinar hay que estudiar a fondo.

Fátima
Fátima
7 meses hace
Responder a  Pilar

Los israelíes también abandonaron las zonas asignadas a los palestinos. Fue un reparto traumático para todos. La diferencia está en la evolución de cada uno.

Francisco Gárate
Francisco Gárate
4 meses hace
Responder a  Pilar

¡Mi querida señora! ¿Despojo brutal y masivo a los «palestinos»? No me haga reir…
«Palestina» es el nombre de un territorio creado por los británicos al final de la Primera Guerra Mundial, y gobernado por ellos hasta 1948. Por primera vez en la Historia hay una entidad política y con fronteras definidas llamada Palestina: antes de eso, y al igual que los también recién creados Líbano o Siria o Irak, esa zona del mundo era tan sólo una parte del Imperio Otomano desde el siglo XVI. Ni nación palestina, ni identidad palestina, ni un carajo palestino: los turcos gobernando y judíos, árabes, cristianos y todos los demás viviendo allí bajo el dominio turco durante siglos, punto.
Pero sigamos. Ese Mandato Británico de Palestina se dividió en dos partes en 1922, y la mayor, el 70% del territorio, se independizó y se convirtió en el Reino de Jordania. Sí, ¡sorpresa sorprfesa!, el 70% de toda PALESTINA pasó a ser JORDANIA; pero aún estoy esperando oír una palabra sobre cómo Jordania robó más de la mitad de «Palestina» a los «palestinos»…
Y luego, en noviembre de 1948, el resto se dividió de nuevo entre judíos y árabes. Ni invasión de Palestina, ni colonización de Palestina, ni robo de tierras: sólo los judíos aceptando la partición y la creación del nuevo estado de Israel; los árabes que vivían en el 60% del territorio restante, que pasaría a ser gobernado por Egipto y Jordania, negándose a aceptarla; Siria, Líbano, Yemen, Arabia Saudí, Jordania y Egipto empezando una guerra contra Israel al grito de «vamos a echar a los judíos al mar»… y perdiéndola en lo que fue tan sólo el comienzo de una serie de guerras perdidas que por cierto, y a excepción de una, fueron iniciadas por países árabes. Parece que «echar a los judíos al mar» no es una de sus habilidades más destacables…
Y bueno, antes de que me salga con «pero millones de judíos llegaron allí desde Europa después de la Segunda Guerra Mundial, eran invasores…» Cientos de miles de judíos llegaron a Israel en los años 40 procedentes de PAÍSES MUSULMANES donde llevaban viviendo generaciones y generaciones: 140.000 desde Argelia; 75.000 desde Egipto; 135.000 desde Irak… ¿Sigo?
Judíos expulsados de SUS PROPIOS PAÍSES por ser judíos; personas sin necesidad ni interés en una nación judía para los judíos porque hasta ese momento vivían pacíficamente en SUS PROPIAS NACIONES…
Hábleme ahora de gente expulsada de su tierra hace 70 años, y le explicaré cuatro cositas sobre la mentira y la hipocresía.

Manuel González Ledesma
Manuel González Ledesma
7 meses hace
Responder a  Paula

Existen resoluciones de la ONU que han tratado de resolver el conflicto. Solo hay uno de los contendientes que nunca las ha respetado: Israel. Con todos sus defectos, en la ONU es donde se manifiesta la mayoría de comunidad internacional. Déjese de significados y de mentiras torpes (sobre la propaganda). Judíos ortodoxos, judíos sobrevivientes del holocausto (uno, para que se informe: Hajo Meyer), muchos judíos en Israel, lo señalan muy claro, los sionistas se han vuelto supremacistas (si, equivalentes a los que trataron de exterminarlos en la segunda guerra mundial); incluso hablan igual: los de antes se referían a los judíos como sub-humanos, los sionistas se refieren a los palestinos como animales humanos. Un activista sionista en Israel (búsquelo, puede encontrar imágenes dándole de besos a Netanyahu) decía hace pocos meses que era muy feliz por todos los 6 millones de judíos europeos asesinados en la segunda guerra mundial (de este tamaño es la bestia). Los sionistas simplemente están ocupando un territorio que no les pertenece, han destruido todo lo palestino en esos territorios, y los han metido en un apartheid. Los agresores son los que están en su casa, los que han destruido sus casas, los que los han asesinado. Un comunicador judío, que no sionista, señala que Israel ha ganado en lo material (poder, armas, dinero, corrupción, etc.), pero ha perdido en lo espiritual en símiles como: «no desearás la casa de tu vecino». No solo la han deseado, la han robado, la han destruido, han asesinado a parte de sus ocupantes y a otros los mantienen en un campo de concentración. ¿Entiende por qué Israel ya perdió?

Pilar
Pilar
7 meses hace

Muy claro, Manuel.
Por allí se habló de que los árabes son expertos en propaganda.
¿Qué tal el bombardeo de películas acerca del Holocausto?
¿Hay alguna sobre los palestinos que haya sido tan bien distribuida y publicitada como las otras?

Y, sí, Hamás quiere exterminar a Israel desde 1987, año de su fundación.
Igual, el sionismo quiere borrar a los palestinos desde finales del siglo XIX.

Los líderes políticos de Israel, repiten el mantra “hemos sido atacados”, y siguen avanzando en la ocupación del territorio de acuerdo con lo que proclamó Zeeb Jabotinsky:

“La colonización sionista debe ser concluida sin tener en cuenta la voluntad de la población nativa. Esta colonización sólo puede desarrollarse tras un muro de hierro [ejército] de la población local».

Traducido: los palestinos sobran y lo entenderán por la fuerza.

OJO, Jabotinsky lo dijo ¡en 1923!
Fíjense, mucho antes de la partición.
Antes del Holocausto.
Antes de que existiera Hamás:

Miguel hi
Miguel hi
2 meses hace
Responder a  Pilar

Es difícil querer destruir algo del siglo XIX cuando se creó en el XX, pero siga usted con su borreguismo. Y si se refiere al surgimiento del nombre de toda aquella zona que abarca varios países actuales, hay remontarse a tiempo de Adriano, concretamente siglo II. Y si aún insiste en querer colocar a los islamistas que pueblan la actual Palestina y la reclaman como territorio musulmán, comentarle que Mahoma nació en el siglo VI del calendario cristiano, teniendo en cuenta que el judaísmo fue creado unos mil años antes y que llevaban ese tiempo más o menos por allí implantados, pues ya me dirá, desde su punto de vista,a que viene eso de que los judíos robaron tierras a unos musulmanes que ni existían.

Eva Bravo Lledó.
Eva Bravo Lledó.
7 meses hace
Responder a  Paula

Tengo 75 años. He leído durante toda mi vida e intento seguir. Me encanta D. Arturo Pérez Reverte. Soy nacida en Madrid y criada y educada en mi bella Venezuela. Hispano Venezolana. AHORA llevo 4 años en la Madre Patria. Muy de acuerdo con este escrito. Me parece terrible que,con mis años vividos, siga continuamente conociendo cómo el «mal» camina a nuestro lado. TODOS los días,en todas partes. Soy espíritual. Y a veces deseo que llegara el momento de atravesar el plano a la Luz. Esta existencia cansa.

Última edición 7 meses hace por Eva Bravo Lledó.
Kamiar Yazdanian Bahram
Kamiar Yazdanian Bahram
7 meses hace

Me gustaría hablar contigo. Eché 20 años en Afganistán.

Sebastián Armas Maturana

Cuando la razón no nos asiste, usamos la violencia o lo que entendemos poco y mal, pero que otros dan por válido: Dios, en este caso.

José Prats Sariol
José Prats Sariol
7 meses hace

La hipocresía represiva comprende no pocos ateos e izquierdistas

Paula
Paula
7 meses hace

Es curioso ver manifestantes progresistas y de izquierdas apoyando a una organización terrorista misógina, apadrinada por Irán – y su policía de la decencia-; donde los opositores son encarcelados (en el mejor de los casos). Claro que ese apoyo a Hamás se ve cuando esta organización se enfrenta a Israel; en cambio, cuando palestinos de Al Fatah -el partido alternativo en las últimas elecciones – son perseguidos por Hamás, asesinados o encarcelados… esto no despierta interés alguno, aunque aquí haya también víctimas palestinas.

Karla Ron Arévalo
Karla Ron Arévalo
7 meses hace

Excelente y es exactamente lo que pienso. No le quitó, ni le pongo ni una cola.

Humberto Encinas
Humberto Encinas
7 meses hace

Interesante artículo . Pero no olvidemos que estamos hablando de Hamas , fanáticos religiosos que nada tienen que ver con la iglesia catolica. Las palabras sotana , curas , obispos bien a distribuidas en el texto a más de uno les dio la idea que el fanatismo religioso radical es tambien propio de la iglesia católica . Respeto su sentir y su pensar pero no estoy de acuerdo en la comparación

Paula
Paula
7 meses hace
Responder a  Humberto Encinas

La diferencia es que la iglesia no es gobierno. La iglesia está para los fieles que la eligen, y así debe ser. El que elige no ser católico no deja de ser un ciudadano con plenos derechos. Un movimiento como Hamas (o Hezbollah) amalgama religión y gobierno.

José Andrés
José Andrés
7 meses hace

Casi un buen Artículo, don Arturo. Y digo casi, porque evade usted mencionar un detalle. La masacre a la que se lanzaron los 3.000 fanáticos de Hamas fue no sólo para gozar mórbidamente de las jóvenes del siglo XXI sino especialmente para asesinar judios. Así, simplemente, en pocas palabras, cumpliendo con la Carta Fundacional de Hamas : matar judios.

Paula
Paula
7 meses hace
Responder a  José Andrés

Por ahora, matar judíos. Luego será conquistar Europa – y por qué no, el resto del mundo.

Mado Sato
Mado Sato
7 meses hace
Responder a  José Andrés

Generalizando, matar herejes.

Pilar
Pilar
7 meses hace

Opinión muy personal: el hombre inventó la industria y el comercio para tener con qué comprar a la mujer. Y creó religiones para para tenerla sometida desde su propia mente. También la Cristiandad es la feroz dueña de la entrepierna femenina, y son las mismas mujeres cristianas, mentalmente sometidas, quienes acusan a sus semejantes de ser pu…s, ram…s y otras lindezas, mientras fantasean con el cura y suspiran con el cuerpo de Cristo en la cruz. ¿Se puede ser más incoherente?

Pilar
Pilar
7 meses hace

El mejor recurso de las beatas son Los Pecados de la Lengua: la murmuración, el chisme, la calumnia susurrada. En la Biblia hay muchos pasajes donde se niega la salvación a quienes los cometen, pero, al parecer, esas partes las beatas no las leen.

Lili
Lili
7 meses hace

No imagino a ningun Dios aceptando el mal…….. no imagino a ningun Dios tendiendo trampas…… no imagino a ningun Dios aceptando violencias de cualquier tipo. Somos los pobres hombres y mujeres despiadados e imaginando que tenemos un mandato divino para bajar al infierno….

Reinaldo
7 meses hace

Una reflexión bien estructurada y lo más importante refrendada en la literatura, en la vivencia y en los hechos históricos.
La misoginia está siempre en el orden del día.

Luis Hartmann
Luis Hartmann
7 meses hace

En nombre de “Dios”, cualquiera sea su manifestación, o versión, los seres humanos han sido capaces de cometer las indecibles atrocidades.

No solo esas sectas musulmanas, pero también los cristianos de Las Cruzadas, y una larga lista de culturas, pueblos y religiones.

La evolución y supervivencia de la especie humana tiene ese reto por delante.

Y es sencillo: solo basta con dejar de escudarse en Dios para dar plenas justificaciones humanas a lo que en su nombre o “por su mandato” imponen los líderes religiosos y obedecen sumisos ignorantes.

Dije que era sencillo. No que fuera fácil.

Javier
Javier
7 meses hace

El ser humano es la peor alimaña que ha hollado jamás el planeta. Acéptenlo y así no les pillará de sorpresa nada de lo que pase.

Jesús
Jesús
7 meses hace

El artículo comienza muy bien, aunque como suele hacer Perez Reverte, pone a todos en mismo nivel de maldad.
El asunto parece ser el ataque terrorista yihadista (yihad menor establecida en el Coran) cometido por Hamas en Israel en incursión desde Gaza. Luego salta a toda la historia.
Comentar que Hamas es una extensión de los Hermanos Musulmanes (Hassan al Bana, Sayed Qtub), movimiento del islamismo basado en el Islam. Cuya doctrina es la tan escrita palabra Sharia (el Coran y los Hadices principalmente). En el Coran se establece, entre otras suras, que los infieles (no musulmanes) sufrirán un terrible castigo, que arderan en la gehena (infierno), que Allah se cuestiona porque los de otras religiones no son musulmanes al ser Mohamed el último profeta (el mismo Dios), que si la mujer puede hacer algo mal se le castigará, que la palabra de la mujer vale la mitad que la del hombre y que en herencia le correponde la mitad, … Las violentas suelen ser suras de Medina (de la época del profeta ahi).
Por qué expongo esto, debido a que éste ataque, según los islamistas, es conforme con el Coran, no es que se han radicalizado, son devotos musulmanes. Aunque se hayan producido barbaries en nombre de religiones, en ninguna salvo en esta esta escrito en sus libros sagrados que los infieles sufrirán un terrible castigo por serlo, como el del 07 Oct 2023, o muchos otros antes y los que vendrán. Recordemos que en el Cristianismo, el libro sagrado o doctrina es el Nuevo Testamento (NT) como su denominación indica es diferente al anterior, ya que el profeta Jesús inició una nueva religión, el Antiguo Testamento es eso, anterior a Jesús. Y desde luego, el NT no justifica violencia, al contrario. Si la ejecutas en nombre del Cristianismo, es falso, no hay base competencial. No así en el Islam, lo cual es bie sabido por los conocedores del Coran, como los Hermanos Musulmanes (web Muslim Brotherhood).

teresa
teresa
7 meses hace

Leer el artículo me ha dado más endorfinas que 4 horas de gimnasio. Y me hacía falta, que estoy hasta las narices de ver a compañeras en defensa de esta gente. Gracias!

Mado Sato
Mado Sato
7 meses hace

Opino como usted, pero añadiría que es repugnante la hipocresía de muchísimas mujeres que colaboran con los monstruos, unas por omisión, algunas por no educar a sus hijos en el respeto a la mujer, reprendiéndoles cuando su actitud es claramente machista incluso con ellas mismas, otras porque «cabalgan contradicciones» en la izquierda española, defendiendo con pasión y legislación el derecho de ir de noche, sola y borracha, pero ojo, solo aquí, no en Irán. Lo demuestran respondiendo con un «SON SUS COSTUMBRES» cuando ejecutan a jóvenes por no cubrirse la cabeza.

Le escuché con Jordi Wild, otra vez, disfruto de cada segundo de sus entrevistas e intervenciones. Gracias por seguir ahí, defendiendo el sentido común y la justicia, y poniendo en el candelero a los grandes males de nuestra sociedad desde hace siglos, la religión y el nacionalismo. Una gran conclusión.

Adriana
Adriana
7 meses hace

Este ataque no es contra Israel, es contra la civilización. Ayer vinieron por los otros ahora vienen por mi pero es demasiado tarde.

Jose C. L-A
Jose C. L-A
7 meses hace

Parece ser que estamos tan ciegos y sumidos en nuestro malinchismo que la barbarie ajena se obvia por razones ideológicas. No hay patatal que prospere permitiendo que en él aniden los topos.

Moisés Álvarez
Moisés Álvarez
7 meses hace

Ay, te van a matar Arturo!

Óscar Milla
Óscar Milla
6 meses hace

No puedo estar más es desacuerdo con don Arturo, que como buen jacobino afrancesado aprovecha que el pisuerga pasa por Valladolid para atizarle a la Iglesia a cuenta de lo que hacen unos desalmados fanatizados por cuenta del Corán.
El cristianismo fue una religión liberadora para la humanidad, con sus dosis power fllower de hace 20 siglos. Y especialmente para la mujer que desde la distancia que separa la pura virginidad de María hasta el pecaminoso oficio de María Magdalena, encuentra en el nuevo testamento una dignidad y protagonismo jamás reconocidos por la Torá hebrea. Y la equiparación con el trato dado por el Islam posterior, donde la mujer debe pisar siempre por detrás de su marido, y donde en el propio Corán se recomienda pegar a la mujer sin dejar marca, es de aurora boreal.

Los actuales derechos de la mujer sólo han sido posibles en sociedades de cultura cristiana.
Y curas, como los escritores, los hay de todos los colores…

Por favor don Arturo…..