Inicio > Blogs > El prisionero > Por un Black Friday negro y criminal

Por un Black Friday negro y criminal

Black Friday

El Black Friday es un pifostio comercial apabullante. Un festín de la sociedad consumista marcado en rojo, como Halloween, la campaña navideña –no confundir con la Navidad– o las rebajas de enero.

Este 25 de noviembre podemos fundir la tarjeta de crédito como si no hubiera mañana. Pero también podemos convertir el viernes, y a partir de ahora cualquier viernes, en el día negro de la semana.

"¿Qué libro salvarías de la hoguera este Black Friday? Podéis elegir, por acotar el rescate, libros negros, policiacos y criminales. O desgenerados."

Podemos celebrar un black friday del noir, un viernes negro, policiaco y criminal, quemando libros como Pepe Carvalho. Tirándolos a la piscina, como Umbral. O casi mejor salvándolos de la hoguera, como hizo Cervantes con Amadís de Gaula y Tirant lo Blanc en el Quijote.

Para abrir juego, rescato dos ediciones que acaban de llegar a las librerías.

Pero no hablemos de los libros. Dejemos que se salven solos.

En megustaleer.com podemos leer un fragmento de La Dalia Negra (reeditado por Literatura Random House), del gran James Ellroy –aunque no tan grande como él cree, recordemos que soltó al New York Times: “Soy el más grande novelista de género negro que ha existido nunca”– que arranca con este párrafo:

La Dalia Negra, de James EllroyNo la conocí en vida. Existe para mí a través de los otros, mediante la evidencia de lo que su muerte les obligó a hacer. Trabajando en retrospectiva, buscando solo hechos, la reconstruí bajo la forma de una muchachita triste y una puta, en el mejor de los casos como alguien que-pudo-ser… una etiqueta que también podría aplicárseme a mí. Ojalá hubiese podido concederle un final anónimo, relegarla a unas pocas palabras lacónicas en el informe de un policía de Homicidios, la copia en papel carbón que se manda a la oficina del forense, junto con el papeleo necesario para llevarla al cementerio. Lo único que había de malo en mi idea es que ella no hubiera querido que las cosas ocurrieran de ese modo. Por brutales que fueran los hechos, ella hubiese querido que llegaran a ser conocidos. Y puesto que le debo mucho, y soy el único que conoce toda la historia, he empezado a escribir esto.

En planetadelibros.com han colgado cuatro historias de Todo por amor y otros relatos criminales (Destino), de Lorenzo Silva. La primera comienza así:

Todo por amor, de Lorenzo SilvaSi yo fuera juez

La desgana con que Samuel había estado mirando la tele, desde que se sentara frente a ella con la bandeja de la cena, se trocó en vivo interés cuando la locutora pasó a dar cuenta de aquella noticia. Era, desde luego, una de esas que llaman la atención de cualquiera, del tipo hombre muerde a perro:
—El juez decano de Barcelona, acusado de un delito de violencia doméstica por presuntos malos tratos a su mujer.

Rescatar dos libros, nada más, cuando se publican miles, de poco sirve. Por eso abro esta entrada a más propuestas. ¿Qué libro salvarías de la hoguera este Black Friday? Podéis elegir, por acotar el rescate, libros negros, policiacos y criminales. O desgenerados. Lo que queráis. Voy a embeber aquí los mejores tuits, quizá hasta emborracharme.

______

Actualización del 27 de noviembre: Grandes libros, y grandes tuits salvadores:

Accede al foro de Zenda