Inicio > Libros > Narrativa > Radical y extrema
Radical y extrema

Una experiencia radical. Eso es Rendición.

Joanna Pocock, una urbanita canadiense que vivía en Londres, se mudó con su hija y su marido al estado de Montana. Allí pasó dos años y su vida cambió. O, más bien, Montana la cambió. Y este libro, lector y lectora, te cambiará a ti.

“Lo primero que descubres cuando llegas a Montana, es la belleza pura”, me dice Pocock.

“Cuando indagas un poco más, empiezas a ver cosas bajo esos lagos cristalinos y esas cumbres resplandecientes: la devastación de las explotaciones mineras y la guerra contra los nativos (que tristemente aún no ha acabado)”.

"Lo primero que te llama la atención de este libro es ese amor por el paisaje de Montana. Sí, y después empieza el dolor."

Lo primero que te llama la atención de este libro es ese amor por el paisaje de Montana. Sí, y después empieza el dolor. Lees cómo desde el siglo XIX el hombre ha ido talando los bosques y excavando la tierra para extraer sus minerales; y cómo la minería ha contaminado ríos, acuíferos, tierras. Ese descubrimiento fue un shock para Joanna, que empezó a escribir una serie de ensayos sobre lo que veía, sobre las gentes que se encontraba por el camino. “Sobre los lobos, sobre las minas, sobre un grupo de carroñeros, sobre una transexual rewilder… Y me di cuenta de que todos mis ensayos trataban de personas con una relación extrema con la tierra”.

Experiencia radical y relación extrema con la tierra. Ya tenemos dos conceptos para definir este texto.

"Hablan de ecomagia, de clases de cliteración, revelaciones clitorales y exploraciones vulvares"

El libro describe, o más bien, vive, una serie de subculturas —sí, radicales y extremas— que pululan por el Far West estadounidense. Existen unos tipos que tienen una forma de vida migratoria estacional, siguiendo las fuentes de alimento, como hacían los nativos. Existen otros que se llaman a sí mismos ecosexuales, aman la tierra, y considera ese amor un asunto primario. Hablan de «La iglesia de la revolución de amor vivo», hablan de ecomagia, de clases de cliteración, revelaciones clitorales y exploraciones vulvares. Se reúnen en el bosque con sus tiendas de campaña para vivir encuentros ecosexuales.

Luego están los tramperos, que persiguen a los lobos y creen que la naturaleza está ahí para que tomemos de ella lo que queramos.

Los survivalistas. Los carroñeros de Buffalo Bridge, que ayudan a los descendientes de los nativos a matar y degollar un número de búfalos establecidos por el estado para evitar la superpoblación de estos animales en el parque de Yellowstone. Gentes que añoran una edad de oro de hace 10.000 años, cuando vivíamos como cazadores recolectores. Gentes que se prácticamente se bañan en la sangre de los búfalos para honrarlos.

¿Radical o no?

Se habla de domesticación, domesticación en todos los sentidos, incluso domesticación de la flora intestinal. Hacen falta 40 días para acostumbrarse a una dieta basada en alimentos silvestres como la que alimenta a los rewilders. La Tierra se muere y quienes no nos despojemos de la domesticación seremos los responsables de su muerte. Eso dice Finisia, una mujer que fue hombre, y se mueve con su caballo siguiendo la estela de las plantas silvestres comestibles.

"Joanna Pocock transita por esas vidas y esas ideas con los ojos abiertos y sin juzgar."

Joanna Pocock transita por esas vidas y esas ideas con los ojos abiertos y sin juzgar. Y en ese viaje descubrimos quién es, descubrimos que sufre una crisis vital, que le llega la menopausia, que sus padres se mueren, la relación con su hija. Para mí, las páginas más bellas son las que cuentan el proceso de deterioro cognitivo de su padre y lo hacen como una historia borgiana. Cómo su padre, un reconocido fotógrafo que recorría el mundo con su cámara, al envejecer, reduce las fronteras de su mundo, primero recorre su ciudad, después su barrio, después su casa, y finalmente se dedica a fotografiar compulsivamente una mandarina, un plátano y una piedra en todos los rincones de la casa; imprime las fotos, y fotografía la mandarina, el plátano y la piedra sobre las fotos impresas o sobre titulares de periódicos, en un proceso de locura que parece artísticamente cuerdo.

Rendición es una exploración sobre nuestra relación con la tierra y con la Tierra y sobre nosotros mismos y sobre cómo escribir de los cambios que experimenta el cuerpo de una mujer alineándolos con temas políticos. Es una exploración universal. Ella misma lo dice: “Las historias que cuento son específicas del oeste americano y, sin embargo, puedes extrapolarlas. Ningún lugar está a salvo de la codiciosa explotación corporativa. Espero que los lectores se maravillen de la belleza de estos lugares que describo en el libro y sientan la necesidad de conectarlos y protegerlos y tal vez también cuestionen sus propias vidas y las ideas existenciales más grandes sobre la libertad y verse a sí mismos como parte de la Tierra”.

Amén.

———————————

Autor: Joanna Pocock. Título: Rendición: En busca de la existencia en un planeta dañado. Editorial: Errata Naturae. VentaTodostuslibros.

 

4.2/5 (6 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios