Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Rebelión irlandesa de 1641

Rebelión irlandesa de 1641

Rebelión irlandesa de 1641

El 23 de octubre de 1641 tuvo lugar la rebelión irlandesa, un intento de golpe de estado de la aristocracia de la isla, liderada por Phelim O’Neill. El origen del conflicto fueron las disputas entre los nativos y los colonos ingleses y escoceses, que se habían alimentado durante los años previos y que desembocaron en una ola de violencia que comenzó en el norte, en el Ulster, y se extendió por el resto del territorio.

¿Qué pasó en la rebelión irlandesa de 1641?

Ya en los tiempos del mítico Malachy, a Irlanda le tocó luchar contra los invasores que querían conquistarla. Los clanes y tribus que habitaban la isla lucharon sin descanso contra los vikingos. Después de los escandinavos fue el turno de los normandos en el siglo XII. En los siglos posteriores comenzó la influencia de Inglaterra. Fue Enrique VIII quien decidió dar un paso más y proclamarse rey de Irlanda en 1541. La reforma protestante creó una división que ha sido causa de disputas hasta nuestros días. Ingleses, galeses y escoceses abrazaron el protestantismo y los irlandeses siguieron fieles a la iglesia católica. A finales del siglo XVI tuvieron lugar los primeros conflictos armados entre los nativos y los ingleses, como las Rebeliones de Desmond y la Guerra de los Nueve Años, también conocida como la Rebelión de Tyrone. Durante la primera mitad del XVII, escoceses, ingleses e irlandeses se citaron en el campo de batalla en la Guerra de los Tres Reinos y la Guerra Civil Inglesa.

"El intento de crear una Irlanda confederada fracasó por los enfrentamientos internos, situación aprovechada por el nuevo caudillo de Inglaterra, Oliver Cromwell"

La situación de enfrentamiento que se vivía en la isla, con los colonos ingleses y escoceses ocupando tierras expropiadas a nobles irlandeses, en el sur, el centro, el este y el norte del país, derivó en un intento de golpe de estado en el Ulster. Este fue el inicio de las Guerras Confederadas, que duraron hasta 1653. En los primeros meses de la rebelión de 1641 murieron más de 4.000 personas, muchos de ellos civiles. La brutal represión inglesa provocó un gran rechazo por parte de los católicos, que a su vez atacaron a colonos y protestantes. El intento de crear una Irlanda confederadaa fracasó por los enfrentamientos internos, situación aprovechada por el nuevo caudillo de Inglaterra, Oliver Cromwell, para aplastar a las fuerzas rebeldes y culminar la reconquista de Irlanda.

¿Qué ocurrió en Irlanda después de la rebelión de 1641?

El hambre, la guerra y las enfermedades acabaron con un tercio de la población de Irlanda. Muerto Cromwell, y restaurada la monarquía en Inglaterra, la situación del país no cambió demasiado. La mayoría de los rebeldes fueron ajusticiados y las tierras de los nobles católicos pasaron a manos de los colonos ingleses y escoceses. El sometimiento a la corona inglesa culminó con la firma del acta de la Unión en 1800. Pero el odio hacia los británicos no se apagó, y se vio acrecentado por las pésimas condiciones económicas, agravadas con varias hambrunas que acabaron con un millón de irlandeses. A partir de finales de XIX el conflicto en Irlanda estalla con total virulencia.

Otras efemérides históricas del 23 de octubre

El 23 de octubre de 1086 Yusuf ibn Tasufin derrotó al rey Alfonso VI de León en la Batalla de Sagrajas, cerca de Badajoz.

El 23 de octubre de 1702 tuvo lugar la Batalla de Rande en la Ría de Vigo, dentro de la guerra por la sucesión al trono de España.

El 23 de octubre de 1812 se produjo la conspiración del general Claude François de Malet para derrocar al emperador Napoleón Bonaparte.

El 23 de octubre de 1929 se realizó el primer vuelo transnacional entre las ciudades norteamericanas de Nueva York y Los Ángeles.

4.4/5 (20 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios