Inicio > Libros > Adelantos editoriales > Recupera tu poder, de Rut Nieves

Recupera tu poder, de Rut Nieves

Recupera tu poder, de Rut Nieves

La Vida nos ha dado mucho poder, pero durante siglos nuestra mente ha sido condicionada con creencias muy limitantes que nos han llevado a olvidar nuestras verdaderas capacidades y a desconectarnos de nuestra sabiduría interior, intuición e instinto. Y esas creencias han ido condicionando nuestros cuerpos.

En este libro encontrarás palabras, herramientas y ejercicios muy poderosos para liberar tu cuerpo y tu mente de esas emociones y creencias que a veces te debilitan, te paralizan o te desbordan.

Las herramientas que contiene Recupera tu poder te ayudarán a conectar con tu fuerza vital, tu confianza interior y tu claridad para que puedas avanzar con alegría y decisión hacia la vida que de corazón deseas y mereces vivir: tu propia vida.

Zenda adelanta un fragmento de la última obra de Rut Nieves, publicada por Planeta.

***

1

RECONÓCETE A TI MISMO

En busca de la seguridad

Creer que podemos encontrar la seguridad y el poder fuera de nosotros es una ilusión.

Porque es dentro de cada uno de nosotros donde realmente residen nuestro verdadero poder, nuestra fuerza, nuestra sabiduría interior, nuestra seguridad, nuestra paz, nuestro amor, nuestro placer y nuestra felicidad.

Tratar de encontrar la seguridad controlando lo que sucede en el exterior es agotarse en vano. Porque todo lo que vemos en el exterior es un reflejo de lo que sentimos y creemos dentro de nosotros.

Querer cambiar la realidad sin cambiar nuestra forma de pensar es como querer que un peral dé manzanas. Si queremos manzanas, tenemos que sembrar un manzano.

La seguridad, la paz o la alegría no vienen del control exterior o de intentar cambiar la realidad.

La seguridad, la paz y la alegría surgen

de dentro hacia afuera.

Empiezan dentro de cada uno de nosotros.

Con el miedo sucede lo mismo. Es dentro de nosotros donde tenemos que liberar el miedo, no fuera. Lo de fuera es solo una manifestación de lo de dentro.

Reconocer tus verdaderas capacidades y recursos

¿Cómo sería tu vida si tuvieras la certeza de que la Vida te apoya en todo momento y en cada uno de tus sueños y tus deseos?

¿Cómo sería tu vida si tuvieras la claridad y la confianza plena para hacer realidad todo lo que te hace feliz?

¿Cómo sería tu vida si tuvieras las herramientas necesarias para gestionar tu mente y tus emociones en cualquier situación?

¿Cómo sería tu vida si pudieras liberar cualquier emoción de tu cuerpo que te abrume o te paralice, y poder volver a disfrutar y fluir con la alegría, la confianza y la espontaneidad natural en los niños?

La Vida nos ha dado todo lo que necesitamos para ser felices y disfrutar de nuestro tiempo en la Tierra mientras llevamos a cabo nuestro propósito de vida y hacemos nuestros sueños realidad.

La Vida nos ha dado un cuerpo maravilloso que funciona con una sabiduría infinita y que cuenta con cientos de miles de años de experiencia y evolución.

Aparte de nuestro cuerpo, la Vida nos ha dado dos guías muy poderosas, la intuición y el instinto. La intuición nos guía a través del corazón y el instinto a través de un punto que se localiza aproximadamente dos dedos por debajo del ombligo.

La Vida nos guía en todo momento a través de nuestra intuición y nuestro instinto. Cielo (origen divino) y Tierra (origen terreno) nos guían a través de estas dos poderosas conexiones. Pero para poder escucharlas con claridad es necesario que estemos conectados con nuestro cuerpo, con nuestro corazón, con nuestra sexualidad y nuestra parte animal.

Vivir conectados con nuestro cuerpo y nuestro corazón nos permite integrar nuestra triple naturaleza humana, divina y animal. Esto nos ayuda a sentirnos seguros, sostenidos y apoyados en la tierra.

¿Qué nos desconecta de nuestro poder?

1. Vivir exclusivamente desde nuestra mente racional, desconectados de nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestro corazón. Uno de los mayores problemas que tenemos es que a menudo vivimos desconectados de nuestro cuerpo, de nuestro corazón y de nuestra parte animal y sexual. Y nos limitamos a vivir desde nuestra parte más racional, el neocórtex, que curiosamente es una de las partes más nuevas de nuestro cuerpo y con menos años de experiencia.

Al desconectarnos de nuestro cuerpo y vivir exclusivamente desde nuestro cerebro racional, nos desconectamos de nuestra sabiduría milenaria, y todo esto genera mucho miedo, desconfianza, inseguridades y la sensación de estar perdidos, a la deriva y desconectados de la Vida, de la seguridad que nos aporta nuestro origen divino, humano y animal.

Esta desconexión de nuestro cuerpo y ese vivir tantas horas en el miedo, en modo estrés, debilita enormemente nuestro sistema inmunológico, nos agota energéticamente y, por tanto, físicamente.

Vivir conectados a nuestros miedos en vez de a nuestra confianza interior, a nuestro cuerpo y a la Vida, de forma prolongada en el tiempo, debilita nuestra salud.

2. El miedo a sentir y el atasco emocional. El miedo a sentir nos lleva a reprimir, a negar y a acumular grandes cantidades de emociones en nuestro cuerpo, que si siguen aumentando con el tiempo pueden llegar a dañar nuestra salud. Por otro lado, el atasco emocional nos lleva a repetir las mismas experiencias dolorosas una y otra vez, hasta que lo liberamos. La enfermedad en ocasiones es un camino que el cuerpo usa para liberarse de ese atasco emocional. Lo que nosotros no sabemos gestionar o liberar, el cuerpo trata de liberarlo a su manera.

3. La cantidad de creencias limitantes y falsas que albergamos en la mente. A veces no somos conscientes de la cantidad de ideas tan limitantes que guardamos dentro de nosotros (en nuestro subconsciente) y hasta qué punto condicionan nuestra vida, nos debilitan, nos dañan o nos paralizan.

El atasco emocional y mental colabora en la desconexión de nuestro cuerpo, de nuestro instinto e intuición.

Precisamente porque durante años se nos ha educado en el rechazo del placer y de lo corporal (de la carne), especialmente a las mujeres, poder reconectar con nuestro cuerpo y nuestro placer requiere hacer una buena limpieza mental y emocional.

Muchos hombres han sido adoctrinados durante siglos en la represión emocional y muchas mujeres han sido adoctrinadas durante siglos en la represión sexual. Y en general ambos hemos crecido en una sociedad donde la represión emocional y sexual era lo más habitual, escuchando ideas que censuraban la conexión con nuestro cuerpo, instinto, intuición, alegría, confianza, calma, fortaleza y sabiduría interior naturales en cada uno de nosotros.

Reconocer tu poder y tu fuerza

El poder y la fuerza han sido probablemente dos de los conceptos más malentendidos, distorsionados y mal usados a lo largo de la historia. Es importante distinguir lo que es realmente el poder de lo que no lo es. Aprender a distinguir la verdad de la distorsión.

¿Qué significa para ti la palabra poder?

¿Qué ideas vienen a tu mente cuando escuchas poder?

¿Y cuando escuchas la palabra fuerza?

La cultura en la que hemos nacido y en la que vivimos a menudo nos ha llevado a la confusión en algunos conceptos y aspectos de nuestra vida.

El poder y la fuerza en sí son dones y regalos maravillosos que la Vida nos ha otorgado. Pero al igual que todo, cuando no existe una comprensión del potencial de estos dones, cuando los usamos desconectados de nuestro corazón y hacemos un uso distorsionado de ellos, podemos hacer y hacernos mucho daño.

El poder no tiene nada que ver con el control o el sometimiento. El control y el sometimiento son herramientas de la tiranía, que es una distorsión del poder.

La fuerza en sí misma no tiene nada que ver ni con la violencia ni con la agresividad. La violencia y la agresividad son distorsiones de la fuerza.

En sí mismos el poder y la fuerza son regalos de la Vida cuando los usamos desde el respeto a la vida y a la libertad de cada ser.

El poder y la fuerza pueden salvar vidas o terminar con ellas, todo depende de si una persona vive conectada a su corazón o no, de si comprende el verdadero significado de estos regalos de la Vida y de cómo se usen.

Yo rechacé mi poder y mi fuerza durante mucho tiempo porque me daban miedo. Y me daban miedo porque asociaba estas palabras al abuso, la violencia, la agresividad. Cuando, en realidad, el poder y el abuso de poder (control, tiranía, sometimiento, etcétera) son conceptos completamente diferentes.

—————————————

Autora: Rut Nieves. Título: Recupera tu poder. Editorial: Planeta. Venta: Todos tus libros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

3.5/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios