Inicio > Actualidad > Concursos > Segundo concurso de poesía en Instagram: primeros 50 finalistas

Segundo concurso de poesía en Instagram: primeros 50 finalistas

Segundo concurso de poesía en Instagram: primeros 50 finalistas

1.075 poemas han participado en nuestro concurso de poesía en Instagram, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios. El fallo del jurado, que está formado por Ana Merino, Antonio Lucas, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire y Raquel Lanseros, y con Miguel Munárriz como secretario, será anunciado esta semana.

Para poder participar en el concurso era necesario colgar en Instagram un poema, ya fuese mediante una imagen, un vídeo, o un comentario en una publicación propia, o mediante una historia destacada. Además, los participantes al publicar el poema en Instagram debían seguir las cuentas en Instagram de @zendalibros e @iberdrola, y también tenían que incluir la etiqueta #poesíaenInstagram.

El primer premio está dotado con 2.000 € en metálico. El premio para el otro texto finalista es de 1.000 € en metálico.

A continuación ofrecemos los cincuenta poemas que optan a los premios. El jueves publicaremos la segunda selección. En este enlace puedes consultar las bases del premio. Gracias a todos por participar.

 

1

@fgocan

En la noche, soy poeta,

Un hombre predispuesto a cualquier cosa:

Alegrías de un mundo favorable,

Tristezas sin motivo.

En la puerta de mi alcoba

Ni dispenso ni requiero

Carnet de militante;

Abro aforo.

Los debates se prolongan,

Hasta el absurdo,

Y no existe más verdad

Que el paso de las horas.

Con las primeras luces,

Todo aquiere un estado menos denso,

El claxon de los coches

Menosprecia las últimas propuestas,

Y no queda más remedio

Que aceptar un nuevo día.

2

@diegoguerrahernandez

Cuando mi hijo se fue de casa las paredes se llenaron de silencios,

su madre quería hablar al respecto pero solo pude subir el volumen del televisor.

Mi casa sin mi hijo es un nudo en la garganta dentro de otro nudo más fuerte.

Su madre espera su regreso en la ventana

y yo me trago las palabras, finjo no verla triste frente al cristal que llora por el diluvio.

Cuando mi hijo, mi pequeñuelo se fue de casa

comencé a hacer las medidas de nuestro ataúd.

3

@rociolanfranco_ok

El lomo indómito

el paso lento

apenas un temblor

igual a un incendio que empieza,

para tostar los bordes del cielo

o morder la boca mansa del agua

y trepar por los brazos

de la selva

sin que se espanten los pájaros.

 

Secreto y bravo

¿dónde hay un tigre?

para volcarlo en tu nombre.

4

@georgeortizrobla

Habitación en Albarracín

Sentado,

en la cama enloquecida del tiempo,

observo.

 

La lluvia llegó ayer

y todavía hay briznas en el aire

y árboles que respiran

con pulmones brillantes

y manos de hierro forjado

que se desprenden de su sombra.

 

Sentado,

en el ahuecado descanso

de la existencia,

observo hoy sobre la cama, prendidos,

los rastros cómodos del sueño

y soy consciente de esta idea;

 

Como la nieve oculta

la orografía del camino,

la almohada suaviza

la huella de nuestras conciencias.

5

@malfurion_kun

Hechicera

En profundas y olvidadas arboledas

El canto color esmeralda espera,

Sus vigías anuncian la llegada

De desaventurados y ofrendas.

 

Su hogar es la naturaleza

Fuente de poder y entrega

La sombra su fiel aliada

La luna inconstante compañera.

 

Las aves son sus ojos

Las hojas bailan para ella

Las estrellas le cuentan secretos

El agua le cede su belleza.

 

Cánticos en lenguas postergadas

Recorren ríos, valles y montañas

El saber de edades pasadas

Promesas celosamente guardadas.

6

@maegapoesiacuento

Mi corazón anda suelto

soy incapaz de mantenerlo en su lugar

mientras la cuidadora del destino habla

sisea en mi oído una canción ridícula que justifica la carne.

7

@kcomtjulia

oración

Enajenado, padre

El panal sangrando

Has humedecido apenas las antenas de las avispas

El color de su muerte no es roja

Hoy nos has mostrado un falso sacrificio

Una maraña de cruces entre dioses alcoholizados

Nos estafas en este circo raro

ojos que pululan sobre restos

humanidad tomada por un asalto absurdo.

Nuestras palabras lejos de la dicha, la verdad es como miel de pobre

Llegamos cansados a la bifurcación del matadero

Sigues arriba riéndote de nuestra ingenuidad bastarda

Dices que somos tus hijos

Pero nos has marcado como ganado con el sarcasmo de tu enemigo.

8

@bay17b

Vacío

El viento me dice que me esperas al otro lado del río

pero no me dice qué río es.

Y yo me desespero construyendo puentes en cada río

de cada valle

de cada pueblo.

Pero no sé en qué río estás.

Y cuando el viento más fuerte sopla,

más ferozmente construyo con mis manos un puente

para cruzarlo y seguir buscándote

a empujones con el viento.

El mismo viento que cuando amaina

y deja de mover las copas de los árboles

me silba al oído

que allá arriba donde tú me esperas

no hay puentes que puedan llegar.

9

@isona_clarck

Hoy, también, eludo

la contradicción de esta espina.

 

No te atribuyo su éxtasis

y niego que tu efecto

sea la causa que me inclina

a hablarte para rendirme

a tu encuentro.

 

Una palabra tuya:

una sencilla, como flor,

bastaría para que algún dios

apretara mi tráquea

cerrando nuestra puerta,

abriendo en vertical otro conjuro

que me arrastre, rocío, a los campos.

 

Hoy, también, negaría

la precisión de tus síntomas.

 

El peso de la sombra mentirosa

que no te atribuye los tupidos versos

que corro entre los lirios.

 

-para no oír tu voz,

mi espina-

entre lo que mi alma clama

clandestina

10

@ismaeldianda

El parque floreció la tarde

 

Descargando sobre su piel

toda la mineralidad del otoño maduro

invadido por pétalos arrancados / con fina desmesura

agotando en sombras / la luz asoleada

dándole a la vida ese esplendor entristecido

que nos une y hermana / eternamente.

El otoño

es desvestirse lo que fuimos.

Es

tirar (escondido en las hojas muertas)

un hilo de deseos / imposibles de alcanzar.

Revertir

la nostalgia indolente del amor verdadero.

Palpar lo inabarcable de un silencio sin llanto.

Es

sacudirse de un cachetazo

esa soledad inconclusa que nos ampara

del invierno / definitivo.

11

@curroto9

desvarío

 

[…] y como bateaba sus alas me animé a

ponérmela de broche como querubín,

para escabullirme entre tus cuatro pelos,

hija de aliento de absenta,

patrullo mis cuerpos preferidos,

todos los que ojean y reculan en silencio

cuando se deshacen a lo demasiado lejos

por guiarse de ambiciones de otros,

pero no sus almas,

no las celebro,

ni fuerzo,

sólo confesiones de buenas noches con

carita de desgraciao […]

12

@ramiro.alvarez.poe

junto una piedra con una curva

un desierto con una selva

mi memoria con una mano que va

hasta el fondo de mi casa

13

@_santialba

Concordia

Segura de la Sierra. Frío. Brazos en cruz. Amor en malva a sus pies.

 

Un hombre con entrañable expresión se siente orgulloso de sus nietos.

Te mando al viejo para que descanse. Lo acata. Habitará su alma en tierra santa ratificando que la humildad siempre es recompensada.

 

Un niño con la alborada señalándole sonríe.

Le pide reconocer el paraíso.

14

@cesaribanezparis

La vejez de mis hijos,

el hondón en que nace el arcoíris,

el minuto posterior a mi muerte,

el horizonte,

la gran película de 2080,

ver pintar a Velázquez,

la espuma de la ola

que mojó el pie de Venus,

el manantial del lago,

el primer cigarrillo de mi abuelo,

la estrella que murió hace cien años

y cuya luz persiste,

una dicha sin sombras,

oír a Charlie Parker en directo,

los ojos de mi madre veinteañera,

el tacto de las nubes,

la curva de los labios que nunca besaré.

15

@el_automata_exquisito

Los suspiros sostienen un pan sin regazo.

Sobre la mesa, las horas, tres estómagos.

Tres gracias de arquitectura cóncava.

Sentadas en lo alto del camino

la luz muere entre alcanfor.

La mística de la pereza derrama secretos,

puntean la piel.

Virutas de estrellas batallan en los calcetines,

Y sobre la mesa los tres estómagos

las horas en pausa.

Venas en el flanco derecho de la batalla

como amantes en la noche más corta.

16

@gottliebereg77

Amarte hasta la muerte

 

Al templo de luz, a la presencia de luz.

Amarte,

como se aman las espadas

de una noche profusamente estrellada,

como se adoran las locas pasiones

de bramidos tempestuosos

en la noche final del mundo

y la felicidad compartida.

 

Mirarte siempre,

como se empuja una barcaza abandonada,

hace siglos varada

en la playa.

 

Amarte hasta el grito final

de un mundo amado;

así,

Amada Inmortal;

así,

como el vivo eufórico

como el cadáver llameante,

como el terno presentimiento

de las cosas en el éter del tiempo;

cual viva llama aquí quemante;

como el beso

dejándonos exangües,

insólitos en la bruma

del tiempo

que blandamente

acaricias en mi pelo;

así,

hasta la muerte;

así,

hasta que Dios nos separe eternamente

o nos junte para siempre.

17

@filodespada

Con tu paso

formas paisaje

donde habita lo árido

y la ruina.

Conectas la espiral

y todo gira

en tu órbita.

La firma del cuadro.

18

@davidvillarcembe

Elogio del rencor

 

El rencor es inmortal.

El rencor es una garantía de memoria,

de continuidad.

 

El rencor es patrimonio.

El rencor es la certeza

del fracaso del perdón.

 

El rencor es fuego frío,

fuerza que impele

y doctrina política.

 

El amor también es rencor.

 

Incluso hemos inventado una palabra

-“inmarcesible” (que no se puede marchitar)-

para poder definir al rencor.

 

El rencor como manto freático.

El rencor como movimiento perpetuo

de la polea del alma.

 

Desconfía, hijo mío, de aquellos

que niegan arrastrar algún rencor.

Mienten.

19

@yoclaudiamorales

Desbloqueada

 

Lo había intentado todo…

Quitarme la piel

y guardar el orgullo

en la nevera

desgarrarme a gritos

en la puerta de su casa

publicarle mi amor en Facebook

en su muro

en Twitter

en mínimos caracteres

en los estados de WhatsApp

con fotos nuestras…

Sólo me faltaba

este último delirio

de dedicarle

una poesía en Instagram.

Pero…

Ni yo escribo tan bien

ni él me tiene desbloqueada.

20

@metacristina

Oro útil transformándose

en el tiempo que no tuve.

Sincero, me insisto, es,

como todo lo que rezas.

 

Retendré el deseo impío,

cauta vergüenza previsible,

preparando la salida

advertida en voz muy baja.

 

Edulcorado el centro negro

prescribió como amenaza.

Necesaria penitencia:

nunca cumplo mi palabra.

 

Siento el cielo entre las manos,

la respuesta no pedida,

no venida, se desmonta

y queda el oro que cuidé.

 

Sincero, el temor que teme

y me asusta la insistencia:

a pesar de todo el oro

el demonio es quien decide.

21

@carlosprallong

Recuerdas

y las mantas

te oscurecen

 

Te adormecen

los sentidos

y lo sentido

renace

 

Y te vuelves contra el mundo

pero tu espalda

no es mirada

 

Desvaneces

en susurros

y lo invisible

te acoge

22

@adrianabermejo16

Esta nada

Después dormiremos abrazados a un rifle

preservando esta nada que trajimos.

OLALLA CASTRO

Mi madre y yo vinimos

cargando la nada en las espaldas.

Nos mudamos sin saber bien dónde dormiríamos;

aun así sabíamos que de nosotras dependía

engendrar el porvenir. Con los últimos silencios

construimos el hogar que hoy habitamos,

pero nosotras mismas desconocemos

el torrente que nos anega la mirada.

23

@javier_bozalongo

Paseaba desnudo en pleno invierno

en señal de protesta por el cambio climático:

no porque el mar subiera unos centímetros,

no por la lluvia que arrasaba todo,

no por la contaminación

o los gases de efecto invernadero.

 

Paseaba desnudo porque nada tenía,

salvo un poco de frío

al llegar a la puerta del infierno.

 

Tocó muy suavemente

y al abrirse se oyó una voz muy queda,

-apenas inaudible-

que le decía: -Ven, no te quedes ahí,

después de tu insistencia

ya nada puedo hacer,

hágase, pues, tu voluntad

y que todo lo hasta aquí construido

se convierta en arena.

24

@_aamargo_

Velando espero abandones la sombra

cual de tormenta florece abril,

el eterno sueño infantil

semejante de la muerte

de cuyos párpados cerrados

uno miente: uno mata; uno duerme.

 

Si acaso contuvo mi vientre

tus vivísimos matices,

¿por qué así me contradices

viviendo tan muertamente?

 

Si el gesto de tu cara,

marmóreo de gárgola quieta,

¿es el frío quien lo agrieta,

es la vida o es la nada?

 

Si soy tu madre, si tu epitafio;

si canto y entierro, si arrullo;

si cada amor que sacio

es vida que destruyo;

si acaso cada dulcísimo engaño

sana el daño de tu muerte.

25

@jesusmariaventosa

La casa vacía

Una casa vacía es un vientre diáfano y promisorio de prodigalidad. Hablo de la casa vacía en la que se entra, no de la que se sale después de haber sido vaciada siendo uno mismo el último bulto que la desocupa y que escucha el eco redescubierto de las pisadas y el golpe de la puerta de la calle al cerrarse, ese eco que siempre suena y sonará a pasado irremediable.

26

@flixbl

Memoria

Candela baja riendo

la cuesta del noroeste.

Los pedales remolinos

sin pies que los gobiernen.

 

Rosa, blanco, morado

¿para qué vienes?

 

Candela mira hacia atrás.

-ya le duele la carne-.

Aquel aire, aquel zumbido,

pudren cada tarde.

 

Rosa, blanco, morado,

para volver.

27

@estrenando.taller

La orilla templada

Está la orilla templada.

Los rosáceos tintes del cielo

que se abaten sobre el horizonte

aquietan nuestro respirar jadeante.

Hemos corrido durante toda la tarde

entre tanta gente

para encontrar la salida.

 

Pero la orilla tiene un borde

y el borde, un fin.

28

@danikirt

Decir amor pero sentir mentira,

rendirse hacia delante y desde dentro,

saber que te has marchado

pero que no te has ido:

beber tu agua

y comprender el hielo.

 

Buscarte en esta sed que acaba en punta,

cortar las selvas, reparar los mapas,

saber que abrir la mano

será cerrar la herida:

quemar incendios

desglosar la nada.

 

Migrar desde nosotros a lo oscuro,

borrar la carne, maldecir la suerte,

poder desaprendernos

sabiendo que el olvido

es sólo un crudo ensayo

de la muerte.

29

@lagaleriadelpatio

II

Alguna vez, vencida la noche,

procuraste ser viento de un solo paisaje

como un reloj sin tiempo, como una pisada

que la lluvia descose de tu memoria.

 

Nadie te conoce mejor que la espesura.

Ahora sabes que tus certezas lo son

porque aguardan a ser movidas,

deslumbradas por una tibia luz.

 

Todo está por caminar,

pero tú ya sabes que en este paseo azul

donde los rayos del sol perfilan nuestros rostros,

donde nuestras verdades paran a balancearse,

perdurará la ilusión del verano recién inaugurado.

30

@lfrancogonzalez

esta soledad, esta labranza

me despierta: la geografía de mi raza

yace vencida en la fragilidad de la aurora

 

este mundo, este vacío

me devora: la esclavitud de mi sangre

baña tu nombre, escondido por siglos,

yéndose tras la transparencia de la lágrima

 

por estas fechas.

31

@de.zaguan.a.desvan

La espera

no soy quien para quitarte la venda

escindir tus comisuras

dejar entrar la luz

solo puedo abrir las persianas las ventanas las puertas las grietas

para que la luz de todos los soles y de todas las lunas de todos los tiempos traspasen y se derramen en la oscuridad

quizá para ese entonces

cuando caigan los velos y las sábanas y las cuerdas y las murallas y los abismos

yo siga en tu umbral

esperando te atrevas a salir

o me invites a cruzar

32

@aleseleme

el río

estupendo

estruendoso

desborda a mi lado

salvaje

interminable

todo lo demás es silencio

todo lo demás es sed

que se vuelve

recuerdo

poema

eterno

33

@luciastudillortiz 

Y sin más que decir

me retiro…

dejo de sostenerte como agua en la hortera de mis manos

día a día, tarde a tarde, noche a noche

te escurres, te evaporas

abres mis dedos con tu apatía de no ser.

Quería rescatarte

darte forma de amor, de vida

pero no puedo y ya no importa

debes continuar el libre cariz de tu viento

descifrarte

encontrarte mientras las circunferencias

apilan días, tardes, noches

y nadie habrá que se ocupe

de que seas tú mismo.

34

@almxne

Parpadea la bombilla

En la noche peligra

el buen hacer

 

Este oscuro hábitat

está lleno de viento

y de cáscaras de huevo

crujiendo bajo tus pies

 

¿Qué es ese estruendo?

Se pregunta la madre

(y el lector)

 

Son pequeñas dudas

grandes recordatorios

de que en la noche hay

algo que peligra

algo que se rompe

35

@miguel_floriano

  1. (Gnoseología)

 

Converso sobre temas

sin interés alguno con aquel

a quien aspiro a parecerme, y que fui yo:

conciencia sutilmente abandonada

y cuerpo que nace aún, generoso y puro.

Moral, deseo, poder, lenguaje, poema.

La escritura es la obstinada persecución

de un momento extraviado y pertinaz,

de su sentido en el presente que simula o huye.

Devolvedme la vida y quitadme la debilidad

de venerar palabras que se agotan

con la confianza que uno deja en ellas.

Sé que estoy solo, que estoy solo y en silencio,

nada, nadie, y ya muy lejos –esperas

ser pensada, recorres un jardín de cristal,

una calle dormida que del dolor conoce

demasiadas cosas. Amanece-.

La escritura es buscar, avaramente,

sucias las manos, agua en el agua.

36

@jotasantatecla

Lluvia ácida

 

La distancia se oxida con la lluvia,

subdivide los mapas, desorienta la flecha.

 

A los pobres que huimos con semillas

nos recuerda lo cerca que estuvimos de verte.

37

@ivanmathafacka 

I

Arpegios de silencio sobre tu costado.

Aquella orquesta ha muerto,

finge insinuar resucitar

en los cubículos descatalogados

de la oscuridad de mi imaginación.

El mismo viento corre

por aquí y por allí,

con cuchillos.

38

@antonio.diaz.mola

Tragedia

Mejor tarde que nunca el abrazo

en las fronteras absolutas, vivir

con sol desafinado en la boca

tras decir adiós

y sostener un cuerpo que es alma

y es caída sin final hacia el abismo.

 

Aunque no haya arena en las botas

he corrido por amor,

a tientas, casi de espaldas, igual que

tú saltas a la comba

deletreando palabras al revés,

como una niña, tu desprecio

hecho de veranos

en los que no me dejas ni peinarte.

 

Y ahora veo cómo el horizonte

omite barcos.

 

Con las botas cerca para empeñarlas

recorro descalzo lo que hemos sido.

39

@postaleria.rm

No he vuelto a este lugar; ya no conozco

el cambio que vivió la vieja plaza,

si se ha cubierto de verdín la fuente…

No siento de mí nada en este sitio.

 

Y el grito duro, el dolor tan grande,

mis ojos encontrándose en el tiempo,

reconociéndose en los otros. Ando

de tu andar como si te hubiese andado.

 

Pero no he vuelto. Sigo en mi mudanza,

escondido en el barril de la memoria,

durmiendo cuanto puedo, pensando

 

lo menos posible. Volverá a mí

el desviaje; me estará esperando

este paisaje eterno.

40

@javieryaniz

Sacrificio

En la Universidad de Navarra

 

Han de fusilarnos esta madrugada

frente al ginkgo de la universidad

donde volveremos a ser uno

la tierra y yo, yo y tú,

nosotros y el mundo.

 

Hemos de ser motivo literario

en ese árbol, único en su especie,

¡Hemos de ser juntos!

 

Nuestra sangre será bandera

sobre el manto dorado.

 

En la madrugada ha de iluminarse

un instante la espesa oscuridad.

41

@jorgefernandez_g

Botánica de pérdidas

 

Que el amor nos destruya en el hueco que dejan las espigas,

entre las cavidades de la hiedra,

y abril, con sus mañanas humedísimas,

nos encuentre descuartizados en la luz.

 

¿Qué franja hay de la imaginación a la ceniza?

 

La descomposición del pensamiento es solo este dibujo de pájaros,

esta botánica de pérdidas

que dejan las palabras tras tu marcha.

42

@viboradelamar

Sumergida en la tina

pienso en tu novia de juventud

muerta en el incendio

me secas el pelo con la toalla

de tu hijo

que no conozco

recargas la cabeza en el borde

cerca de mi pecho

así se consuelan las visitas

junto a las camas

de los enfermos

no dejo de mirar mis dedos

pálidos

la piel les queda grande

como un guante

como si algo

la estuviera derritiendo

43

@_claragamiz

Según Google

 

Subir al cerro con el sol redentor en la nuca en la frente en todos lados son

las 12:41

Llegado al umbral me detengo con ramas de romero

En las manos miro al frente y el sudor

Se cae

Afirmo

Que tú no eres Yo ni tienes nada que ver conmigo y esta idea me alivia a la par que entristece

Yo no puedo hacer por ti

Nada aunque quisiese -no podría-

Estamos tan lejos

en todos lados

Son las 12:41

31º

Según Google

44

@clarisaligarde

acaricié el aroma de las flores

el puntal del aire

la tierra cálida

 

desfallecí de agitación

por no saber

por no ser capaz de rodar entre la hierba

y buscar otro tallo inerte

45

@japimpo

Estigio

Tacto febril cuando en las noches

conversas con mi piel cuando apareces

JUAN GOYTISOLO

Miraba a contraluz, como si hubiese

un fantasma detrás.

 

Miraba arrepentido,

con las mismas facciones carcomidas

que las que augura el rostro con los años.

 

Miraba con el miedo de las olas

que desata la noche

sobre el vaivén de sábanas deshechas

y la almohada incolora,

donde el sudor acuesta madrugadas

en el lago de Estigio.

 

-Darme la vuelta no vale la pena,

mirarte con los ojos

de nieve enamorada

cara a cara otra vez en un colchón

repleto de fantasmas del pasado,

es lo mismo que ver

la barca de los muertos-.

46

@alejandro_franco_poeta 

Árbol o sombra

Creció en mi frente un árbol.

Creció hacia dentro.

OCTAVIO PAZ

Hay un árbol desnudo sobre mi frente

¿o es su sombra que el otoño deshoja?

 

Moribundo

el sol envuelve la tarde

con todo su racimo de nubes rojas

y presagios indigestos

 

cuervos enredados entre ramas fracturadas

y voces no escuchadas que caen sobre la tierra fecundada por el llanto

 

vientos atrapados en sus nacientes remolinos

y aquel árbol plantado

o su sombra

creciendo en medio de sus hojas desprendidas

sobre las que he trazado mi propio extravío.

47

@nachopce

Me despertó el sonido de su cuerpo contra el suelo

Otra vez se ha caído no se mueve no encuentro

la insulina vengan pronto por favor

 

Sus hijos llegaron más tarde

déjame ponerte la chaqueta papá

estás sangrando tenemos que ir al hospital

salieron con la silla de ruedas el coche

no estaba adaptado y él no entraba

 

Yolanda la del quiosco los vio salir

llevaba las manos en la cara

lloraba mucho y el conductor gritaba

 

Miro la puerta abierta de su casa

y pienso en un centro comercial abandonado

en farolas verdes que se oxidan

48

@alendax

la noche y sus inocencias

nos recuerda por qué tenemos

tantas ganas de quemarnos

en esta luz descubierta

por el hierro y las sirenas

bailamos bailamos bailamos

como si no fuéramos materia

no nos molestaran los cuerpos

gravitando como las sombras

tribales en torno al fuego

de pronto, la anunciación

ángel de las bombillas, ten piedad

sobre estas manos sucias

te ofrecemos la sangre

and this sick beat

la larga oscuridad deja a los amantes

creyéndose que la vida es reciente

gimen y se muerden bajo las farolas

esta noche contigo

ha sido mejor que toda la vida conmigo

49

@harrydiazpoesia

Braille

Podría unir los puntos

de sus lunares

en la oscuridad

 

el relieve de su espalda

arqueada en la inmensidad

que en dos depresiones

termina

 

seguir la pista

de la tinta guía

del placer

 

alcanzar sus pecas

por el sol

podría

 

llegar al mar

dejar de enfermar, sufrid

y llegar a amar

distinto

50

@auraldelmoral

Allí

De tu jardín

quiero los pájaros

el aceite del tiempo

el musgo vivo de alguna grieta

lo susurrado por la lluvia

el frío de la noche

 

Quiero lo triturado por los días

tus consteladas migas de pan

 

Para ese día de cuerpo adolorido

ya no habrá líquidos vitales

 

En la vena o el músculo

nuevas geografías terrestres

que abrazaré con ojos de mendigo

 

Quiero todo de ese cuenco

cada partícula sola y disgregada

de tu jardín

2.2/5 (36 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)