Inicio > Actualidad > La Feria del Libro de Madrid aparta el ‘postureo’ y recupera la lectura

La Feria del Libro de Madrid aparta el ‘postureo’ y recupera la lectura

La Feria del Libro de Madrid aparta el ‘postureo’ y recupera la lectura

No es (sólo) una letanía. Es la verdad. Y hay que repetirla, una y otra vez, porque esa cifra no hace justicia a una literatura que goza no sólo de una tradición imponente, sino de una salud de hierro. ¿La prueba? Sus autores contemporáneos y su vocación iberoamericana, y también la renovación de los sellos independientes y del sector librerías. España es el centro de una industria: la del libro en español, un idioma con 500 millones de hablantes. A pesar de eso, y de gozar de una industria que recupera la tendencia de crecimiento tras la crisis, un 40% sigue sin leer un libro nunca. Es decir: dos de cada tres españoles ni compra ni abre un libro jamás. Así lo indicaban las cifras del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2017.

Una sociedad que no lee es una sociedad inapetente. Ante ese panorama, el sector del libro y las instituciones que lo respaldan no pueden aplicar las mismas medidas. Al menos si esperan resultados distintos. Toca mover ficha. Cambiar el guion. La Feria del Libro de Madrid parece haber tomado nota del asunto y ha replanteado la programación de su septuagésima edición con una intención muy clara: reducir el ruido y centrarse en la lectura. Volver al libro, pues. La cita que se celebra tradicionalmente en el Parque del Retiro, y que este 2018 se extiende del 25 de mayo al 10 de junio, mantiene sus clásicos —las kilométricas firmas, los encuentros y los eventos— pero resitúa el libro como eje central.

"Diecisiete días, 363 casetas y más de 700 sellos. Tres cifras importantes que definen la 77ª Feria del Libro de Madrid"

Dirigida por segundo año por Manuel Gil y su equipo, esta Feria del Libro de Madrid apunta maneras de una edición más seria, más cuajada. Con trapío, incluso. Una que estrena su primer fin de semana con la visita, el día 27 de mayo, del premio Nobel de Literatura J.M. Coetzee, quien firmará ejemplares de Siete relatos morales (Penguin Random House), un libro que ha publicado primero en castellano, en exclusiva en todo el mundo, y que arranca su gira de promoción en Madrid. Una feria que arranca así no puede, ni debe, ir a menor.

Rumanía, país invitado

Diecisiete días, 363 casetas y más de 700 sellos. Tres cifras importantes que definen la 77ª Feria del Libro de Madrid. Cuando falta poco menos de una semana para su inauguración, sus organizadores han dado a conocer su programación, este año dotada de una mayor perspectiva y visión estratégica, dispuesta a ofrecer algo más que firmas de autores bajo el sol o sesiones matutinas de títeres. Las habrá, por supuesto, pero también mucho más que eso. Que salga bien es otra cosa. Pero el cambio se percibe.

"A diferencia de otras ediciones en las que abundaban los chefs, los presentadores de televisión y demás personajes travestidos en autores, este año hay que reconocer un énfasis por retomar el libro y la lectura como protagonistas"

Bajo el lema Leer para saber, leer para imaginar, esta edición de la Feria del Libro tiene como invitado especial a Rumanía, un gesto que retoma la vocación internacional de la Feria con un país que genera especial interés en España, uno de los mercados editoriales donde se traduce más literatura rumana. En esta ocasión asistirán más de 40 autores rumanos, entre ellos una de sus plumas más señaladas: Mircea Cărtărescu, quien será el encargado de la inauguración de la 77ª edición de la Feria del Libro de Madrid, que tendrá lugar el día 25 de mayo a las 19:00 horas en el Pabellón Bankia de Actividades Culturales.

En el apartado Rumanía hay sellos como Impedimenta que cobrarán especial vigor en esta feria. La editorial dirigida por Enrique Redel ha publicado lo más importante de la obra de Cărtărescu, uno de los autores fundamentales del país centroeuropeo, desde El ruletista hasta la ciclópea Solenoide, una obra monumental en la que resuenan ecos de Pynchon, Borges, Swift y Kafka, y en la que el rumano reafirma y pone a prueba la solidez de su escritura.

El libro retoma importancia

A diferencia de otras ediciones en las que abundaban los chefs, los presentadores de televisión y demás personajes travestidos en autores, este año hay que reconocer un énfasis por retomar el libro y la lectura como protagonistas ¿Cómo? A través de un despliegue de actividades —hay más de 400— diseñadas a partir de los datos y estadísticas recabadas durante el año pasado. Un ejemplo al que habrá que hacer seguimiento es el Espacio Jóvenes Car2go, dedicado a los jóvenes. Según el director de la feria, Manuel Gil, el 26% de los visitantes que acuden a la Feria del Libro de Madrid tiene menos de 25 años. Teníamos que tomar en cuenta a ese público”, señala Gil.

"En el marco de la Feria se celebran también las jornadas Iberoamérica, Mercado y Lectura, que se completan con el programa Centroamérica Edita"

Esta edición de la Feria del Libro de Madrid profundiza en sus objetivos iniciales: internacionalización, digitalización, sostenibilidad y monitorización del Big Data, un anglicismo que plantea el estudio de los datos de redes y de visitantes como fuente de información para tomar decisiones sobre la dinámica del evento. El encuentro reduce además su concepción verbenera por un énfasis sectorial marcado por la visita de personajes como Mike Shatzkin, fundador de la consultora The Idea Logical Company y una de las voces más autorizadas en la investigación sobre transformación editorial y del libro, quien impartirá una conferencia titulada Transformación de la industria editorial en el siglo XXI: situación y perspectivas, en el Pabellón Bankia de Actividades Culturales el próximo 29 de mayo.

Menos ensimismada en el mercado doméstico, esta feria del libro busca ampliar perspectivas. Así lo demuestran una serie de actividades como el Encuentro de directores de Redes de Bibliotecas Públicas de Latinoamérica, un proyecto que reunirá en Madrid durante los días 5 y 6 de junio a directores de bibliotecas de Argentina, Colombia, Chile, México y Perú. Combinado con esta cita, también se celebrará una jornada de Redes de Bibliotecas Públicas de España, con la colaboración de FESABID, para analizar el estado de las bibliotecas del estado español.

En el marco de la Feria se celebran también las jornadas Iberoamérica, Mercado y Lectura, que se completan con el programa Centroamérica Edita, que permitirá que ocho editoriales independientes centroamericanas cuenten con dos casetas en El Retiro en las que mostrarán y venderán sus libros. Centroamérica Edita es un proyecto de la Cooperación Española para dar a conocer y fomentar la presencia de literatura centroamericana y caribeña en España.

Libros a tener en cuenta

Hay autores fundamentales que este año repiten, ya sea porque convalidan el éxito de sus libros junto a la publicación de novedades, como Fernando Aramburu, quien tras Patria —recientemente premiada con el Strega— vuelve con Autorretrato sin mí, así como escritores de la talla de Arturo Pérez-Reverte, quien esta temporada ha publicado Los perros duros no bailan, además de Eva, la segunda entrega de la serie Falcó o Javier Marías, cuya más reciente novela Berta Isla, acaba de recibir el Premio de la Crítica por segunda vez. La primera en 1992 por Corazón tan blanco, y este 2018 por ésta, su novela número quince, Berta Isla.

"Algunos aniversarios importantes coinciden con esta edición de la Feria del Libro: los 20 años de los populares agentes Bevilacqua y Chamorro, de Lorenzo Silva"

Otro autor pisará fuerte en la Feria del Libro de Madrid. Se trata de Manuel Vilas con su Ordesa (Alfaguara). En estas páginas —de las que se habla mucho desde hace meses y que la han hecho merecedora de más de cinco ediciones—, Vilas recupera su versión más desgarrada. Un libro-crónica escrito desde el registro personal y en el que Vilas se retrata al mismo tiempo que retrata la España de las últimas décadas. “Un elogio de la vulnerabilidad y los lazos que sostienen a quienes intentan levantarse en tiempos de demolición”, aseguran sus editores.

Algunos aniversarios importantes coinciden con esta edición de la Feria del Libro: los 20 años de los populares agentes Bevilacqua y Chamorro, de Lorenzo Silva. Tras la publicación, en 1998, en Ediciones Destino, de la primera novela de la serie, El lejano país de los estanques, Lorenzo Silva regresa con Lejos del corazón, la novena novela protagonizada por los guardias civiles y la undécima entrega de la serie, que procura continuar con el espíritu de las anteriores —muy pegada a la realidad de su tiempo—, en un escenario de excepción: el estrecho de Gibraltar. La delincuencia forma parte del paisaje cotidiano, pero de qué forma.

"María Dueñas pisa fuerte en esta Feria del Libro de Madrid. Hace poco menos de un mes publicó Las hijas del capitán "

Los sellos independientes desembarcan con libros que merecen atención. Errata Naturae con Chica de campo, las memorias de la de la autora irlandesa Edna O’Brien, así como con Hombres, una nueva novela autobiográfica (coeditada con Periférica) de la inmensa Angelika Schrobsdorff, autora de Tú no eres como las otras madres, un libro que en 2016 sobrepasó las ocho ediciones y que comparte con esta novela la fuerza de una narradora y un personaje afeitado de pudor y complejos. Libros del Asteroide trae también un catálogo importante: Una noche con Sabrina Love, una novela de Pedro Mairal, el autor de la exitosa novela La uruguaya. También a la británica Anita Brookner, con Un debut en la vida, y Andrea Köhler con El tiempo regalado. Un ensayo sobre la espera, así como la comedia La señora Fletcher, del estadounidense Tom Perrotta.

Seix Barral desembarca con su Biblioteca Breve de este año, Agustín Fernández Mallo, con su novela Trilogía de la guerra, así como con Filek, la nueva entrega en la que Ignacio Martínez de Pisón reconstruye la historia del estafador que engañó a Franco con una fórmula para convertir el agua en combustible. La novela parte de un personaje real: el químico austriaco Albert von Filek, inventor de un combustible sintético que mezclaba extractos de vegetales con agua del río Jarama y cuya fórmula secreta puso al servicio del régimen de Franco. Se suman a esos dos el regreso de Antonio Muñoz Molina con Un andar solitario entre la gente, una novela que mezcla la crónica personal y el ensayo literario.

Capítulo superventas

María Dueñas pisa fuerte en esta Feria del Libro de Madrid. Hace poco menos de un mes publicó Las hijas del capitán (Planeta), una novela que reúne los elementos necesarios para batirse en la lista de los más vendidos, algo que ella ya hizo con El tiempo entre costuras y que, a juzgar por las cifras de Sant Jordi, promete reválida. En esta ocasión, a través de la vida de las hermanas Arenas, María Dueñas sitúa la acción en la Nueva York de entreguerras, un escenario que permite a Dueñas hacer un retrato de los cerca de cuatro millones de españoles, en su mayoría obreros o campesinos, que abandonaron España para huir de la miseria, la falta de oportunidades, el servicio militar obligatorio, la crisis del campo o la escasa modernización de un país que no les ofrecía demasiadas oportunidades.