Inicio > Poesía > 6 poemas de Darío Márquez Reyeros

6 poemas de Darío Márquez Reyeros

6 poemas de Darío Márquez Reyeros

Darío Márquez Reyeros (Alcobendas, Madrid, 1998) reside desde los dos años en Alcalá de Henares, en donde ha impulsado proyectos como “Alcalá pedía a gritos poesía”, en el que el objetivo era compartir frases poéticas colocándolas en distintos lugares de la ciudad (bancos de los parques, marquesinas, estaciones de tren…). Ha tenido una gran repercusión en redes sociales y medios de comunicación. Estudió un Grado Superior de Producción Audiovisual y Espectáculos. En 2018 quedó finalista del Certamen Nacional de Poesía para Jóvenes Poetas “Antonio Hernández”. También ha sido finalista de la VI Edición del Premio Valparaíso de Poesía. En la actualidad estudia Español: Lengua y Literatura en la Universidad Complutense de Madrid y colabora de manera habitual en SER Henares con un espacio cultural. Fecha de caducidad es su primer libro publicado.

CASTAÑERO

Da vueltas por el parque y viene solo
cuando hace frío. Cierro la ventana
de par en par, bajamos a la vez
todos corriendo, a gritos, a empujones.
Muy cerca del hornillo
hacemos una fila para olerte
y las vas repartiendo de uno en uno,
corresponde un puñado por persona
(lo que quepa en el fondo de las manos).
Desvestimos sus pieles
como quien quita trozos al otoño,
¡cuidado, queman mucho!, nos adviertes.
Pronto se apagará la luz del fuego,
señal de frío, es hora de marcharse.
Tú nos dices adiós. Adiós, otoño,
hasta el año que viene.

***

EN LA FUENTE DE LADRILLO

Tras una larga lucha
entre buenos y malos,
todos hemos pasado por la fuente
de ladrillo a beber un poco de agua.
Crucis. Aquí no vale.
Crucis. Estoy a salvo.

Devora nuestras caras el calor
a cada trago, y juegan dando vueltas
por nuestro pelo las avispas. Muy
poco a poco el hilillo va cayendo,
es más que suficiente para saciar la sed.
¡Pillado, tú la llevas!

***

CUANDO SEAS PADRE

Alguna vez te tocará ser padre
en días de tormenta y tendrás miedo,
pero tus hijos saltarán los charcos,
ahogados de risa. Son felices
cuando pisan el tiempo detenido.
Mi tiempo ahora es una jornada laboral
hasta que llegue el día de la jubilación,

tal vez hasta morir.

Que alguien me deje flores sobre el mármol…

Algún día te tocará ser padre,
llegarás aturdido del trabajo
hasta sentarte en el sofá con una
cerveza entre las manos, y la tele
encendida en cualquier canal de pago,
con la serie de nuevo repetida.
Y luego las preguntas de los niños,
insistiendo: Papá, papá, papá,
¿Por qué el cielo es azul?

(no sabe, no contesta)

¿A dónde vamos cuando nos morimos?

(no sabe, no contesta)

Papá, papá, papá.

(vacío)

Subirás el volumen de la televisión,
no quieres saber nada,
no importan las preguntas.
Papá, papá, papá.
El volumen más alto. De repente,
habla solo                                      el silencio.
Los niños marchan a su habitación.

Cada día que pasa tengo menos respuestas.

***

REFUGIO

Nos tenemos muy cerca,
a 10 centímetros, a 7, a 3…
incluso a -15.

Bajo las sábanas está nevando,
por dentro de tu cuerpo.

***

AL RITMO DE LAS CUERDAS DE PACO DE LUCÍA

Al ritmo de las cuerdas de Paco de Lucía
dos cuerpos se devoran entre acordes.
Tienen toda la prisa y poco tiempo.
Dame tus labios, dámelos, se exigen.
Un rato más, se besan.

Lleno de sed me bebo Entre dos aguas
la falta de verano en nuestros ojos.

Los lugares se han hecho despedida
y ya te echo de menos.

Después llegará el lunes
como todas las tardes.

***

DESDE UN ÁRBOL

La hoja ha caído, todavía no,
parece detenerse unos segundos,
baila en el aire, ahora, ahora sí.
Menudo golpe contra las baldosas,
sus sesos esparcidos

un barrendero los recogerá
y nadie dirá nada.

—————————————

Autor: Darío Márquez Reyeros. Título: Fecha de caducidad. Editorial: Hiperión. Venta: Todos tus libros y Casa del Libro.

3.8/5 (31 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Laura Catalina Sucunchoque Riveros
Laura Catalina Sucunchoque Riveros
7 meses hace

Me encanta el espacio,
Llena el espíritu!