Inicio > Poesía > 7 poemas de Izet Sarajlić
7 poemas de Izet Sarajlić

Izet Sarajlić fue un poeta, traductor y ensayista nacido en Doboj, Bosnia y Herzegovina, en 1930. Es uno de los poetas bosnios más conocidos de la segunda mitad del siglo XX y el más traducido de la antigua República Federal Popular de Yugoslavia. Escribió sus primeros poemas coincidiendo con el final de la Segunda Guerra Mundial, en la que los camisas negras fusilaron a su hermano Ešo. Entró en el mundo de la poesía a los diecinueve años con la colección En la reunión. Se graduó en Filosofía y Literatura comparada, y se doctoró en Filosófica de las ciencias en la Universidad de Sarajevo. Durante sus estudios trabajó como periodista y después se convirtió en profesor a tiempo completo en la universidad. Fue miembro de la Asociación de intelectuales Círculo de 99. Publicó más de treinta libros de poesía y su manuscrito Sarajevo War Journal fue redactado durante las primeras semanas del cerco de Sarajevo, publicándose en 1993 en Eslovenia. Este asedio está considerado como el mayor de la historia de la guerra moderna, siete veces más largo que el de Stalingrado. Duró 1336 días, durante los cuales el poeta permaneció en la ciudad. Especialmente dura para él fue la muerte de su mujer, su compañera inseparable, a quien llamaba Kika. En 2013, la mayor parte de estos poemas fueron publicados en España por la editorial Valparaíso en el libro titulado Sarajevo, un texto atravesado por la guerra y marcado por sucesos como la muerte de sus dos hermanas, a las que tuvo que enterrar de forma clandestina con sus propias manos. Murió en Sarajevo en 2002.

***

UN INFELIZ AFORTUNADO

A Ljubisa Maksimovic

Un hombre regresa de la calle
cantando.

Es comprensible:
lleva bajo el brazo el tubo de una estufa.

Tiene mucha fortuna, este pobre infeliz.

Podrá al menos calentarse
mientras espera a que lo alcance
la metralla de una granada.

***

A VLADO DIJAK

¡Menos mal, Vlado, que estás en Bari!

En Pudlugovi y en Sarajevo
todos los bares están cerrados.

En Bosnia
encontrar un vaso de grappa
es incomparablemente más difícil
que encontrar la muerte.

***

LA QUEMA DE LOS LIBROS

Para protestar contra la indiferencia de la opinión pública internacional
algunos miembros de la Unión de Escritores
han anunciado que hoy
quemarán en público sus propios libros.

En su comunicado
veo que figura también mi nombre.

Es cierto,
apruebo de corazón esta protesta
contra la indiferencia del mundo,
pero yo nunca quemaré mis libros.

En primer lugar, porque los amo
y después porque será mejor
enviárselos a Ismar,
que hoy trabaja como farmacéutico en Suiza,
para que recuerde
la época en la que reparaba mi techo
tapando los agujeros causados por las granadas.

***

TEORÍA DE LA DISTANCIA

La teoría de la distancia la han inventado los estrictos,
aquellos que no quieren arriesgar en nada.

Yo pertenezco a aquellos
que creen que del lunes
se debe hablar el lunes;
es probable que el martes sea demasiado tarde.

Obviamente es difícil estando en la cantina,
mientras caen los proyectiles,
escribir poesía.

La única cosa más difícil es no escribir.

***

AQUELOS DOS ABRAZADOS

Aquellos dos abrazados junto a la orilla del Reno en Gotlieben
bien podríamos ser tú y yo,
pero nosotros dos no pasearemos abrazados nunca más
junto a ninguna orilla.
Ven, paseemos al menos en este poema.

***

LA PRIMERA COMIDA SIN MI HERMANA

Es horrible la primera comida sin la hermana
que amabas, que te amaba,
a quien acudiste cuando bombardearon tu casa,
con la cual has compartido
los cuatrocientos días más difíciles de tu vida.

Es horrible ver su silla vacía junto a la mesa.

La comida es la misma que ayer,
pero no se trata del almuerzo.

Se trata del plato menos,
del trozo de pan menos,
del vaso de agua menos.

En realidad,
se trata de un Sarajlić menos
cuando éramos ya pocos.

***

HERMANAS

Las de Esenin
se llamaban Shura y Katia.

Las de Majakowskij,
Ludimilla y Olia.

Las mías,
Nina y Raza.

Todas han muerto.

Raza y Nina
con sólo cincuenta días de distancia.

Han muerto
o a decir verdad
han sido asesinadas por la necesidad.

Ahora debo buscar en cualquier parte
una nueva hermana,
porque yo no puedo
vivir sin ser hermano,

———————

La traducción es de Fernando Valverde

4.5/5 (24 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios