Inicio > Libros > Narrativa > Billy Summers, de Stephen King

Billy Summers, de Stephen King

Billy Summers, de Stephen King

Stephen King es el Rey del Terror. Así, con mayúsculas. Es ese hombre que provocó que muchos adolescentes se engancharan a títulos de más de cuatrocientas páginas bajo la promesa de un payaso asesino, un maleficio gitano o una tienda de favores que les hicieran perder unas cuantas horas de sueño. Desde aquellos años ochenta y noventa ha llovido mucho, y King ha movido su pluma hacia la narrativa acercándose a la novela negra en la que lo sobrenatural podía, o no, estar presente. Se ha adaptado a los tiempos, a la edad (propia o de sus lectores) y ha seguido demostrando ser imbatible a la hora de captar lectores de cualquier edad. Y ahora nos ha presentado a Billly Summers, en una novela en la que realiza un juego de espejos de identidades que el lector percibe desde las primeras páginas, y en la que ha dejado de lado a los monstruos sobrenaturales para mostrarnos otros que pasean junto a nosotros por las calles. Porque King nos ha regalado una novela negra con un asesino que solo acepta encargos cuando elimina a gente mala, pero cuya personalidad es pura papiroflexia de personajes reales e inventados entre los que el protagonista esconde su propia naturaleza. La premisa, como suele ser habitual en sus novelas, es sencilla: Summers es un asesino a sueldo que esconde sus inquietudes intelectuales, ya que no le interesa ser conocido o que se fijen en él, y que acepta un último encargo pese a que hay algo que no termina de encajarle. Pero, para realizar ese encargo, Summers se hace pasar por un escritor que encaje en la comunidad de vecinos, con una personalidad amable que se adapta como un guante a una zona que parece haber salido directamente de una teleserie de los setenta. En ese punto acompañamos a Summers entre los vecinos y también en la zona de trabajo, vemos sus dudas, sus observaciones y también el interés que tiene en esconderse de unos y otros mientras empieza a valorar la posibilidad de escribir. Y si escribe, ¿por qué no usar esas letras en dejar salir su personalidad, siempre oculta?

Nace la historia contada desde la perspectiva del asesino, una deuda pendiente del autor, aficionado a contar las historias de pobres hombres de mediana edad, desde que nos regalara su versión del caso JFK en el 63 en un claro guiño a una época en la que los vecinos se saludan en el porche tomando unas cervezas. Incluso la infancia de Summers parece anclada en un pasado no tan lejano, como una burbuja temporal que nos lleva a una realidad en la que el único monstruo que parece tener claro el autor es “el loco” de la Casa Blanca.

King maneja los tiempos, da muestras de un talento narrativo que explora cada vez con más entusiasmo alejándose del terror y que también hemos visto que empieza a intercalar en sus novelas de género. Aún así, King es King y sus lectores habituales encuentran guiños a su obra y todos, los habituales y los novatos, descubren que nunca hay que fiarse de un camino tranquilo y es que, superada la primera mitad, las reglas del juego cambian y el ritmo se acelera para dar lugar a una novela totalmente diferente gracias a la inclusión de un personaje que, lejos de hacer sombra a nuestro gran protagonista, le dota de una arista principal sobre la que articularse.

—————————————

Autor: Stephen King. Título: Billy Summers. Editorial: Plaza y Janés. Venta: Todos tus librosAmazonFnac y Casa del Libro.

5/5 (10 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios