Inicio > Blogs > Ruritania > Britney Spears, princesa del pop… ¿Reina del proletariado?

Britney Spears, princesa del pop… ¿Reina del proletariado?

Britney Spears, princesa del pop… ¿Reina del proletariado?

El pasado 23 de marzo, en contexto de la crisis mundial por el COVID-19, Britney Spears compartió en su Instagram un mensaje de Mimi Zhu en forma de imagen, con el pie de foto “Communion goes beyond walls” (“La comunión va más allá de los muros / murallas”). Mimi Zhu, la autora del texto, es una activista y escritora de origen chino-australiano que se identifica como queer y que trabaja en torno a los temas del amor propio, la identidad y el trauma.(1) Britney encontró el texto a través de la página de Refinery29 y lo compartió en sus propias redes. El mensaje en cuestión decía lo siguiente:

“During this time of isolation, we need connection now more than ever. Call your loved ones, write virtual love letters. Technologies like virtual communication, streaming and broadcasting are part of our community collaboration. We will learn to kiss and hold each other through the waves of the web. We will feed each other, re-destribute wealth, strike. We will understand our own importance from the places we must stay. Communion moves beyond walls. We can still be together”.

“Durante este tiempo de aislamiento, necesitamos más que nunca estar conectados. Llama a tus seres queridos, escribe cartas de amor virtuales. Tecnologías como la comunicación virtual, la transmisión y emisión de vídeos y audios, serán parte de la colaboración de nuestra comunidad. Aprenderemos a besarnos y a estrecharnos las manos a través de las olas de la web. Nos alimentaremos los unos a los otros, repartiremos nuestros bienes, haremos huelga. Entenderemos nuestra propia importancia desde los lugares en que debemos quedarnos. La comunión se mueve más allá de los muros. Aún podemos seguir juntos”.(2)

Este mensaje, a priori un inocente llamado a la solidaridad en tiempos de cuarentena, atrajo la atención de muchos por ser considerado un llamamiento a la huelga y redistribución de bienes, toda una invitación a la revolución según ideales marxistas. Enseguida la red se llenó de memes y comentarios, llamando a Britney “camarada” y refiriéndose a ella como “reina del proletariado”. En los comentarios de su publicación original, podemos encontrar intervenciones como “Britney said GENERAL STRIKE Queen of proletariat” (“Britney ha dicho HUELGA GENERAL Reina del proletariado»), “Queen of communion and communism” (“Reina de la comunión y del comunismo”) y “Britney wrote the communist manifesto!” (“¡Britney escribió el Manifiesto Comunista!”), entre algunos de los que más likes recogen. Como no podría ser de otra manera, cabe preguntarse hasta qué punto podemos considerar a Britney Spears marxista y en qué medida ella podría estar a favor de la huelga general y repartición de bienes que propuso Mimi Zhu en la publicación que luego Britney compartió en sus redes.

"¿Cómo se ve afectada Britney por las estructuras del sistema capitalista que Marx critica en sus obras? ¿Le convendría a Britney Spears el fin de este sistema? ¿Cómo se expresa esto en sus canciones? Así pues, resumidos los objetivos de este estudio, empecemos"

Para empezar deberíamos definir el marxismo. Es un modelo teórico, explicativo de la realidad, que engloba tanto las doctrinas planteadas por Karl Marx y Friedrich Engels, como toda obra hecha a posteriori ampliando dichas doctrinas o reformulándolas. A día de hoy la mayoría conoce, en mayor o menor medida, la figura de Karl Marx y las claves básicas de su obra, pero aun así resumiremos algunos conceptos. Marx analizó la historia de las sociedades humanas y descubrió que en todos los sistemas económicos había una clase explotadora que se enriquecía a costa de una clase explotada. En el esclavismo los amos explotaban a los esclavos, en el feudalismo los señores explotaban a la plebe y durante el capitalismo los burgueses explotan al proletariado. Marx preveía que la clase trabajadora eventualmente se levantaría, pelearía por su libertad y crearía un nuevo sistema político.(3) A lo largo de este ensayo irán apareciendo conceptos marxistas como la explotación, la alienación o el fetichismo de las mercancías, entre otros. Iremos definiéndolos de forma más detenida, según vayan apareciendo.

Para determinar hasta qué punto Britney está de acuerdo con el marxismo estudiaremos su carrera como cantante y algunas de sus canciones. No tenemos declaraciones en que ella se defina directamente marxista, pero sí sabemos que se ha mostrado interesada por las ideas marxistas. Como carecemos de declaraciones concluyentes, cualquier conclusión que alcancemos no podrá ser definitiva, sino que quedamos a la espera de que la propia Britney Spears se posicione al respecto. Dicho esto, nos enfocaremos especialmente en las cuestiones: ¿Cómo se ve afectada Britney por las estructuras del sistema capitalista que Marx critica en sus obras? ¿Le convendría a Britney Spears el fin de este sistema? ¿Cómo se expresa esto en sus canciones? Así pues, resumidos los objetivos de este estudio, empecemos.

Clase y explotación: ¿Es Britney burguesa o proletaria?

Para empezar, el marxismo se caracteriza por dividir a los seres humanos en clases sociales. Identifica una clase burguesa (o capitalista) y una clase proletaria, que se relacionan entre ellas en términos de explotación y dependencia. La clase proletaria no tiene control sobre los medios de producción ni sobre la distribución de la mercancía, de manera que para obtener un salario y sobrevivir debe vender su fuerza de trabajo a la clase burguesa. En cambio, la clase burguesa es la que sí posee los medios de producción. Esto implica que la clase burguesa tiene poder sobre la proletaria, porque el proletario depende del capitalista para cobrar su salario. Por otro lado, el burgués amasa dinero a través de la explotación: paga al trabajador menos valor del que genera su trabajo y se queda con el resto.(4) Estas relaciones causan en el proletariado lo que llamamos alienación, enajenación o extrañamiento. La enajenación es la situación en que al trabajador le es extraño su propio trabajo. Para Marx el trabajo es la naturaleza del hombre, por lo tanto la enajenación sería una forma de alejamiento de tu propia naturaleza. Distinguiremos entre cuatro formas principales de alienación, aunque hay quienes añaden más formas. La alienación de actividad productiva implica que el proletario no produce objetos que surjan de sus propias ideas o que satisfagan sus propias necesidades y realiza tareas muy especializadas sin percibir la función que desempaña en el proceso total de producción. La alienación de producto implica que al trabajador no le pertenece el producto de su trabajo. La alienación de otros trabajadores implica que el proletario compite contra sus iguales en vez de cooperar con ellos, los trabajadores sienten una profunda sensación de aislamiento. Finalmente la alienación de potencial humano implica que paradójicamente el trabajador, cuando se sienta menos humano, es cuando trabaja. En resumen, la alienación implica que el proletario es apartado de la posibilidad de poder autorrealizarse a través del su trabajo.(5)

"Britney nació en el seno de una familia muy humilde y disfuncional. Cuando era pequeña su madre a menudo sufría violencia de género a manos de su padre, un hombre con una grave adicción al alcohol. Impulsada por su madre, Britney empezó su carrera a los 3 años, siempre con la presión de ser la que sacara a su familia adelante"

Para ver cómo se relaciona Britney con estos conceptos tendríamos que definir su clase. ¿Es burguesa o proletaria? A priori diríamos que Britney es burguesa porque esa es la visión que tenemos de las celebridades. El patrimonio neto de Britney es de treinta y cuatro millones de dólares según Forbes y Britney ha encabezado la lista de celebridades mejor pagadas de esa misma revista en 2002 y 2012.(6) ¿Cómo podríamos identificar a una persona tan rica con la clase proletaria? Desde luego no es de clase baja, sin embargo comparte características con el proletariado: no dispone de los medios de producción y al igual que los proletarios vende su fuerza de trabajo a un burgués que sí dispone de dichos medios. En este caso hablamos de las discográficas, las cuales reciben aún más beneficio por la música de Britney que la propia Britney.(7) Por lo tanto, Britney Spears comparte la característica principal de los proletarios: no estar en poder de los medios de producción. La segunda característica, como ya hemos dicho, es sufrir la explotación del burgués. Las discográficas han recibido a lo largo de su corta historia muchas denuncias por explotar a los artistas haciéndoles firmar contratos abusivos y quedándose con la mayor parte de las ganancias que ellos generan. Hoy en día gracias a los avances de las nuevas tecnologías los artistas pueden autoproducirse y autopromocionarse, pero cuando Britney comenzó en la industria los cantantes dependían totalmente de las discográficas para producir su música y darla a conocer. Muchas discográficas aprovecharon la situación para enriquecerse a costa de la explotación, teniendo toda la propiedad sobre el trabajo del artista. Britney nunca ha denunciado públicamente abusos por parte de ninguna de sus discográficas, sin embargo Christina Aguilera, que ha trabajado con las mismas discográficas que Britney, confesó haber sufrido explotación laboral. Explicó que le hacían trabajar al borde del colapso, la obligaron a cantar con la garganta completamente inflamada y le presionaron con respecto a su peso hasta el punto de derivar en trastornos alimenticios.(8) No sería de extrañar que Britney, aunque no lo haya hecho público, haya vivido situaciones similares. Por los vídeos que nos han llegado de Britney cantando antes de hacerse famosa, sabemos que su voz natural es muy diferente a la voz nasal con que la conocemos. Sabemos, gracias a las declaraciones de muchos profesores de canto, que la voz nasal que Britney pone en sus canciones es muy dañina para las cuerdas vocales y recomiendan no usarla por dicho motivo. La discográfica con la que Britney empezó, Jive Records, pidió a Britney que utilizara siempre la voz nasal para convertirla en su marca personal, a sabiendas de los problemas que eso podría ocasionar a la artista. Actualmente Britney tiene la voz totalmente destrozada y tiene problemas cantando en vivo, en mayor parte debidos a que se le exigiera usar siempre dicho registro.(9) De nuevo, como la artista no ha hecho declaraciones directas sobre su relación con las discográficas, no podemos saber hasta qué punto esto podría describirse como un abuso, o si Britney estaba informada sobre el peligro de usar el registro nasal y estuvo de acuerdo con hacerlo pese a los problemas que podría acarrearle en el futuro.

Independientemente de la explotación que Britney pudo haber sufrido en manos de sus discográficas, muchos fans están de acuerdo con la idea de que desde pequeña sufrió explotación laboral en manos de su propia familia. Britney nació en el seno de una familia muy humilde y disfuncional. Cuando era pequeña su madre a menudo sufría violencia de género a manos de su padre, un hombre con una grave adicción al alcohol.(10) Impulsada por su madre, Britney empezó su carrera a los 3 años, siempre con la presión de ser la que sacara a su familia adelante. Asistía a clases de canto y gimnasia y a los 6 años empezó a competir en certámenes de belleza y se adicionó por primera vez en el Mickey Mouse Club. Su madre hizo todo lo posible porque la admitieran, incluso mentir sobre su edad, sin embargo no la admitirían hasta los 11 años. Se dice que mientras Britney trabajaba en el Mickey Mouse Club, era su madre quien cobraba y gastaba todo su sueldo. Tras la famosa crisis de Britney en 2007, en que se rapó la cabeza, fue declarada mentalmente inestable. Desde entonces, su padre alcohólico y abusivo ha tenido el control total sobre el patrimonio de Britney, ejerciendo una tutela sobre ella como si fuera menor de edad. Desde entonces el movimiento #FreeBritney pretende liberar a la artista defendiendo que ella ya se ha recuperado de su crisis y depresión, está mentalmente estable y debería volver a tener control sobre su riqueza.(11) El año pasado tras unas supuestas declaraciones del hijo de Britney Spears en contra de su abuelo, se especuló sobre que esta tutela podría llegar a su fin, pero tras un juicio el padre de Britney Spears sigue teniendo el control total sobre el patrimonio de su hija. Cabe preguntarse si en caso de que Britney estuviera sufriendo o hubiera sufrido explotación en manos de su propia familia, ella habría sido capaz de luchar contra ello y rebelarse. Que tu explotador sea tu propio padre o madre te pone en una situación complicada: es mucho más fácil revelarse contra un jefe que contra tu familia. Por lo tanto, tras haber visto que Britney no tiene en sus manos los medios de producción, ha sufrido explotación laboral en varias ocasiones a lo largo de su carrera y que, pese a su enorme patrimonio, éste no le pertenece realmente, no sería descabellado definir a Britney como proletaria, a pesar de que no sea una proletaria al uso y tenga muchos más privilegios que el resto.

"En definitiva, Britney no está completamente alienada, sin embargo sí cumple con varias de las características esenciales. Habiendo visto cómo se relaciona Britney con los conceptos de clase, explotación y alienación, veremos de qué forma lo ha expresado ella a través de su arte"

Seguidamente cabría examinar de qué manera se aplica a Britney Spears el concepto de a alienación. Anteriormente hemos diferenciado entre cuatro formas de alienación. Repasémoslas una por una. La alienación de actividad productiva implica que el proletario no produce objetos que surjan de sus propias ideas o que satisfagan sus propias necesidades y realiza tareas muy especializadas sin percibir la función que desempeña en el proceso total de producción. Britney no compone sus propias canciones y aunque en ocasiones se le ha permitido aportar una idea o concepto, normalmente se le imponía qué canciones debía interpretar y de qué manera. Britney ha interpretado más de 200 canciones a lo largo de su carrera, sin embargo apenas participó en la composición de diez. Algunas de las canciones con que obtuvo más fama estaban compuestas pensando en ella y por tanto las temáticas que en ellas se abordaban hablaban en mayor o menor medida sobre los sentimientos de Britney. Ese es el caso de varias de las canciones que próximamente abordaremos. Por otro lado, al ser Britney la pieza fundamental de su producto probablemente sí percibiera cuál era su rol en el proceso de producción. Por lo tanto, aunque a menudo Britney no tuviera decisión sobre qué canciones interpretar, ella no acaba de entrar dentro de la definición de alienación de actividad productiva. Pasando a la siguiente, la alienación de producto implica que al trabajador no le pertenece el producto de su trabajo. Aunque no he podido encontrar datos exactos que lo prueben, es muy probable que la propiedad intelectual sobre las canciones de Britney pertenezca en mayor medida a las discográficas con que firmó en el pasado. En cuanto a la alienación de otros trabajadores, que implica que el proletario compite contra sus iguales en vez de cooperar con ellos y que por tanto los trabajadores sienten una profunda sensación de aislamiento, se ha rumoreado mucho con respecto a la rivalidad que Britney mantiene con Christina Aguilera. Sin embargo, aunque la enemistad entre ambas en algunos puntos fue real, todo empezó como una estrategia de marketing para promocionar la carrera de ambas y en la actualidad las dos han mostrado deseos de reconciliarse.(12) Por otro lado, es bastante probable que Britney tenga esa profunda sensación de aislamiento, algo que parece venir con la propia condición de celebridad.

Finalmente la alienación de potencial humano implica que paradójicamente el trabajador cuando se siente menos humano es trabajando y esto le impide realizarse. Britney ha hablado en diversas ocasiones sobre lo mucho que le gusta cantar y bailar, por lo tanto sí se sentiría humana y realizada haciendo ambas cosas. Sin embargo, en las condiciones en que le han exigido cantar no siempre se ha debido sentir humana y esto es algo que podemos ver en cómo su trabajo le ha provocado varios problemas mentales.(13)

En definitiva, Britney no está completamente alienada, sin embargo sí cumple con varias de las características esenciales. Habiendo visto cómo se relaciona Britney con los conceptos de clase, explotación y alienación, veremos de qué forma lo ha expresado ella a través de su arte.

Para empezar veremos la canción Lucky, publicada en 2000.(14) No es una canción compuesta por Britney, pues como ya hemos mencionado al hablar sobre la alienación de actividad productiva, ella no suele tener voz en el proceso creativo de su propio trabajo, ni capacidad de decisión. Sin embargo, sabemos que intentaban darle a Britney canciones con las que ella se sintiera identificada para facilitar la interpretación. Siendo que esta es una de sus pocas canciones de temática no romántica, habría que tomarla en cuenta. Esta es probablemente la primera ocasión en que Britney expresa de forma pública su insatisfacción con su estilo de vida y trabajo:

“She’s so lucky, she’s a star. But she cry, cry, cries in her lonely heart”

“Tiene tanta suerte, es una estrella. Pero ella llora, llora, llora, en su corazón solitario”.

Habla de soledad y aislamiento, igual que sucede en la alienación de otros trabajadores, como ya hemos visto. No le complacen los bienes materiales, ni las victorias, ni las expectativas que hay sobre ella y vaticina un momento en que las victorias acabarán, lo que le produce un gran sentimiento de incertidumbre:

“And the world is spinning, and she keeps on winning. But tell me what happens when it stops?”

“Y el mundo continúa girando y ella ganando. Pero dime, ¿qué pasará cuando se pare?”.

También habla de su extenuante trabajo que empieza pronto por la mañana:

“Early morning, she wakes up, knock, knock, knock on the door”

“Se levanta pronto por la mañana, con el toc toc toc en su puerta”,

y no termina hasta la noche, cosa que sabemos porque no es hasta ese momento que ella se permite llorar, probablemente porque hasta entonces no le han dejado ni el tiempo ni el espacio:

“Then why do these tears come at night?”

“¿Por qué de noche me vienen estás lagrimas?”.

Por otro lado, en su canción Im a slave 4U, de 2001,(15) vemos de una forma muy clara qué relación tiene la artista con su trabajo. Nuevamente esta canción no fue compuesta por Britney, pero es muy representativa de lo que Britney podría sentir en el momento de su vida en que la interpretó. Lo interesante de esta canción es que Britney nos dice que, por ser una chica joven,

“All you people look at me like I’m a little girl”

“Todos me miráis como a una niña pequeña”,

no toman en cuenta su opinión. Ella no tiene poder para decidir qué quiere hacer y si le prohíben hacer algo es imposible zafarse. No entiende estas prohibiciones, porque tampoco le ofrecen explicaciones:

“Always saying little girl don’t step into the club. Well I’m just tryin’ to find out why ‘cause dancing’s what I love”

“Siempre diciéndome, pequeña niña, no entres al club. Intento entender por qué, si me encanta bailar”.

Y a veces le parece que esas prohibiciones no tienen que ver con su juventud y que cuando crezcan seguirán allí:

“Well did you ever think it’d be ok for me to step into this world”

“Me pregunto si pensábais dejarme alguna vez andar por este mundo”.

Ella decide hacer oídos sordos a estas prohibiciones y salir de fiesta por primera vez, entregándose completamente a un chico en la pista de baile y comparándose a sí misma con una esclava. Aquí Britney podría ser la esclava del chico que conoce en la pista de baile, o la esclava de la música, como muchos argumentan. En cualquier caso es significativo que en la primera relación de subordinación (hacia una o varias figuras de autoridad que podemos suponer que también son explotadoras, véase familia y discográfica) Britney no se describe a sí misma como esclava, sino que es algo que adivina el espectador al ver que es una relación basada en órdenes y prohibiciones donde Britney no tiene ningún poder de decisión. En cambio, en la segunda relación (ya sea con la música o con un chico) Britney sí se declara esclava:

“I’m a slave for you, I won’t deny it, I’m not trying to hide it”

“Soy una esclava para ti, no puedo negarlo, no intento esconderlo”,

aunque aquí ella tenga un control mucho mayor y poder de decisión. Parece como si Britney Spears admitiera que por su amor a la música es una esclava de su trabajo y que disfruta tanto bailando y cantando que esta situación no le importa. En cambio, lo que sí le molesta es que los productores y tutores la obliguen a seguir órdenes sin sentido y no le dejen ningún poder de decisión. Lo que Britney está declarando es que quiere entregarse por completo a la música y a su trabajo, pero emancipada. Quiere que las figuras de autoridad dejen de poner la excusa de su edad y le den poder de decisión sobre su trabajo. Esto tiene que ver con el concepto de la alienación. Cuando al obrero no le pertenece el producto de su trabajo y no puede decidir sobre él, el trabajo es forzado. Pero como Britney expresa en esta canción, no cree que en ningún momento vayan a darle libertad, sino que debe obtenerla ella, revelándose contra las figuras de autoridad. No le concederán la libertad porque de la misma forma en que el amo depende totalmente de su esclavo, necesitan a Britney para seguir ganando dinero.

Fetichismo de las mercancías y de las celebridades

Habiendo visto cómo se relaciona Britney Spears con los conceptos de clase, explotación y alienación, veremos nuevos conceptos marxistas que tienen especial relevancia en la vida de la artista. Estos son la mercancía, su valor y el fetichismo de las mercancías. Para Marx la mercancía es el elemento básico de la economía capitalista y lo define como cualquier producto del trabajo cuya finalidad es ser comercializado. La mercancía tiene dos valores diferentes, el valor de uso y el valor de cambio. El valor de uso viene fijado por la utilidad del producto, la capacidad que tiene para satisfacer una necesidad humana. Por otro lado, el valor de cambio viene determinado por la escasez o abundancia de sus materiales, la cantidad de trabajo y dificultad técnica que supone producirlo y la plusvalía. Como ya hemos mencionado anteriormente, el burgués, para generar ganancias, vende la mercancía a un valor mayor del que se aprecia en el salario de los proletarios que la han fabricado. Es decir, el burgués paga al proletario menos dinero del que realmente genera su trabajo y esta diferencia es la plusvalía.(16) Cuanto mayor es la plusvalía, más beneficio obtiene el burgués, pero para que eso suceda el consumidor debe estar dispuesto a pagarlo. Debido al fetichismo de las mercancías, algunos productos incrementan considerablemente su valor por seguir determinada estética o pertenecer a determinada marca. El fetichismo es cuando se le atribuye a una cosa propiedades místicas que no le son propias; considerar que una cosa es algo distinto a lo que realmente es. En el fetichismo de las mercancías el consumidor olvida que la mercancía es producto del trabajo y por tanto el trabajo se difumina como proporcionador de valor. El propio trabajador que ha realizado el producto, al haber ocupado una función muy especializada dentro de la línea productiva, ve la mercancía final como algo ajeno a sí mismo y superior. El producto se independiza de sus creadores, adquiriendo una realidad externa, independiente y mística, y somete al propio creador.(17) Cuando el producto adquiere estas propiedades místicas el consumidor está dispuesto a pagar por él mucho más de lo que realmente vale. En nuestra sociedad esto ocurre principalmente con marcas que por ser consumidas te proporcionan un estatus especial.

"Como sucede con todas las marcas importantes, la marca Britney Spears tiene imitadores. Su cara se imprime en camisetas, llaveros y cuadernos, a menudo de forma pirata, sin que Britney obtenga ningún beneficio por la explotación de su imagen"

Para ver cómo se relaciona Britney con estos conceptos deberíamos analizar de qué forma consumen las celebridades y por qué es diferente a nuestra forma de consumo. En el momento en que una persona corriente alcanza la fama y se la empieza a considerar como celebridad aparece en revistas donde se comenta su estilo de vida y forma de vestir, haciendo críticas a determinados comportamientos no propios de alguien de su estatus. La celebridad es invitada a galas y eventos y se espera de ella que en cada uno estrene un nuevo vestido (o traje) de un diseñador destacado. Por lo general, la celebridad tiene dinero suficiente para pagar dichos diseños, o el propio diseñador le ofrece llevar el vestido de forma gratuita como forma de publicitar la marca. Además, para que la celebridad pueda integrarse se le exige un consumo similar al de las otras celebridades. Determinadas marcas de coches, alcohol y zapatos marcan su estatus y por tanto debe consumir al menos alguna de ellas. Si bien para los anónimos las marcas también representan un símbolo de estatus, para las celebridades esto es algo mucho más presente en su día a día y deben consumir sí o sí las marcas más caras. Con esto vemos que las celebridades son víctimas del fetichismo incluso más que nosotros. Britney Spears, que normalmente lleva ropa de marcas de lujo, fue criticada el año pasado por haber lucido en la alfombra del estreno en Los Angeles de Once upon a time in Hollywood, un vestido de la marca Nookie, conocida por vender vestidos low cost de entre apenas 100 y 300 dólares.(18)

Sin embargo lo más interesante sobre el fetichismo de las mercancías con relación a las celebridades no son sus hábitos de consumo, sino sus propias marcas. A día de hoy “Britney Spears” se ha usado como marca para unos 28 perfumes(19) y una línea de lencería.(20) Su nombre es usado como reclamo por revistas y eventos porque es una marca que atrae al consumidor. Como sucede con todas las marcas importantes, la marca Britney Spears tiene imitadores. Su cara se imprime en camisetas, llaveros y cuadernos, a menudo de forma pirata, sin que Britney obtenga ningún beneficio por la explotación de su imagen. En su tienda oficial se venden camisetas con su nombre, foto o letras de sus canciones en torno a los 30$,(21) mientras que las imitaciones que encontramos en Aliexpress apenas cuentan 5 o 10$.(22) El fetichismo de las celebridades tiene que ver con el de las marcas, en la medida en que Britney es una marca que todo lo que toca lo convierte en oro, pero la marca es la encarnación de una persona y nada produce tanto fetichismo como ella misma. Mientras el fetichismo hacia una marca solo es una fábrica de dinero, el fetichismo hacia una persona puede derivar en terribles problemas de acoso por parte de paparazzi o fans y como su marca sigue produciendo fetichismo la siguen explotando para sacar más productos y que haga más comerciales. El fetichismo no recae solo en su nombre, sino más bien en su figura. Este fetichismo lo vemos en la obsesión que la prensa rosa tiene con Britney. Cada semana se publican nuevos artículos sobre ella y en el pasado el acoso de los paparazzi fue una de las principales causas de su famosa crisis de 2007. En la red se subastan todo tipo de artículos relacionados con Britney Spears, como chicles que supuestamente ella ha masticado, o un sándwich mordido por ella.(23) La cantidad de dinero que sus fans están dispuestos a pagar por estos productos nos demuestran hasta qué punto Britney despierta la obsesión de todos, siendo víctima del fetichismo. En efecto, podríamos afirmar que Britney es, de alguna manera, un producto al que se le han asociado propiedades místicas. Ahora bien, Britney no es la única celebridad que además de tener una marca es una marca y un producto. Muchos famosos a lo largo de la historia han generado parecida fascinación, sin embargo el fenómeno adquiere dimensiones totalmente nuevas a principios del siglo XX cuando la industria cinematográfica descubrió que explotando la popularidad de sus estrellas podía fidelizar a sus espectadores para que siempre consumieran las películas de un mismo actor o actriz. Esto adquirió más relevancia en la segunda mitad del siglo XX, cuando la televisión convierte a las estrellas en figuras continuamente presentes en las vidas de sus fans. Las comunidades de fans perciben a las estrellas como ídolos, o figuras divinas, rodeándolos de un halo de perfección irreal.(24) De hecho no son pocos los que consideran que en el mundo occidental las celebridades han sustituido a los dioses.(25) Es la divinización de la celebridad lo que hace que se cree un fetichismo en torno a ella.

"A día de hoy Britney se esfuerza diariamente por salirse del halo de perfección que tantos proyectaron sobre ella por tanto tiempo, buscando la polémica y diciendo de forma directa en sus redes que busca aceptarse tal y como es. Ahora bien, a Britney le interesa mucho el fetichismo de las mercancías y, aunque no lo haya planteado nunca aplicado a sí misma, sí ha descrito en sus canciones la dinámica de desear siempre más que los individuos en el sistema capitalista tienden a adoptar"

En la época de Marx no existían ídolos de masas como los de ahora y quizá por eso él no planteó un fetichismo de las mercancías aplicado a una persona en vez de a un producto, sin embargo en nuestra época este concepto sí tendría relevancia, ya que es algo que vemos continuamente y que se podría estudiar de forma más detenida. Para empezar, cabría preguntarse si el concepto mercancía es aplicable a personas. A lo largo de nuestra historia las personas han sido convertidas en esclavas y consideradas como mercancía, de forma sistemática en muchas civilizaciones. A día de hoy el esclavismo sigue siendo un problema real, aunque no tan visible como en otras épocas. Por lo tanto estamos familiarizados con la asociación entre ser humano y mercancía. Sin embargo, la celebridad no es una esclava en el sentido tradicional y sería muy desafortunado comparar la situación de una celebridad a la de un esclavo al uso. Aun así, en ciertos sentidos encontramos similitudes; por ejemplo, en que la celebridad es privada de su libertad y privacidad al tener que responder siempre a las expectativas de un público exigente. Para definir rápidamente este nuevo tipo de fetichismo, podríamos decir que si bien el fetichismo de la mercancía aparece cuando olvidamos que el producto es fruto del trabajo humano y se considera superior al propio creador, el fetichismo de las celebridades aparece cuando olvidamos que la celebridad es una persona normal y creemos que ha adquirido la fama no por suerte o esfuerzo, sino por poseer unas características que la hacen única, perfecta e irremplazable. Rodear a la celebridad de estas ideas puede suponerle una gran presión, probablemente porque ella reconoce su humanidad y tiene miedo de que si otros descubren esa faceta dejen de admirarla. Cuando Britney sucumbió a esta presión se enfrentó a los paparazzi y se rapó el pelo en un intento de demostrar que no era perfecta, que era humana como todos nosotros y que estaba harta de aparentar dicha perfección. Tras esta crisis, que fue considerada un brote psicótico, las revistas la criticaron duramente, sin embargo muchos de sus fans lo tomaron como un símbolo de lo roto que estaba el sistema y corrieron a darle su apoyo. A día de hoy Britney se esfuerza diariamente por salirse del halo de perfección que tantos proyectaron sobre ella por tanto tiempo, buscando la polémica y diciendo de forma directa en sus redes que busca aceptarse tal y como es. Ahora bien, a Britney le interesa mucho el fetichismo de las mercancías y, aunque no lo haya planteado nunca aplicado a sí misma, sí ha descrito en sus canciones la dinámica de desear siempre más que los individuos en el sistema capitalista tienden a adoptar. Para empezar veremos su canción de 2007 Gimme More.(26) La interpretación oficial de esta canción, que se extendió más en el año de lanzamiento, fue que el tema principal de la letra era la obsesión de los fans y de los medios por la vida privada de la artista, siempre queriendo más. Esta interpretación es interesante porque es esa obsesión la que lleva a muchos artistas a la depresión, o a mantener una relación tóxica con su trabajo. Esta interpretación la vemos reflejada en la letra y parece la más obvia. Sin embargo, en 2013, según fuentes no oficiales, Britney afirmó que Gimme More (Dame más), frase que da titulo a la canción y que se repite a lo largo de toda la letra, hace referencia al poder seductor del capital. En cuanto tenemos dinero en nuestras manos nos damos cuenta de que queremos más. Pensamos que una cantidad dada nos mantendrá satisfecho, pero eso nunca llega. Siempre necesitamos más. Es el poder seductor del capital el que mantiene a la burguesía explotando al proletariado, amasando más y más fortuna pero sin tener nunca suficiente.

Por otro lado, veremos su canción Work Bitch de 2013.(27) Esta canción es, de todas las que hemos analizado, la más representativa, por un lado porque la escribió la propia Britney Spears, y por lo tanto podemos asegurar sin temor a dudas que la letra fue idea suya, y, por otro lado, porque hace referencia a ideas de Marx de una forma mucho más directa. En esta canción Britney toma el rol de una burguesa que explota a sus empleados, a los cuales trata de forma autoritaria y denigrante:

“You better work bitch, you better work bitch. Now get to work bitch!”, “Pick up what I’m putting down”.

“Será mejor que trabajes, perra, será mejor que trabajes, perra. ¡Ponte a trabajar ahora, perra! Recoge lo que yo tiro.

En el videoclip usa estética BDSM, como látigos y mordazas para mostrar su poder y se muestra a sí misma azotando con un látigo a otra chica, que representaría a una trabajadora explotada por el sistema, en una alusión al látigo como instrumento de explotación durante los sistemas esclavistas. Cuando se le oye llegar, vemos el poder que tiene y el miedo que provoca:

“Watch out now, cause here it comes”

“Ten cuidado porque aquí llega”.

La burguesa les dice a sus trabajadores explotados que pueden llamar a la policía y que de hecho tienen motivos para hacerlo, pero da a entender que no les va a servir de nada. Estos empleados no podrían revelarse contra ella, ni aunque quisieran, porque su influencia es suficiente como para que policías y políticos la apoyen:

“Go call the police, go call the governor. I bring the trouble, that mean’s the trouble’s on. I make the governor, call me the governor”

“Ve y llama a la policía, llama al gobernador. Yo traigo los problemas, eso significa que los problemas han llegado. Yo hago que el gobernador me llame a mí gobernador”.

Pero al mismo tiempo muestra de forma muy clara que los empleados no quieren rebelarse contra ella sino que quieren parecerse a ella. El proletariado representado en esta canción se ha creído el sueño americano y aceptará una situación de explotación porque creen que trabajando duro algún día podrán invertir los roles. Britney les da esperanzas a los proletarios, a sabiendas de que es muy poco probable que consigan ese sueño:

“They gonna try to try you, but they can’t deny you”, “Now they don’t believe you, but they gonna need you”

“Intentarán probarte, pero no podrán rechazarte”, “Ahora no te creen, pero van a necesitarte”.

Y usa esas esperanzas a modo de coacción para que trabajen por encima de sus posibilidades, sin ni siquiera derecho a descanso:

“No time to quit now, just time to get it now”, “Don’t stop now, just be the champion”

“No hay tiempo para descansar, solo para terminarlo”, “No pares ahora, sé el mejor”.

Sin embargo, lo más interesante es la referencia que hace Britney al fetichismo de las mercancías, ya que la principal motivación que ofrece a sus trabajadores para que sigan trabajando sin descanso es la idea lejana de que algún día podrán permitirse el consumo de marcas que ahora no son accesibles para ellos y que son representativas de un estatus social. Se presenta a sí misma, en su papel de burguesa explotadora, como consumidora de esas marcas para ganarse el respeto y admiración de sus trabajadores. Dice, si quieres ser cómo yo y consumir las marcas que yo consumo, trabaja duro, por encima de tus posibilidades y haz todo lo que yo te diga:

“You want a Maserati? You better work bitch”

“¿Quieres un Maserati? Será mejor que trabajes, perra”.

Las marcas que utiliza para este objetivo son Bugatti, Maserati y Lamborghini, siendo las tres conocidas marcas de coches de lujo. Da a entender, de forma implícita, que ella también tuvo que trabajar así de duro para llegar donde está, lo cual es algo irónico, ya que se trata de algo muy repetido por muchos millonarios para defender el derecho a sus fortunas, cuando la mayoría de ellos son herederos, o partían de una situación de por sí muy privilegiada. Britney es consciente de esta ironía y es consciente de que, en el contexto del sueño americano, muchos creen en la idea del hombre, en este caso mujer, millonaria, hecha a sí misma desde cero, gracias al duro trabajo. Ella misma es un ejemplo del sueño americano, pero Britney, conociendo la realidad detrás de ese sueño, se ríe de él y lo parodia en su canción Piece of me, de 2007.(28) Empieza declarando haber cumplido desde hace tiempo con el sueño americano

“I’m Miss American Dream since I was seventeen”

“Soy la señorita Sueño Americano desde que tenía diecisiete”.

En esta canción habla de forma directa sobre la obsesión que los medios tienen con ella, siempre buscando nuevos dramas para añadir a las revistas:

“I’m Mrs. Lifestyles of the rich and famous. I’m Mrs. Oh my God that Britney’s shameless! I’m Mrs. Extra! Extra! This just in. I’m Mrs. She’s too big now she’s too thin”.

Soy la señorita “El estilo de vida de los ricos y famosos”. Soy la señorita “¡Oh dios mío, esa Britney sin vergüenza!” Soy la señorita “¡Extra, extra, noticia nueva!” Soy la señorita “Está demasiado gorda, está demasiado delgada”.

Se describe a sí misma de forma polémica, contrastando su rol como madre y los escándalos de los que los paparazzi intentan hacerse eco

“I Guess I can’t see no harm in working and being a mama”, “I’m Mrs. ‘Most likely to get on TV for strippin’ on the streets”.

“Supongo que no veo nada malo en trabajar y ser madre”, “Soy la señorita. Más probable que acabe en la tele por desnudarse en la calle”.

Pero lo más importante es que dice que todos quieren un pedazo suyo, comparándose con un objeto que la gente desea poseer:

“You want a piece of me”.

“Quieres un pedazo mío”.

Britney Spears se compara, quizá sin saberlo, con una mercancía objeto de fetichismo, anticipándose a las conclusiones que aquí estamos alcanzando.

La importancia de que Britney sea marxista

Hemos analizado la vida y obra de Britney Spears con relación a los conceptos marxistas más básicos. Hemos visto la problemática que presenta clasificar a Britney según el sistema de clases presentado por Marx y cómo, en el fetichismo de las mercancías, Britney, más que consumidora es un producto. Sin embargo no hemos dado respuesta a la principal pregunta que nos atañe: ¿Es Britney marxista? El único argumento que apoyaría la hipótesis de que Britney sigue ideas marxistas es la publicación de Instagram que mencionamos en la introducción. Recordemos que esta publicación que llamaba a la huelga y a la redistribución de bienes recogía el texto de la activista Mimi Zhu y no un texto original de Britney. El texto hablaba principalmente del compañerismo entre ciudadanos durante la cuarentena causada por el COVID-19 y pudo ser este aspecto del texto el que interesó a Britney para compartirlo. De hecho en el pie de foto Britney hablaba de comunión entre fronteras, algo que está más relacionado con el compañerismo en tiempos de crisis que con la repartición de bienes. El pie de foto iba acompañado de tres rosas rojas, el símbolo internacional de la socialdemocracia, una ideología política que adapta las tesis marxistas a un modelo de democracia capitalista.(29) Sin embargo no podemos asegurar que Britney haya usado las rosas rojas como símbolo de su ideología política, pues bien podría haberlas usada por su carácter estético. Sí podemos asegurar que Britney se ha interesado por el marxismo porque, como hemos visto en su canción Work Bitch, emplea conceptos marxistas. Sin embargo, que le interese el marxismo no implica que ella sea marxista. Pero aunque no podamos demostrar que Britney lo sea, sí sabemos algo con certeza: no está conforme con el sistema actual. De sobra hemos visto cómo desde pequeña, Britney ha sido una víctima del sistema capitalista, explotada como trabajadora y producto, sin poder de decisión sobre su trabajo, obra y patrimonio. El capitalismo es el principal culpable de los problemas mentales que ha sufrido Britney a lo largo de su carrera y Britney Spears ha demostrado a través de sus canciones su desacuerdo con el sistema y con la posición que a ella le ha tocado ocupar en él.

"Ahora bien, hablamos de revolución ante el sistema capitalista, ¿y qué viene después? Marx proponía la construcción de un sistema sin clase, llamado comunismo. En este sistema los medios de producción no pertenecerían a los burgueses, sino a todo el pueblo y por tanto se evitaría la explotación"

Ahora bien, ¿qué importancia puede tener que Britney sea marxista? Podríamos responder que todo este ensayo surge del fetichismo de la celebridad, que lo que Britney haga o deje de hacer solo tiene importancia en la medida en que hemos divinizado a Britney y no la vemos como un simple ser humano, sino como alguien especial y único. Sin embargo, precisamente porque hemos divinizado a Britney, sus opiniones políticas y especialmente cuando las hace públicas, toman una especial relevancia. Ella, como celebridad, tiene un gran poder de comunicación y de convicción. solo por el hecho de ser famosa su opinión se vuelve mucho más relevante que la de una persona normal porque su opinión, a diferencia de las nuestras, es capaz de cambiar cosas. Por otro lado, esta opinión toma relevancia no solo por ser la de un famoso, sino por pertenecer a alguien que reúne las siguientes características: ha sufrido la explotación a lo largo de toda su carrera, ha amasado una gran fortuna, ha adoptado hábitos de consumo burgueses y ha reconocido que ninguna de las dos cosas anteriores le ha hecho feliz. ¿Qué significa esto? El hecho de que haya sufrido explotación le da autoridad para denunciar este problema de forma directa. El hecho de que, habiendo amasado una gran fortuna, esté dispuesta a renunciar a todos sus privilegios económicos puede inspirar a otros a hacer lo mismo. Que haya descubierto que los hábitos de consumo burgueses no le han hecho feliz demuestra que las promesas del capitalismo son vacías y falsas. Por último si bien una celebridad puede llegar a vivir totalmente aislada de la sociedad y ciega ante los problemas de ésta, si la celebridad logra abrir los ojos tendrá en sus manos muchos más medios que un proletario común para informarse y comenzar la revolución.

Ahora bien, hablamos de revolución ante el sistema capitalista, ¿y qué viene después? Marx proponía la construcción de un sistema sin clase, llamado comunismo. En este sistema los medios de producción no pertenecerían a los burgueses, sino a todo el pueblo y por tanto se evitaría la explotación. Sin embargo, Marx reconoció que para llegar a este sistema habría que pasar antes por la dictadura del proletariado, una época en que un estado compuesto por proletarios controlaría los medios de producción. Finalmente tendrían de desaparecer por completo las clases sociales y el Estado ya no sería necesario.(30) Todas las aplicaciones prácticas del comunismo que hemos conocido han resultado en fracaso, pues se han convertido en naciones totalitarias incapaces de derribar las clases sociales y mucho menos el Estado. Hoy en día, debido a estos fracasos, el comunismo es considerado por muchos como una utopía inalcanzable. En cambio, quizá Britney Spears prefiera la socialdemocracia, como señalaban las tres rosas; un modelo social mucho más amable y alcanzable. La socialdemocracia es real en muchos países, en los cuales hay partidos con estas ideas que pueden ganar las elecciones en determinadas candidaturas. Por lo general, los partidos con esta ideología tratan de implantar un estado de bienestar basado en proveer de servicios públicos como sanidad, transporte y educación, gratuita para todos los ciudadanos. Estos servicios se pagan mediante impuestos progresivos, es decir, aquellos que tienen una mayor renta y patrimonio deben pagar más impuestos que los que se encuentran en situaciones desfavorecidas. Este sistema también ofrece ayudas a los ciudadanos de clase baja, para ayudarles a salir de dicha situación. Aunque no puede eliminar por completo las clases sociales, sí contribuye a la movilidad entre clases. Por lo general la socialdemocracia busca reducir la desigualdad y reforzar los derechos de los trabajadores para evitar la explotación.(31) La cultura estadounidense, tradicionalmente antisocialista, individualista y competitiva, y el sistema político bipartidista, hacen muy difícil la implantación de este sistema en Estados Unidos. La idea de educación superior accesible o sanidad gratuita es impensable en dicho país, donde prácticamente todo el dinero público de destina a la defensa. Sin embargo, la acción de Britney Spears y otras celebridades podrían traer al debate público y posteriormente al político, ideas socialdemócratas que pudieran ser adoptadas de forma progresiva por el partido demócrata, o por un nuevo partido que gracias a las celebridades pudiera adquirir fama y poder.

Veamos cómo lo expresa Britney en su canción de 2008 Circus.(32) Lo relevante de esta canción es que plantée una división entre dos tipos de personas, los que entretienen y observan:

“There’s only two types of people in the world. The ones that entertain, and the ones that observe”

“Solo hay dos tipos de personas en el mundo. Los que entretienen y los que observan”.

No hace referencia al concepto de clase, ni al proletariado, ni a la burguesía, pero hay una relación entre ambos que ahora veremos. No parece que el compositor de esta canción tuviera en mente conceptos marxistas cuando la escribió. Sin embargo su análisis en dichos términos es muy interesante. Para empezar cabría preguntarse si existe una equivalencia entre las clases sociales propuestas por Marx y los grupos que expone Britney. Por un lado podríamos considerar que el grupo de los observadores equivale al proletariado, por ser el más numeroso y menos visible. Sin embargo la idea de que los observadores suponen un grupo más numeroso es algo que asumimos, pero en la canción no queda tan claro, ya que se anima a todos los observadores a que no queden quietos y sigan a Britney y pasen a formar parte del grupo del entretenimiento:

“Don’t stand there watching me, follow me. Show me what you can do”

“No te quedes quieto esperando, sígueme. Enséñame lo que puedes hacer”.

Por otro lado, como la canción se construye en torno a la imagen de un circo, los que entretienen no son de clase alta, en cambio quizá los consumidores sí lo sean. Los que entretienen son pagados por ello, es su trabajo. ¿Y quién puede pagarse el entretenimiento? La burguesía. No parece que todos los observadores sean burgueses, pero sí es probable que la mayoría de los burgueses sean observadores. Lo que sí está claro es que para Britney pertenecer al grupo de los que entretienen es un orgullo, porque de alguna manera ese grupo tiene el poder. Se trata de un poder de influencia, los que entretienen son escuchados, de alguna manera son líderes:

“I’m like the ringleader. I call the shots”

“Soy como una líder. Doy la orden para que disparen”.

De alguna manera tienen la capacidad para cambiar el mundo. Este ha sido un rol a menudo asociado con los artistas, pero con las celebridades toma un nivel mucho mayor. Britney conoce este poder y quizá decida usarlo para traer nuevas ideas políticas al panorama estadounidense. Y si eso ocurre, nos pide que no nos quedemos mirándola, sino que la acompañemos.

—————————————

1 Kim, M. (Marzo 2020). Meet the Queer Writer Behind the “Comrade” Britney Spears Instagram Post. Obtenido en abril 2020 de them. Sitio web: https://www.them.us/story/mimi-zhu-socialist-britney-spears-instagram-post

2 Spears, B. [@britneyspears] (23 de marzo 2020). Communion goes beyond walls. Obtenido en abril 2020 de Instagram. Sitio web: https://www.instagram.com/p/B-FppKxAFxm/?utm_source=ig_embed

3 Estela, M. (2020, Febrero). Concepto de marxismo. Abril 2020, de concepto.de Sitio web: https://concepto.de/marxismo/

4 Anónimo. (Desconocido). Burgueses y proletarios. Obtenido en Abril 2020 de Universidad Complutense de Madrid Sitio web: https://webs.ucm.es/info/bas/utopia/html/todom202.htm

5 Gilbert, J. (1997). En Introducción a la Sociología (pp. 116-117). Santiago de Chile: LOM Ediciones.

6 Redacción de Forbes. (2017). Britney Spears. Obtenido en Abril 2020 de Forbes Sitio web: https://www.forbes.com/profile/britney-spears/#b9e358b5cf28

7 Alba, R. (Agosto 2018). La música de hoy: discográficas ricas y artistas pobres. Obtenido en Abril 2020 de Alnavío Sitio web: https://alnavio.com/noticia/14637/firmas/la-musica-de-hoy:-discograficas-ricas-y-artistas-pobres.html

8 Escobar, E. (Septiembre 2019). Christina Aguilera, una carrera al éxito llena de altibajos. Obtenido en Abril 2020 de El Universal Sitio web: https://www.eluniversal.com.mx/espectaculos/musica/christina-aguilera-una-carrera-al-exito-llena-de-altibajos

9 Renée, M. (Octubre 2016). The Curious Case of Britney Spears’ “Baby Voice”. Obtenido en Abril 2020 de miarenee.blog Sitio web: https://miarenee.blog/2016/10/11/the-curious-case-of-britney-spears-baby-voice/

10 Hernández, K. (Septiembre 2019). 5 situaciones terribles que han marcado la vida de Britney Spears. Obtenido en Abril 2020 de Nueva Mujer Sitio web: https://www.nuevamujer.com/espectaculos/2019/09/18/situaciones-britney-spears-vida.html

11 Newberry, L. (Septiembre 2019). #FreeBritney: Hace años que Britney Spears no controla su propia vida; los fans insisten en que es hora de liberarla. Obtenido en Abril 2020 de Los Angeles Times Sitio web: https://www.latimes.com/espanol/california/articulo/2019-09-19/freebritney-hace-anos-que-britney-spears-no-controla-su-propia- vida-los-fans-insisten-en-que-es-hora-de-liberarla

12 Sanguino, J. (Febrero 2020). Britney Spears y Christina Aguilera: la rivalidad que nunca existió. Obtenido en Abril 2020 de Vanity Fair Sitio web: https://www.revistavanityfair.es/cultura/entretenimiento/articulos/britney-spears-christina-aguilera- rivales/43549

13 Fernández, J. (Abril 2019). Britney Spears, irreconocible durante una salida del centro psiquiátrico. Obtenido en Abril 2020 de El País Sitio web: https://elpais.com/elpais/2019/04/23/gente/1556030089_145245.html

14 Spears, B. [Britney Spears] (Octubre 2009) Lucky (Official Video). Obtenido en abril 2020 de YouTube Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=4vvBAONkYwI

15 Spears, B. [Britney Spears] (2009) I’m A Slave 4U (Official Video). Obtenido en abril 2020 de YouTube Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=Mzybwwf2HoQ

16 Anónimo. (Mayo 2013). La diferencia entre valor y plusvalor según Karl Marx. Obtenido en abril 2020 de tinsa Sitio web: https://www.tinsa.es/blog/valor/la-diferencia-entre-valor-y-plusvalor-segun-karl-marx/

17 Hayes, MA. (Febrero 2018). ¿Qué es el fetichismo para Marx? Obtenido en abril 2020 de rebelion.org Sitio web: https://rebelion.org/que-es-el-fetichismo-para-marx/

18 Redacción La Nación. (Julio 2019). Britney Spears desfiló con un vestido «barato» y un supuesto anillo de compromiso: ¿se casa? Obtenido en abril 2020 de La Nación Sitio web: https://www.lanacion.com.ar/espectaculos/personajes/britney-spears-desfilo-vestido- barato-supuesto-anillo-nid2270443

19 Anónimo. (Desconocido). Britney Spears perfumes y colonias. Obtenido en abril 2020 de Fragantica Sitio web: https://www.fragrantica.es/disenador/Britney-Spears.html

20 Redacción El Periódico. (Agosto 2014). Britney Spears crea una colección de lencería y pijamas. Obtenido en abril 2020 de El Periódico Sitio web: https://www.elperiodico.com/es/mas-belleza/20140804/britney-spears-lanza-coleccion-lenceria-pijamas- 3430329

21 Britney Spears Official Store. Sitio web: https://store.britneyspears.com/collections/all-1

22 AliExpress. Sitio web: https://es.aliexpress.com/wholesale?catId=0&initiative_id=AS_20200420024706&SearchText=britney+spears+t+shirt

23 Redacción La Vanguardia. (Agosto 2006). La salchicha (mordida) de cien dólares, sólo en eBay. Incluye sándwich. Obtenido en Abril 2020 de La Vanguardia Sitio web: https://www.lavanguardia.com/internet/20060831/51281474486/la-salchicha-mordida-de- cien-dolares-solo-en-ebay-incluye-sandwich.html

24 Busquet, J. (Desconocido). El fenómeno de los fans e ídolos mediáticos: evolución conceptual y génesis histórica. Obtenido en Abril 2020 de Injuve Sitio web: http://www.injuve.es/sites/default/files/Revista96_1.pdf

25 Cué, E. (Febrero 2017). Marc Quinn: «Las modelos y las celebridades han sustituido a los dioses en el mundo occidental». Obtenido en Abril 2020 de ABC Sitio web: https://www.abc.es/cultura/arte/abci-marc-quinn-modelos-y-celebridades-sustituido- dioses-mundo-occidental-201702190058_noticia.html

26 Spears, B. [Britney Spears] (Octubre 2009) Gimme More (Official Video). Obtenido en Abril 2020 de YouTube Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=elueA2rofoo

27 Spears, B. [Britney Spears] (Octubre 2013) Work B**ch (Official Video). Obtenido en Abril 2020 de YouTube Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=pt8VYOfr8To

28 Spears, B. [Britney Spears] (2009) Piece Of Me (Official Video). Obtenido en Abril 2020 de YouTube Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=u4FF6MpcsRw

29 Redacción LatinAmerican Post. ( Obtenido en Abril 2020). ¿Por quéé la rosa roja de la FARC?. Obtenido en Abril 2020 de LatinAmerican Post Sitio web: https://latinamericanpost.com/es/16192-por-que-la-rosa-roja-de-la-farc

30 Anónimo (Noviembre 2008). De la dictadura del proletariado al comunismo: fases y etapas. Obtenido en Abril 2020 de Núcleo de Profesionales y Técnicos del Partido Comunista de Madrid Sitio web: http://www.profesionalespcm.org/_php/MuestraArticulo2.php?id=11328

31 Coll, F. (Desconocido). Socialdemocracia. Obtenido en Abril 2020 de Economipedia Sitio web: https://economipedia.com/definiciones/socialdemocracia.html

32 Spears, B. [Britney Spears] (2009) Circus (Official Video). Obtenido en Abril 2020 de YouTube Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=lVhJ_A8XUgc

5/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)