Inicio > Blogs > Ruritania > En busca del patriarcado – Capítulo 3 “El libro negro de la nueva izquierda”

En busca del patriarcado – Capítulo 3 “El libro negro de la nueva izquierda”

En busca del patriarcado – Capítulo 3 “El libro negro de la nueva izquierda”

Soy una conspiranoica. Sí, como oye y ni se burle que me lo dijo ayer una amiga porque ya no creo en nadie y como además soy insegura le creí: – Qué paja mental te hiciste –, me espetó la muy feminista en la cara e imagínese ¡a una mujer de su hogar como yo decirle semejante cosa! Rápidamente me hice la tonta y cambié de tema porque ¡¡SEGURAMENTE ESTÁ MANIPULADA POR LAS ÉLITES DEL PODER!! ¡Los medios de comunicación son de las élites del poder! Los políticos son de las élites del poder; Evo Morales, Lula Da Silva, Marx, Engels, Lenin, Stalin, Chávez, Mao, Castro, los soldados de Castro, los verduleros de Castro, los paseadores de perros, los talibanes, los musulmanes, los perdularios, los productores de Hollywood, los de izquierda, los de derecha, los Wachiturros, Gandhi, Hitler, Belén Esteban, el tamiflú y la mar en coche son serviles a las élites del poder! (A Julio Iglesias no sé por qué me dio cosa delatarlo). ¿Y de dónde saqué yo semejante barbaridad? Pues de El libro negro de la nueva izquierda, señora, Ideología de género o subversión cultural. Allí Agustín Laje y Nicolás Márquez aseguran, según lo que (mal) interpreté, que el feminismo, entre otros movimientos, es manipulado por las élites intelectuales de la cúpula.

"La izquierda tuvo una crisis fulminante que arranca en la década del 60 y llega a su punto más alto con la implosión de la URSS."

Y la verdad es que tengo los cojones al plato porque estaba yo de lo más tranquila tras el capítulo 2, El reino de las mujeres, y creía que había encontrado mi norte: el cambio está en nosotras, la mujer cambia de actitud ¡y santo remedio! Pero (puta palabra)… como dice Escohotado lo complicado no es una simple suma de simples, una sociedad humana es una hipercomplejidad y es ridículo creer que existe una receta, una cura, una solución al entuerto… sobre todo cuando todavía no está claro cuál es el entuerto. ¿Que la culpa es de los machistas que no quieren perder el poder sobre las mujeres? Si así de simple fuera un hombre golpeador se comportaría de igual manera con todas pero no, mi experiencia me dice que un mismo hombre puede ser respetuoso y protector con una mujer y mostrar su peor cara con la otra. Cuando tan difícil era que una mujer accediera a la educación había otras que mandaban, otras que se recibían, otras que votaban. En Argentina la primera y única en su época fue Julieta Lanteri, lo hizo el 26 de noviembre de 1911 en el atrio de la Parroquia San Juan Evangelista de La Boca tras advertir que nada se lo impedía ¿Por qué una sí y otras no? Yo creo que eso es actitud pero no quiero darme la razón a mí misma porque es la contradicción la que nos hace avanzar en la vida así que vamos a por ella ya mismo: Idiotas útiles. Eso opinan Nicolás Márquez y Agustín Laje sobre las mujeres del movimiento feminista. Aseguran que la ideología de género es una de las tantas banderas de las que se apropió la nueva izquierda para lograr la revolución cultural de la mano del rebaño de ignorantes emocionales. La izquierda tuvo una crisis fulminante que arranca en la década del 60 y llega a su punto más alto con la implosión de la URSS, cuentan los autores, y allí es que Fukuyama deja entrever la mentalidad de la época en su libro El fin de la historia. ¡La izquierda se acabó!, piensan todos descorchando la champaña… Pero fue gritar victoria antes de gloria porque, como se describe en el libro, la izquierda renace de las cenizas.

Tras la caída de la URSS en 1990 Lula Da Silva y Fidel Castro fundan el Foro de San Pablo. Según los autores es allí en donde empieza a cocinarse la reinvención del movimiento izquierdista. En el 91 se realiza el primer encuentro en la ciudad de México y mire usted, en el año 92 se lleva adelante en Bolivia la primera marcha indigenista, en Venezuela Chávez intenta su primer golpe, en Rio se lleva a cabo la primera internacional de ecología popular y en Argentina la primera marcha del orgullo gay. Esto es la nueva izquierda, afirma Laje, apoyar esta clase de conflictos o, mejor dicho,  inventar conflictos en donde no los hay. Porque claro, sería imposible hacer la revolución en un país que funciona bien.

El problema es que la clase obrera ya no responde a los intereses del socialismo. El obrero del siglo XX tiene mucho más para perder que sus cadenas, tiene su ipod, su ipad, su iphone, su ducha con agua caliente, su internet, su bulldog francés… Digamos que está más interesado en cambiar el auto que en cambiar el mundo, dice Laje, así que la máxima de Marx ya no va más. Por esto es que la revolución izquierdista busca nueva clientela: ambientalistas, indigenistas, feministas, ecologistas… Abandona la revolución “a lo Che Guevara” para dar paso a la revolución cultural y a través de intelectuales con presencia en los medios, en las escuelas, en las librerías, demoniza un enemigo común (capitalismo y patriarcado), hegemoniza a estos pequeños grupos marginales para  utilizarlos en propio beneficio. Aclaran los autores que el origen de esta estrategia fue la izquierda pero luego se hizo transversal a todos los partidos políticos. ¿O usted votaría a alguien que no apoye la ecología? ¿Y que apoye la violencia de género?

"Este libro es un trabajo de base antropológica cuyo interés final estriba en mostrar que la familia monogámica es apenas un tipo de familia que nace como reflejo de la aparición y el desarrollo de la propiedad privada."

El dato de color es que ya en el año 1884 Engels en “El origen de la familia, la propiedad privada y el estado” dejó entrever este tipo de zurdas estrategias equiparando la lucha de clases a la lucha de sexos. Alegaba que la mujer es el proletariado y el hombre la burguesía. Este libro es un “trabajo de base antropológica» cuyo interés final estriba en mostrar que la familia monogámica es apenas un tipo de familia que nace como reflejo de la aparición y el desarrollo de la propiedad privada… Y es la aparición de la propiedad privada la que derroca al paraíso comunista matriarcal y nos trae el régimen de dominación masculina”. “La operación hegemónica no puede ser más clara: lucha de sexos y luchas de clases tienen un mismo origen y deben en consecuencia unirse para acabar con el sistema que reproduce la dominación de las partes subalternas claramente identificadas: mujeres y obreros”. Algo similar hizo Perón al ganar las elecciones tras conceder el voto femenino.

"Ahora aunque usted nazca con vagina puede gustar del color celeste, no querer usar pulseras, sentir deseo de dejarse el bigote y de trabajar cargando bolsas en el puerto."

El libro negro está dividido en dos partes, una firmada por Agustín Laje que desarrolla el feminismo radical y otra por Nicolás Márquez que da cuenta del homosexualismo ideológico. Ambas constituyen la ideología de género. ¿Pero qué es la ideología de género? La manera de destruir la familia y la religión cristiana, a eso apunta la revolución cultural, a destrozar la tradición de un país, las instituciones, los valores, dice Márquez. La ideología de género niega el dato natural de nuestra sexualidad para presentarla como el producto de una cultura, es un conjunto de ideas anticientíficas, afirma Laje. Significa que vagina o pene no se traducen ya en mujer u hombre ¡No! ¡Eso es de la prehistoria, señoras! Ahora aunque usted nazca con vagina puede gustar del color celeste, no querer usar pulseras, sentir deseo de dejarse el bigote y de trabajar cargando bolsas en el puerto. ¡Y que se quede fulanito haciendo los pesados quehaceres de la casa! Así mismo si usted nace con pene puede sentirse mujer u otra infinidad de cosas, y debe ser aceptada como tal, esto en muchos países ya es ley.

La frase quizá más representativa de esta ideología es la de Simone De Beauvoir: no se nace mujer, llega una a serlo. O la de Judith Butler: el sexo siempre fue género. También dice esta última que somos hombres o mujeres por imitación. Y es justamente Judith la que nos sirve de puente porque sus trabajos contribuyeron enormemente a la construcción de lo que hoy se conoce como teoría Queer. ¿Y qué es lo queer? Una mezcla entre gay y rare. Lo queer quiere deconstruir el binarismo sexual, “… es parte de un movimiento que pone en cuestión todo tipo de identidad. De modo que lo queer sería inclasificable dentro de las categorías de “hombre”, “mujer”, “gay”, “lesbiana”. Al contrario: lo queer rechaza de plano que exista algo como un hombre, una mujer, un gay o una lesbiana. De ahí que Preciado afirme que “ser marica no basta para ser ‘queer’: es necesario someter su propia identidad a crítica”.

"Lo que sí dejan en claro Laje y Márquez es que ellos se sienten cómodos con el sistema heteropatriarcal y les molesta sobremanera, se revela en los términos que usan, que quienes se sienten incómodos quieran cambiar las normativas."

Luego desarrollan los autores capítulos sobre la pedofilia, la necrofilia, el aborto, el matrimonio homosexual, porque si vamos a deconstruir deconstruimos todo. “Sin dudas, el agitador urbano del tipo lumpen-progresista (en su versión lesbofeminista o trotsko-varonil) no sólo es un verdadero idiota útil al servicio de los grandes laboratorios abortistas que ganan millones traficando órganos de menores abortados, sino que además trabaja de corista gratis para la Internacional filicida financiada por la Fundación Ford, la Fundación Rockefeller, la Planned Parenthood y la Bill & Melinda Gate”, nos informa Márquez que también desarrolla otros capítulos sobre la manera de manipular el lenguaje, por ejemplo, nos explica cómo estos nefastos sodomitas subvierten términos y palabras para confundir a todo el mundo. También nos informa sobre cuán ignorante es “la fauna ni una menos” que marcha llevando banderas del Che, homofóbico asesino torturador de homosexuales al igual que Fidel Castro… Pero les voy a ceder el honor a usted de tragarse todo ese choclo de datos, datos y más datos que apunta a probar, nada menos, que los que están en lo cierto son los autores (todos de pie).

De más está decir que este es un libro polémico, un material que genera conflictos y grieta. ¿Conflictos como los que las feministas idiotas útiles manipuladas por las élites generan? Lo que sí dejan en claro Laje y Márquez es que ellos se sienten cómodos con el sistema heteropatriarcal y les molesta sobremanera, se revela en los términos que usan, que quienes se sienten incómodos quieran cambiar las normativas. ¿No sería más útil y menos idiota explicar sin denostar? ¿Y por qué están tan seguros los autores de ser una oposición librepensadora? Ya en el gobierno de Wilson los intelectuales pisaron el palito llevando al pueblo estadounidense a querer comerse todo lo que oliera a alemán… ¿Y cómo sé yo que ellos no son parte de la conspiración manipulaseseras? ¡Que tendré cara pero de tonta ni medio pelo! Si ya lo decía Empédocles: toda empresa, divina o humana, se ha realizado siempre y se realiza entre un polo afirmativo y un polo negativo, por eso siempre es necesaria la oposición ¡Por el gran Empédocles! (Salud…)

 

Continuará…

4.5/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)