Inicio > Blogs > #Mibiblioteca > Carolina Domínguez
Carolina Domínguez

Carolina es una persona valiente. Esa es una de las razones por la que decidí retratarla para este blog, junto a su respetado trabajo y su dilatada trayectoria, pese a su juventud. Estoy seguro que será una gran referencia del periodismo en España, tanto como lo ha sido y es en su país de nacimiento, Uruguay.

Charlamos sobre amigos en común, sobre por qué decidió venir a trabajar a España y su trabajo como periodista multidisciplinar.

Es un placer poder retratar a Carolina e invitarla a participar a este pequeño rincón zendiano.

Para saber más sobre Carolina:

Carolina Domínguez, periodista uruguaya, ha trabajado en distintos medios de su país en la última década. Se licenció en Comunicación Social por la Universidad Católica del Uruguay. Condujo el informativo diario de la tarde-noche en Canal 4, así como también trabajó en las noticias de Canal 10 e hizo radio para El Espectador y Universal.

Con 23 años, cubrió el terremoto en Haití de 2010, lugar al que volvió el año siguiente para dar continuidad a su trabajo.

En 2018, se muda a Madrid para profundizar su formación con el Máster de Periodismo de El Mundo, donde después escribe en su revista diaria, Papel.

Y descubre que este oficio no sólo le apasiona en su versión radiofónica y televisiva sino también cuando se escribe. En la actualidad, desarrolla su actividad profesional en La Sexta Noticias, colabora con El Mundo y es la corresponsal de la radio uruguaya Del Sol FM, además de ser una agitadora en sus redes sociales: Instagram y Twitter.

En aprendizaje constante y curiosa por naturaleza, es hija de un español y una argentina. A Carolina le gusta escuchar, estar rodeada de sus amigos, tomarse un vino tinto con ellos y cocinarles. Viajar, conocer lugares y las personas que los habitan. El café es su compañero incondicional de cada día. Una apasionada del cine, el teatro y la música, ¡vaya, las artes en general! Ahora ha decidido cumplir uno de sus tantos sueños: bailar flamenco. Porque entiende que nunca es tarde para atreverse. “Hay respuestas que sólo se encuentran en la acción”, dice. Quién sabe lo que está por llegar…

Nos recomienda este libro a los lectores de Zenda:

La uruguaya, de Pedro Mairal (Libros del Asteroide). Una novela breve, intensa y adictiva. La ha leído del tirón por su historia, la forma en la que está contada y por lo que ha significado para ella. La hizo reír y la emocionó hasta las lágrimas, sin importar si lo leía en el parque del Retiro o en el metro. Seguramente por el recorrido que se narra de las calles de Montevideo, su ciudad. Son 140 páginas de descripción minuciosa en las que hay una combinación de traición, dinero, peligro, sexo y sentido del humor.

Un periodista argentino viaja a la capital uruguaya en busca de dólares para evitar las restricciones cambiarias. El hombre, cuarentón, casado y con un hijo, se reencuentra con una chica que conoció el verano anterior. Un año en el que fueron y vinieron decenas de mails. ¿Quién no ha idealizado a alguien? Eso es lo que sucede en esta novela escrita en primera persona. El poder de la imaginación se contrapone con la realidad.

Un día. Todo transcurre en un día. 24 horas que dejan en evidencia las grietas de los deseos incumplidos del protagonista. El personaje está desbordado de pasión y en crisis por sus sueños truncados. Todo es efímero. Y en pocas horas aflora el instinto natural. Esto retrotrae a Carolina Domínguez al día en el que decidió venir a vivir a la capital española. Ahora o nunca. En 24 horas activó el plan Madrid, sin tener claro cómo seguiría la historia. Había que improvisar. Eso es lo que nos cuenta La uruguaya, que en una jornada todo puede cambiar. Y que por suerte la literatura sirve para recordárnoslo.

5/5 (2 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)