Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Cixí, la emperatriz viuda

Cixí, la emperatriz viuda

Cixí, la emperatriz viuda

El 29 de noviembre de 1835 nació Cixí, la emperatriz viuda, la última mujer que gobernó en China. A la muerte de su marido, el emperador Xianfeng, perteneciente a la dinastía Qing, asumió el poder como regente hasta su fallecimiento, cuando la sucedió Puyi, conocido como el emperador Xuantong, último emperador que tuvo el país asiático.

¿Quién fue la emperatriz Cixí?

"La China de aquel momento era un país con graves problemas internos y unos mandatarios enfrentados"

Aunque comenzó de concubina, Cixí consiguió mantenerse en el trono durante cinco décadas, desde 1861 hasta 1908. El destino de Cixí no preveía que llegase al grado de consorte, pero su ambición y habilidad para las relaciones dentro de palacio, posibilitaron que tuviese un hijo, Tongzhi, con el emperador. Cuando estalló la Segunda Guerra del Opio, el gobernante huyó. Al poco tiempo murió en el exilio, y Cixí comenzó a usar la red de espías que había tejido para hacerse con el control del consejo de regentes junto a la emperatriz viuda Ci’an. La China de aquel momento era un país con graves problemas internos y unos mandatarios enfrentados. Una parte de los gobernantes manchúes estaba en contra de la occidentalización, mientras que otra sección a la que se sumó Cixí, apoyaba la apertura de la nación para conseguir prosperidad a través del comercio.

"Entre los mayores errores de ese periodo estuvo el apoyo a los bóxers en su lucha contra Occidente"

Hasta la mayoría de edad del heredero Tongzhi, Cixí llevó a cabo una serie de importantes reformas que consiguieron impulsar la economía. También supo mantener el orden interno y creó una armada. El nuevo emperador no tenía demasiado afán por gobernar. En 1875 Tongzhi falleció y Cixí pasó otra vez a ser la regente de China, al tener solo tres años el heredero, Guangxu. Hasta que el emperador se hizo con el poder, la emperatriz llevó a cabo una nueva serie de cambios que terminaron de modernizar el país. Guangxu intentó llevar a cabo su Reforma de los Cien Días y fracasó.

Después de diversos enfrentamientos, Cixí consiguió de nuevo el poder. Entre los mayores errores de ese periodo estuvo el apoyo a los bóxers en su lucha contra Occidente. El emperador fue prisionero en su propio palacio hasta su envenenamiento el 14 de noviembre de 1908. La emperatriz consorte murió un día después. La leyenda negra de Cixí no paró de crecer hasta nuestros días. La dinastía Qing desapareció con el último emperador de China, Puyi, el emperador Xuantong.

Otras efemérides históricas del 29 de noviembre

El 29 de noviembre de 1291 Jaime II y Sancho IV firmaron el Tratado de Monteagudo que estableció que los reyes de Castilla y Aragón fuesen «Amigos de sus amigos y enemigos de sus enemigos».

El 29 de noviembre de 1939 comenzó la Guerra de Invierno entre la URSS y Finlandia, tres meses después del estallido de la II Guerra Mundial.

El 29 de noviembre de 1943 Tito fue nombrado mariscal y asumió plenos poderes en Yugoslavia.

El 29 de noviembre de 1984 Yasir Arafat fue elegido presidente del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina  (OLP).

4.4/5 (14 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios