Inicio > Libros > Narrativa > Conflictos familiares

Conflictos familiares

Conflictos familiares

La familia y las relaciones que se establecen entre sus miembros es el tema clave en la literatura de Marcos Giralt Torrente. Está en el epicentro de la narración autobiográfica Tiempo de vida, con la que obtuvo en 2011 el premio Nacional. Es también la base de las novelas que había publicado antes: Los seres felices y París, en las que los personajes indagan en su infancia intentando buscar respuestas al desamparo que les rodea. Y es el hilo conductor de este libro titulado Mudar de piel, que está compuesto por nueve relatos que el autor ha escrito durante los últimos seis años. La familia se convierte en estas obras en un microcosmos en el que se reproducen todos los conflictos que se dan en la sociedad. Y ese es el terreno de exploración en el que se centran estos relatos, que forman un ciclo temático unitario. Sus tramas giran en torno a las relaciones familiares, los desencuentros, las infidelidades, las expectativas nunca dichas, las rupturas matrimoniales, la pérdida, la separación. Y en esa encrucijada se desenvuelve la vida de los hijos, con sus inquietudes, su desconcierto, sus incertidumbres y la imagen que ellos representan del futuro. “Ver a un hijo crecer es contemplar la vida en movimiento”, se dice en el cuento titulado “Abrir ventanas”.

"Cuando explora la psicología de los personajes, su actitud vital y los estados de ánimo, es cuando los relatos de este libro resultan más sugerentes"

De todo eso trata este libro, mediante historias que están contadas en primera persona por quienes son protagonistas o fueron testigos de una situación del pasado que ayuda a entender mejor su estado actual. En “Lucía y yo”, por ejemplo, la complicidad de dos hermanos que comparten el recuerdo de una madre que apenas conocieron y la presencia de un padre bastante alejado de sus vidas cotidianas es el motivo para observar la evolución del trato que mantienen entre ellos. “¿Por qué cambiamos?”, se pregunta el narrador. Y aventura una respuesta: “quienes han sufrido un trauma en la infancia tienden a construir muros para protegerse. Nosotros no habíamos sido distintos. Tras la muerte de nuestra madre, nos habíamos aferrado el uno al otro con el afán inútil de que nada se alterara. Pero hasta los muros más altos terminan por caer”.

La mayoría de estos cuentos tienen como motor narrativo explorar cómo los personajes se han enfrentado de niños a las carencias o a una pérdida familiar. Indagar cómo la culpa marca la vida de las personas. Y descubrir de qué manera los daños del pasado se manifiestan años después. Así ocurre, con distintos matices, en “Un refugio imprevisto”, “Traición”, “Abrir ventanas”, “Rendijas, islas”, “Mudar de piel” y “Preservar mejor el recuerdo”.

"Marcos Giralt no busca en ningún caso el efecto de sorpresa final, propio del relato clásico. Rehúye los finales cerrados"

“Un buen cuento —ha dicho el autor en alguna entrevista— debe ser capaz de mostrar la complejidad del mundo sin pretender abarcarla”. Giralt Torrente emplea aquí las características esenciales del relato corto con ese objetivo: la capacidad de sugerencia, la condensación, la elipsis, los silencios. Cuando indaga en el motivo esencial de la historia y se va acercando a él en círculos concéntricos, es cuando consigue los mejores textos. Cuando explora la psicología de los personajes, su actitud vital y los estados de ánimo, es cuando los relatos de este libro resultan más sugerentes.

Marcos Giralt no busca en ningún caso el efecto de sorpresa final, propio del relato clásico. Rehúye los finales cerrados. En este libro predominan los cuentos de situación, que presentan instantes decisivos en la vida de los personajes. Son momentos de cambio, en los que los protagonistas tienen que mudar de piel, según se dice en la imagen con la que se titula el libro. A partir de esa necesidad nacen estas historias que tratan de hombres solos, de familias en momentos críticos y de hijos que han de aprender a vivir en ese nuevo escenario. Personajes que se enfrentan a la situación de rehacer sus vidas, a pesar de que saben que con frecuencia “nos aferramos a lo que fuimos sin dar entrada cabal a lo nuevo” (pág. 62). Gentes que sienten que la vida se les va de las manos, que no tienen amarras y que en cualquier momento pueden caer al vacío, como ocurre en “Baker y margaritas”, “Preservar mejor el recuerdo” y “Sombras que reverberan”. Y en algún cuento, como sucede en “Abrir ventanas” y en “Un refugio imprevisto”, encontramos también en estas páginas personajes que confían en que, a pesar de todo, por algún lugar puede asomar en sus vidas la esperanza.

————————————

Autor: Marcos Giralt Torrente. Título: Mudar de piel. Editorial: Anagrama. Venta: Amazon, Fnac y Casa del libro.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)