Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Edicto de Amboise, fin de la primera guerra de religión en Francia

Edicto de Amboise, fin de la primera guerra de religión en Francia

Edicto de Amboise, fin de la primera guerra de religión en Francia

El 19 de marzo de 1563 se firmó el Edicto de Amboise en el castillo del mismo nombre. Este acuerdo se conoció también como Edicto de Pacificación. Con su rúbrica se puso fin a la primera guerra de religión en Francia y se restablecieron los privilegios y derechos de los hugonotes de este país.

¿Qué establecía el Edicto de Amboise?

"Varios hugonotes idearon un plan para secuestrar al niño rey Francisco II y liberarlo de la influencia de los nobles de la casa de Guisa"

En marzo de 1560 tuvo lugar la Conjura de Amboise. Varios hugonotes idearon un plan para secuestrar al niño rey Francisco II y liberarlo de la influencia de los nobles de la casa de Guisa, que estaban llevando una brutal oposición al protestantismo. Los conjurados fallaron en su intento y fueron asesinados. En enero de 1562 Catalina de Medici —que actuaba como regente de su hijo, Carlos IX— promulgó un Edicto de Pacificación que aceptaba los derechos al culto de los protestantes. Pero su decisión provocó una reacción violenta. Al poco tiempo ocurrió una matanza de hugonotes en Vassy. Este hecho derivó en altercados en todo el país y dio comienzo a la primera guerra de religión en Francia. El Edicto de Amboise puso fin a los enfrentamientos y consiguió una paz de cuatro años.

¿Quiénes fueron los hugonotes?

"El episodio más famoso de la persecución contra los hugonotes se vivió en la noche de San Bartolomé, el 24 de agosto de 1572"

Hugonotes fue el nombre con el que se conoció a los protestantes en Francia. Durante los siglos XVI y XVII sufrieron una brutal represión en todo el país. Cuando la reforma triunfó en Europa gracias a Lutero, Francia fue uno de los primeros países donde floreció este movimiento religioso que cuestionaba la autoridad papal de Roma. En seguida comenzó también la represión contra los protestantes, y Jean Vallière fue su primer mártir al morir en la hoguera. Las ideas de Calvino —el inductor del asesinato de Miguel Servet— influyeron sobre esta escisión del catolicismo. Desde 1562 hasta 1598 tuvieron lugar en el país varias guerras de religión. El episodio más famoso de la persecución contra los hugonotes se vivió en la noche de San Bartolomé, el 24 de agosto de 1572, cuando fueron masacrados miles de ellos. Hasta la firma en el siglo XVII del Edicto de Nantes no vieron protegidos sus derechos. Pero años más tarde, Luis XIV revocó los términos de este acuerdo. Se produjo entonces un éxodo masivo hacia países protestantes vecinos como Países Bajos, Suiza y Bélgica, y también a Escandinavia, Gran Bretaña y Norteamérica.

Otra efemérides históricas del 19 de marzo

El día 19 de marzo de 1812 se promulgó la Constitución de Cádiz, conocida como «La Pepa».

El día 19 de marzo de 1911 se festejó por primera vez el día de la mujer, cuya celebración se trasladó posteriormente al día 8 del mismo mes.

El día 19 de marzo de 1982 las tropas de Gran Bretaña desembarcaron en las islas Georgias del Sur durante la Guerra de las Malvinas.

El día 19 de marzo de 2019 Nursultán Nazarbáyev dimitió como presidente de Kazajistán después de 30 años al frente del país.

4.5/5 (11 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Pepehillo
Pepehillo
8 meses hace

Es muy curioso que de cada tres efemérides citadas por Paca Pérez, al menos una, es un crimen perpetrado por católicos. La explicación de que los hugonotes eran un movimiento religioso que cuestionaba la autoridad del papa es parcial e incompleta, y por tanto falsa. El calvinismo tuvo un cariz político marcadísimo, por la propia organización institucional de las comunidades calvinistas, tan política como religiosa. Los calvinistas cuestionaron el orden social de aquel momento, las monarquías. Al principio de las guerras de religión francesas, cuando la monarquía no estaba de su parte, defendieron el contractualismo y la monarquía limitada. Más tarde, cuando el hugonote Enrique de Navarra (el primer Borbôn) se convirtió en rey de Francia, defendieron el absolutismo, al revés que la Liga Católica. Allí donde predominaron los calvinistas, fueron intolerantes con católicos, anabaptistas y otros. Francia no fue una excepción. Siempre se habla de la Matanza de San Bartolomé, pero nunca de las masacres de Mornas, la Michelade de Nimes y de muchas otras que eliminaron a los católicos de algunas regiones francesas, como por ejemplo en la Navarra francesa y Bearn. Juana de Albret ejecutó a los sacerdotes católicos en el puente de Orthez, mientras los hugonotes asesinaron a toda la población católica. No eran pacíficas minorías que querían practicar su religión en paz; intentaron invadir España por Aragón, y ésa fue la razón por la que Felipe II mandó construir la fortaleza de Jaca y reparar otras. En Inglaterra, los calvinistas (presbiterianos) fueron los principales que hicieron la Revolución inglesa y apoyaron la dictadura de Cromwell. No dejaron un católico vivo en Inglaterra y en Irlanda les quitaron hasta el derecho a poseer tierra ¡en su propio país! hasta entrado el siglo XIX. Más de 4.000 católicos fueron ejecutados en los estados de Juana de Albret, es decir, más que todos los ejecutados por la Inquisición en cuatro siglos y en todos los territorios mundiales de la Monarquía Hispánica. El Sil lleva el agua y el Miño, la fama.