Inicio > Actualidad > #Mibiblioteca > Eduardo Martínez Rico
Eduardo Martínez Rico

El Cid Campeador, Carlos V o Fernando el Católico son algunos de los personajes que componen la obra de Eduardo Martínez Rico, filólogo con amplia experiencia en docencia, biógrafo de Umbral y Pedro J.

En un agosto sofocante pude retratarlo en su casa de Madrid, acompañado de sus libros. Pasamos un rato charlando sobre sus nuevos proyectos y la pasión que siente por su trabajo como escritor.

Para saber más sobre Eduardo:

Nació en Madrid en 1976. Se licenció en Filología Hispánica en 1999 por la Universidad Complutense de Madrid y se doctoró en Filología, por la misma Universidad, en 2002. Es autor de 14 libros publicados, de novela, biografía y ensayo. Entre sus obras se pueden citar las novelas históricas Cid Campeador y Fernando el Católico: El destino del rey, su ensayo La guerra de las galaxias: El mito renovado y su biografía Pedro J: Tinta en las venas. Ha sido profesor del Instituto de Empresa y de la Universidad de Mayores del Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras de Madrid (Literatura Española).

Su último libro publicado es la novela histórica Carlos V: El viaje del emperador (Imágica), en la que Carlos V recuerda su vida a través de sus encuentros con Jeromín, el futuro Don Juan de Austria, en su retiro de Yuste. De este modo el lector asiste a momentos clave de la vida de Carlos V o de su relación con grandes personajes de la época, como Cortés, Pizarro, Elcano, Tiziano… A través de una narración sencilla, amena y documentada se recoge la biografía del emperador en clave de ficción, en clave de novela histórica, y se da noticia de la época que lo vio vivir y actuar.

Nos recomienda este libro a los lectores de Zenda:

Recomiendo Don Ramón María del Valle-Inclán, de Ramón Gómez de la Serna, en primer lugar porque es un gran libro, pero también por otras razones. Me da la sensación de que ni este libro, ni Ramón Gómez de la Serna y sus libros en general, están muy de moda hoy. Antes que recomendar un libro más “conocido”, o “de moda”, etc., prefiero recomendar algo diferente, sin ser por supuesto éste un libro raro.

Recuerdo lo mucho que disfruté leyendo este Don Ramón María del Valle-Inclán, todo el talento que contiene, talento por parte del biografiado y talento por parte del biógrafo, ambos fundidos en este precioso libro, no muy extenso, apenas 216 páginas en mi bella y antigua edición de Austral (tercera edición en esta colección, 1959).

Este libro está lleno de jugosas anécdotas de Valle, maravillosamente contadas y seleccionadas por Gómez de la Serna. Es una biografía exterior e interior, es decir, espiritual, con muchas ideas, con interesantísimos diálogos, un libro muy ameno que deja con ganas de más. Decía Gómez de la Serna que el propio Valle le había elegido a él como su biógrafo, algo que Gómez de la Serna se tomaba como un gran honor y, a lo que parece leyendo este libro, como una misión casi divina. O sin el casi. Hasta este punto se identificaba con su biografiado, hasta este punto lo respetaba y reverenciaba. Decir que admiraba a Valle es decir muy poco, en mi opinión.

De todo esto se beneficia Don Ramón María del Valle-Inclán, una lectura perfecta para escritores y para estudiantes de Literatura, pero también para todos aquellos amantes de la buena prosa, de la literatura en general, y, por qué no, del Arte, con mayúsculas, pues qué sino dos artistas fueron Valle-Inclán y Gómez de la Serna, juntos para siempre en este libro a mi juicio y sentir delicioso.

4.3/5 (4 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)