Inicio > Actualidad > #Mibiblioteca > Jesús García Calero
Jesús García Calero

En esta entrada os muestro el reportaje que hice a Jesús García Calero, desde mi humilde opinión uno de los mejores periodistas culturales de nuestro país. Pude disfrutar de una conversación en su casa sobre la situación del periodismo actual, su trabajo y nuestro perros.

Siempre que voy a casa de alguien que tiene perro veo necesario hacerles algún retrato juntos; para mí en ese momento no hay pose, sólo hay complicidad, ternura y lealtad.

Jaque es un perro de caza rescatado, cariñoso, noble, y sobre todo agradecido por la nueva vida que Jesús y su familia le han brindado, con ese cariño y amor que solo son capaces de dar las buenas personas.

Para saber más sobre Jesús

Jesús García Calero (Segovia, 1965) es periodista, licenciado por la Universidad Complutense. Actualmente es redactor jefe de Cultura y Espectáculos del diario ABC.

Autor del libro Don Juan contra Franco (Plaza y Janés, 2018), sobre el espionaje que la dictadura de Franco ejerció sobre los monárquicos en los años cuarenta, está especializado en información sobre Patrimonio, con especial atención al patrimonio subacuático, en el que se ha convertido en una referencia en español. Es miembro de la Asociación de Periodistas de Investigación (API).

La polémica de la SGAE, la descatalogación de El Coloso en el Museo del Prado, el robo de la Biblioteca Nacional o el Archivo de Salamanca son algunos de los temas a los que ha dado cobertura. Defiende la necesidad de divulgar la relevancia de la historia y el patrimonio para nuestras sociedades desde la ciencia y la tecnología. Ha sido determinante su investigación en el caso del galeón San José de Colombia, tanto del proyecto y las empresas como de su financiación opaca, o en el expolio de Odyssey.

Ha fundado un blog, Espejo de Navegantes, que cuenta ya con más de dos millones de lectores. Allí se publicó un manifiesto firmado por los más grandes científicos del mundo en la materia arqueológica subacuática, además de numerosos escritores y profesores de universidades de todo el mundo en defensa del valor cultural del patrimonio frente a la visión crematística de las empresas cazatesoros.

Ha sido invitado de excepción de dos misiones: en España, durante dos campañas, la del pecio de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes a 1.136 metros de profundidad; y en Francia, en 2016, como testigo de las pruebas a 100 metros sobre el pecio de la fragata Lune, donde un robot de última generación fabricado en Stanford por Oussama Khatib fue sometido a pruebas para trabajos arqueológicos.

Ha participado en simposios internacionales de arqueología naval en Campeche (México) y Honolulu (Hawái), y ha sido el organizador de tres encuentros internacionales en la materia. Dos de ellos fueron La mejor historia que aún debemos contar (2015) y El auge naval y el desarrollo de las naciones (2016) en cada uno de los cuales participaron treinta ponentes de seis países. El tercero, celebrado en el Museo Arqueológico Nacional en julio de 2018, se dedicó exclusivamente al futuro del galeón San José. Ha fundado el Observatorio del Patrimonio Cultural Subacuático Común y Compartido.

Ha publicado ensayos como Instrucciones para encontrar un tesoro, en el Boletín científico del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. Ha participado en libros como el homenaje que la Fundación del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua rindió al Quijote y como el monográfico sobre Julián Gállego, editado por el Centro de Estudios Europa Hispánica, sobre la información especializada en cultura y la crítica artística en la Transición española a la democracia.

Además ha publicado colaboraciones en revistas culturales como Zenda, Revista de Occidente, Letras Libres, Nueva Revista o El noticiero de las ideas. Es autor del poemario Lecciones de tiniebla (Visor, 1995), que mereció un accésit del premio Jaime Gil de Biedma.

Nos recomienda este libro a los lectores de Zenda:

Como nota curiosa sobre los muñecos que salen al lado de la fotografía del libro que recomienda, Jesús me cuenta: “son un regalo que me llegó del otro lado del Atlántico. Representan a Alonso de Chaves, cosmógrafo de la Casa de Contratación de Sevilla del siglo XVI y a Moctezuma. En plan amigos”.

Cuando leí El uso de las ruinas de Jean-Yves Jouannais me pareció haber encontrado una joya, por su brevedad y, sobre todo, por la perspectiva que abre. Es un viaje a distintos momentos estelares de la humanidad, en los que, en medio de guerras y catástrofes, las ruinas aparecen en escena. Dejemos claro que es un libro de historia, de historias, en el sentido de que todo lo que cuenta está documentado y ocurrió de verdad. Pero también es un libro muy literario, porque trabaja con todas las herramientas de la ficción para atraparte en cada episodio. Y el resultado es, precisamente, ese, que te atrapa. Y después de disfrutar de su lectura, te regala una nueva mirada: ¿Qué significan las ruinas, las de entonces, las de ahora? ¿Qué queda de todo aquello que importaba tanto? ¿Qué quedará de nosotros, de lo que nos importa? ¿Qué sentido tienen los empeños y los fracasos?

Además el libro de Jean-Yves Jouannais, que publicó Acantilado, y del que ya hablé alguna vez, es un juego literario maravilloso, en el que todo lo que aparece al fondo de los diferentes relatos no tiene precio, desde el paseo por las pasiones humanas asociadas a los sitios y las guerras hasta la mera y evidente broma del destino que encarna un personaje empeñado en utilizar la configuración de las ruinas para adivinar el futuro, como si eso no resultara evidente. Me pareció un viaje en el tiempo fabuloso, acompañado por un escritor que tiene las llaves para abrir el corazón de los hombres y el corazón de cada época.

4.6/5 (10 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)