Inicio > Libros > No ficción > El arte de dejarse seducir por los libros

El arte de dejarse seducir por los libros

El arte de dejarse seducir por los libros

“Hay tres tipos de libros: los que has leído, los que sabes que no has leído (como Guerra y paz), y los otros: los que no sabes que no conoces”, escribe Mark Forsyth en Desconocido, desconocido: Las librerías y el placer de encontrar lo que no estabas buscando (LOM Ediciones, 2021, traducción de Vicente Lane). Bajo esa premisa, el autor inglés construye un breve y lúcido ensayo sobre el ritual de ir a una librería y dejarse seducir por la tentación de comprar un libro que no sabías que existía ni necesitabas.

Decía el italiano Roberto Calasso en Cómo ordenar una biblioteca (Anagrama, 2021) que la librería ideal es aquella en la que cada vez se compra al menos un libro, y con mucha frecuencia no sólo aquel que se pensaba comprar cuando entramos. Forsyth sigue la misma línea: no basta con conseguir lo que ya querías sino satisfacer un deseo que, hasta ese momento, permanecía oculto en ti. El propio Forsyth, por ejemplo, desconocía sus ganas de leer una comedia policiaca ucraniana hasta que un día, en Londres, halló Muerte con pingüino, de Andrei Kurkov, le gustó el título, leyó el primer párrafo y se decidió a comprarlo. Fue entonces cuando se dio cuenta de que estaba firmado por el autor.

"Desconocido, desconocido es, como los otros, un homenaje a librerías, a las buenas librerías. Esas donde todos los libros son buenos"

Con un lenguaje sencillo y mucho humor —a veces un poco superfluo—, Forsyth —autor de Una borrachera cósmica: Una historia universal del placer de beber (Ariel, 2019)— ofrece un paseo fugaz por la bibliomancia, que no es más que el juego de abrir un libro como oráculo, para reforzar su idea del azar y la curiosidad al elegir las próximas lecturas.

Publicado originalmente en 2014, inédito hasta ahora en castellano, el libro pertenece a un género ­—el de los libros sobre libros— que ha dado buenos títulos en años recientes: El infinito en un junco (Irene Vallejo, Siruela, 2019), Librerías (Jorge Carrión, Anagrama, 2013), o el ya mencionado de Calasso. Desconocido, desconocido es, como los otros, un homenaje a librerías, a las buenas librerías. Esas donde todos los libros son buenos. “La mitad del arte de la venta de libros consiste en elegir qué títulos no ofrecer en tu librería. No basta con tener buenos libros, hay que evitar los malos a toda costa”, escribe.

Forsyth también defiende el romanticismo de las librerías físicas frente a Internet. Ir, ver, tocar, enamorarse de algo. Si comprar un libro en Amazon sería el equivalente a tener una cita de Tinder —uno va a lo que va, sabe lo que quiere—, ir a una buena librería sería como ligar antes de las apps: ir a los bares a dejarse sorprender, a encontrarse con el otro. Esta reseña es el resultado de esa práctica: fui, ojeé, descarté. Hasta que me encontré con Mark Forsyth, un desconocido que no sabía que desconocía, e hice match.

—————————————

Autor: Mark Forsyth. Traductor: Vicente Lane. Título: Desconocido, desconocido: Las librerías y el placer de encontrar lo que no estabas buscandoEditorial: LOM. Venta: Todos tus libros.

4.8/5 (12 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios