Inicio > Creación > Adelantos editoriales > Epiléptico, de David B

Epiléptico, de David B

Epiléptico, de David B
Epiléptico, la obra más ambiciosa de David B, evoca la enfermedad incurable de su hermano, la epilepsia, y su publicación fue un electroshock en el mundo del noveno arte. Publicada inicialmente en seis volúmenes bajo el título de El ascenso del Gran Mal, la editorial Salamandra la recopila ahora en un tomo único, dando a conocer en su integridad una de las novelas gráficas más potentes de los últimos años. Epiléptico aparece en la lista de los mejores cómics de la revista Time y fue elegido por la prestigiosa página Metacritic como el mejor libro de no ficción.
Zenda publica las primeras páginas.
Prólogo
París, 2 de octubre de 1996
Querido David:
Me has pedido, a mí, la hermana pequeña, que escriba este prólogo. He aceptado sin pensármelo, halagada y conmovida. Y porque amo profundamente lo que has hecho.
Has trasladado a las viñetas de este libro las sombras de nuestra infancia. Yo no conservo, como tú, recuerdos tan densos y precisos. Mi memoria es como un minúsculo núcleo compacto y oscuro que encierra la única verdad que me resulta evidente. Mi única certeza es la enfermedad de Jean-Christophe: la epilepsia, el «Gran Mal». Es curioso, además: siempre me la he imaginado como un núcleo poderoso y pequeño alojado en los meandros de su cerebro.
Tú, en cambio, siempre te has preocupado por el detalle exacto, la reproducción fiel. Recuerdo toda la documentación histórica que acumulabas en tu cuarto y que te servía para plasmar en tus dibujos el atuendo de un soldado, el paramento de un caballo… Cuando eras pequeño, querías ser «profesor de historias». Lo has conseguido.
A veces, alguien me pregunta: «¿Cómo está tu hermano?»
«Bien, está bien…», a lo que sigue una serie de datos acerca de tus trabajos en curso, tus proyectos, tus amoríos. En ese momento es cuando mi mente se desdobla. Dentro de mí, respondo a esa misma pregunta que podría haberse referido a mi OTRO hermano. Pero nadie conoce a mis dos hermanos, y mi segunda voz queda estrangulada entre el corazón y la garganta.
Me gustaría hablar de nosotros. De nosotros tres.
He aquí, pues, el único recuerdo preciado que conservo: acuérdate de cuando estábamos en Bourges, en casa de los abuelos. Dormíamos los tres en la misma habitación. Jean-Christophe cerca de la puerta, tú a su izquierda y yo en la camita que había junto al armario. Tito, Fafou y Sicoton. Nada más apagar la luz, aterrizábamos juntos en el planeta Marte y cada uno describía a los otros dos lo que veía: criaturas extraordinarias, monstruos que perseguíamos… Qué grandes cazadores éramos. Delirios fraternales e infantiles por un tubo. Acabábamos con festines pantagruélicos compuestos de muslos de dinosaurio asados y sandías gigantes, antes de sumirnos, un poco ebrios, en un sueño que dividía aquella única voz, fugitiva y cristalina.
Y poco más. Desde nuestras epopeyas me he convertido en personaje de cómic y en maestra de escuela. A veces me cruzo con niños que se parecen a nosotros.
Un beso muy fuerte. Te quiero.
Florence

Autor: David B. Título: Epiléptico. Editorial: Salamandra. Venta: Amazon y Fnac 

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)