Inicio > Firmas > El bar de Zenda > Era Común para todos
Era Común para todos

A estas alturas del desparrame, decir que el mundo se ha vuelto gilipollas no es novedad. Carece de mérito perspicaz. Lo único nuevo es que cada día somos un poco más gilipollas. Ustedes, yo. Todos. Es como si nos hubiésemos embarcado en un concurso de vueltas de tuerca, de averiguar quién mejora el número de la cabra. Insatisfechos con poner al día las muchas cosas importantes que necesitan revisión, que no son pocas, pasamos el día pensando qué más inventar; qué nuevo enfoque dar a asuntos resueltos de toda la vida; a qué podemos recurrir para sumarnos, con la satisfacción del deber cumplido —hoy es fácil y sin compromiso, basta un clic en el teléfono móvil—, a las revisiones necesarias o innecesarias, justificadas o no, que convertirán el mundo en un lugar mejor y más justo, etcétera.

La última con la que acabo de toparme —aunque estoy seguro de que por ahora sólo es penúltima— es la del antes y después de Cristo. Como ustedes saben, la mayor parte del mundo, el occidental y el no tan occidental, cuenta convencionalmente los años, o sea, el 2024 en que estamos, los anteriores y los que vendrán, desde la fecha estimada del nacimiento de Cristo. Como es así y no de otra manera, cuando en un texto se menciona una fecha histórica se hace tradicionalmente con las expresiones antes de Cristo o después de Cristo, resumidas en las abreviaturas a. C. (año 60 a. C. por ejemplo) o d. C. (año 79 d. C.). La cosa viene de la antigua expresión romana Anno Mundi (en el Año del Mundo) para referirse a su propia historia, que más tarde, con el advenimiento del cristianismo, se convirtió en la latina Anno Domini o Año del Señor (A. D.), hoy en desuso.

En cualquier caso, el mundo en general —salvo los musulmanes, que cuentan sus fechas a partir de la Hégira o huida de Mahoma de La Meca a Medina— basa el calendario en torno a la supuesta fecha del nacimiento de Cristo. No es concepto religioso, sino convención universal que hasta los chinos —tras un paréntesis impuesto por Mao— adoptan como suyo: una forma de contar los años adoptada por la sociedad occidental a causa de sus indiscutibles raíces cristianas, pero que todos, o casi todos, acabaron utilizando por su carácter práctico. Sin embargo, aunque la fecha de referencia se mantiene, tal forma de expresarla no es la única. Hacia 1615 se introdujo Vulgaris Aera o Era Vulgaris (Era Vulgar), emparejada dos siglos más tarde con Era Común (E. C.), recogidas ambas en la Ortografía de la Real Academia Española. Las tres formas han tenido vida paralela y coexistencia pacífica, utilizadas por historiadores y científicos según las preferencias de cada cual: unos por no emplear un término donde ven referencias religiosas y otros sin intención ideológica, por simple claridad conceptual, conscientes de que el nacimiento de Cristo es referencia clara y conocida; y también —negarlo sería una imbecilidad— acontecimiento de enorme influencia en la historia universal. Precisamente por eso, a causa de su precisión y pese a la competencia del neutro A. E. C. y D. E. C. (antes y después de la Era Común) la clásica marca a. C. y d. C. (antes y después de Cristo) es la más utilizada, o al menos lo ha venido siendo hasta ahora.

Y digo hasta ahora porque es aquí, señoras y caballeros, donde nos topamos con los nuevos tiempos, los nuevos aires y las nuevas inquisiciones. La presión ejercida desde ciertos ámbitos para imponer lo de la Era Común en detrimento del antes y después de Cristo es cada vez mayor; y no se trata de los indocumentados habituales que se apuntan a un bombardeo sin tener ni remota idea de lo que se bombardea, sino de que universidades y editores, entre otros, presionan cada vez más a profesores, alumnos y autores para que destierren el a. C. de sus textos. Lo que hasta hoy era una libre y natural opción —y debería seguir siéndolo— se convierte poco a poco en imposición, hasta el punto de que en algunos lugares se obliga a firmantes de artículos y trabajos académicos a corregir sus textos y utilizar Era Común como referencia histórica. Cada vez más museos, instituciones de prestigio y revistas académicas y científicas se suman a esa iniciativa. Y como en asuntos de corrección política los españoles nunca perdemos un tren porque siempre corremos delante de la locomotora, estoy seguro de que si en el mundo el a. C. o el d. C. tienen los años contados, en España, pródiga en ministros descolonizadores de museos y otros prodigios culturales, esos años serán meses o días. De aquí a nada, por decreto, todos viviremos en la Era Común. Y quien se atreva a situar una fecha antes o después de Cristo será, naturalmente, un carcamal y un fascista.

____________

Publicado el 16 de febrero de 2024 en XL Semanal.

4.7/5 (1080 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

46 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Julia
Julia
2 meses hace

Totalmente de acuerdo con usted.

Desconozco si adolescentes, jóvenes adultos y adultos todavía jóvenes se encuentran desorientados, pero los viejos, sección a la que pertenezco, creo que nunca hemos estado tan perplejos a lo largo de nuestra vida.
Utilizar a Cristo como referencia de una fecha, no debiera ser motivo de rechazo.

Leyendo los Evangelios, sin acritú ni creencias religiosas, hay que reconocer que lo que se extrae de su lectura es correcto y lógico.
Algunas parábolas,sirven para entablar debates muy interesantes, como la del dueño de la viña que contrata obreros en diferentes horas del día, conviniendo con ellos el mismo salario.
Es una de mis favoritas, al reflejar el perfecto sentido de la libertad.

Me habría gustado conocer y entrevistar a Jesucristo, a usted también, Sr Pérez Reverte?

Ricarrob
Ricarrob
2 meses hace

Excelente don Arturo. De acuerdo con usted excepto en un matiz concreto. Si con su hipérbole sobre la extensión masiva de la gilipollez ha querido usted, eso, exagerar en forma de crítica social, estupendo. O bien si se refiere usted a que todos somos gilipollas excepto Sánchez y Ábalos.

Pero no estoy de acuerdo en que los que pertenecemos al último reducto de la aldea gala o, mejor, de la aldea cántabra, nos consideremos también gilipollas.

Lo gilipollesco es el buenismo, la posmodernidad, la corrección política, etc. El club de la buonosfera, claro. Hay que decir esto bien claro a tal dìa como hoy, veintidos de marzo de 2024… d.C. con un par… porque, a mi, también me gusta la fruta…

Sobre los ministros deconstructores, esta legislatura ya no tiene remedio. Hacen falta ministros con cultura, no ministros analfabetos, aunque, quizás el ser político es incompatible con tener cultura.

Y, no corramos tanto delante de la locomotora porque no es la primera vez en la historia que la locomotora termina arrollándonos…

Saludos a 22 de marzo de 2024 d.C.

Ricarrob
Ricarrob
2 meses hace

La verdad es que sigo pensando en lo extensivo de su calificación, don Arturo. Quizás es que, con las últimas noticias, su pluma calla más de lo que escribe. Quizás es que todos somos gilipollas al no habernos metido a ser portero de discoteca y que luego nos nombren consejeros de Renfe.

Quizás. Gilipollas. Sí.

Sergio Borrallo
Sergio Borrallo
2 meses hace

Sr. Reverte, como siempre, dando en el clavo. No creo que haya nadie más ateo que yo. De hecho, no solamente soy ateo, sino que detesto las religiones en general. Pero efectivamente, este asunto es una chorrada más de las muchas que salen todos los días y que las hordas de descerebrados apoyan sin rubor ni pudor. Yo seguiré usando A.C, D.C, y seguiré diciendo «adios» y otras palabras de origen religioso sin ningún problema, faltaría más.

Jose
Jose
2 meses hace

Es imposible ser más idiots

Vicente
Vicente
2 meses hace

Pues yo seguiré con A.C. y D.C. , me niego a seguir a los botarates.

Josey Wales
Josey Wales
2 meses hace

Nunca he conocido a nadie que feche con la ‘Edad Comun’, y mire que he conocido gilipollas. En todos los reinos de España -incluido Portugal y por supuesto los condados catalanes-, se fechaba hasta el siglo XV (creo recordar) con la Era Hispánica, que empezaba 38 años antes de Cristo y señalaba la conquista romana. Los españoles nunca hemos caído en la estultucia de exigir a Roma que pida perdón por masacrar a las tribus indígenas insumisas, al contrario, nos identificamos con los romanos más que con ilergetes y autrigones. (Corrijo: los nacionalistas vascos creen mantener una resistencia al menos dos veces milenaria contra el invasor extranjero. Esto muestra hasta qué punto vivimos gobernados por desequilibrados). Por eso, fechar con la Era Hispánica era lo normal. Si luego se cambió a la Era Cristiana fue por motivos prácticos, no ideológicos.

Lo de echar a Cristo y el cristianismo hasta del calendario es, simple y llanamente, odio satánico a Cristo y el cristianismo, aunque venga disfrazado por la sonrisa hipócrita de cualquier filántropo. De esos que exigen respeto a los animales con la mano derecha y venden los datos personales de sus clientes con la izquierda.

Ricarrob
Ricarrob
2 meses hace
Responder a  Josey Wales

Sr. Wales, de acuerdo total. Nunca, y digo nunca, podrán eliminar de nuestras raìces el origen de nuestra civilización Occidental. Nuestros orígenes griego-latinos y judeo-cristianos, no podrán ser eliminados ni deconstruìdos por esa panda de indocumentados, gilipollas, energúmenos, analfabetos, estúpidos, cretinos… que se han dado en llamar posmodernos y que niegan hasta a la madre que los parió. Y eso es totalmente independiente de las creencias personales. Como siempre, churras con merinas.

Mientras, otros, otras civilizaciones, se sienten orgullosos de sus orígenes con auténtica devociòn por ellos, llegando incluso sl fanatismo. Pero aquí solamente hay fanáticos de los «ismos»: marxismo, socialismo, sanchismo, posmodernismo, transhumanismo, etc. Aprendamos. O aprendan los gilipollas.

Respecto a los ilergetes, yo creo que los que somos de idiosincrasia carpetovetónica (que somos tan vetustos como los carpetos y los vetones) curiosamente reivindicamos nuestros orígenes romanos, griegos y cristianos. Todo respecto a la civilización a la que pertenecemos.

¡¡Maldita ingeniería social de tantos gilipollas!! Pretenden aculturizarnos.

Josey Wales
Josey Wales
2 meses hace
Responder a  Ricarrob

Quienes pretenden idiotizar al personal no son idiotas, sino malvados. Nos tienen donde quieren, hablando y discutiendo de las estupideces que nos proponen, metidos en el fango y la superficialidad hasta las cachas, como aquellos nobles de peluca empolvada con sus bailes y tertulias antes de que les guillotinatan, o como los cerdos bien cebados antes de la matanza. Los ojos puestos en el carnaval, de eso se trata. Los malos de la película nos conocen bien.

Josey Wales
Josey Wales
2 meses hace
Responder a  Ricarrob

Fíjese a quién apuntan, la fijación obsesiva que tienen contra Cristo. Les molesta hasta el punto de borrar todo lo que les recuerde a Él, no pueden ni ver la cruz. ¿Serán vampiros?

Spirit
Spirit
1 mes hace
Responder a  Josey Wales

Solo son idiotas.

Javier
Javier
2 meses hace
Responder a  Josey Wales

Y no son vegetarianos, precisamente.

Spirit
Spirit
1 mes hace
Responder a  Josey Wales

Los vascos normales que somos mayoría no nos sentimos invadidos. Eso sí que no nos toquen los Fueros.

Enrique
Enrique
2 meses hace

Como siempre, en el clavo don Arturo

Jorge
Jorge
2 meses hace

¿Por qué no fechar con la Era Fordiana de Huxley? Tiene el mismo sustento

Basurillas
Basurillas
2 meses hace

En la Era Común era común comunicar en la era, en mitad del campo entonces, que lo comúnmente aceptado era comenzar los cuentos como éste con el tradicional Érase una vez. Lo de ACDC, comunmente conocido por el sentido común como un grupo musical de Rock duro, que tenía en común con otros grupos el ser famosos y cobrar mucho por sus actuaciones, no prosperó para, según sus fanáticos seguidores, situar las edades de la humanidad, situándolas como Antes de ACDC y Después de ACDC. Comun-icamos por otra parte que, debido a las recientes tractoradas, las eras van a dejar de labrarse y utilizarse para, con sus cosechas, dar de comer a todos estos parásitos postmodernos ateos (por desgracia aún muchos en el poder, pero cada vez menos) que sólo saben inventar artificialmente problemas para no atajar, pues no saben hacerlo y lo camuflan, los verdaderos y comunes problemas de la ciudadanía, a saber: COMUNMENTE los alimentos bajarán de precio, aún pagándose más a los que los obtienen y producen, y menos a los intermediarios. COMUNMENTE los fondos buitre dejarán de especular con las inversiones en viviendas, por lo que éstas también bajarán de precio. COMUNMENTE los estudiantes universitarios, especialmente de medicina, no tendrán que trabajar en el extranjero, pues aquí les subirán el sueldo, y así otros paises no se beneficiarán de su estudio y esfuerzo y de la millonada que pagamos en impuestos para formarlos para que al final se tengan que ir. COMUNMENTE la gente, en especial los jóvenes, tendrá un trabajo digno, bien pagado y normalmente indefinido, pues se dará facilidades a los empresarios para que inviertan, ganen, progresen y generen riqueza para todos, invirtiendo en tecnologías que no reduzcan los empleos ni fastidien el medio ambiente como hasta ahora. COMUNMENTE, todos tendremos los mismos derechos, obligaciones y oportunidades independientemente del lugar donde estudiemos, vivamos y trabajemos. COMUNMENTE la justicia será rápida, gratuita e igualitaria. Y, para terminar y no menos importante, COMUNMENTE en todas las bibliotecas públicas se dispondrá de suficientes ejemplares para su lectura, de todas las obras de Arturo Pérez Reverte, gracias al cual se ha podido concretar en estas líneas que lo COMÚN no tiene EDAD, pues una simple cuestión de lógica y de sentido COMÚN es dejar las cosas quietas sin cambiarlas cuando sirven perfectamente al fin que se espera de ellas; y que cambiar por cambiar es de estúpidos y malas personas.

Ricarrob
Ricarrob
2 meses hace
Responder a  Basurillas

Lo hemos oído muchas veces, sr. B., pero no está de más una vez más: el sentido COMÚN no es el más común de los sentidos. El afán deconstructor es un cáncer de esta sociedad. Y todo por moda. Moda de una presunta pseudo-intelectualidad Pero, bueno, hay algunos que estamos empeñados en deconstruir a los deconstructores y pos-tergar a la pos-modernidad.

Y, es que, a algunos, nos gusta la fruta.

Saludos.

Pablo Vázquez
Pablo Vázquez
2 meses hace

Buenos días.
Pues acabaremos usando esa era común o el a.G y d.G, usando el adjetivo (des)calificativo que comienza por esa inicial. Son ganas de olvidarse de muchísimos asuntos prioritarios que, por supuesto, los políticos en general no tienen interés en desarrollar. Eso significaría esfuerzo y trabajo para ellos.

Javier
Javier
2 meses hace

Jijijiji. Qué ganas tengo de que Occidente reviente y se vaya al infierno con todas sus chorradas…

Spirit
Spirit
1 mes hace
Responder a  Javier

Pues el Islam actual tampoco es ninguna maravilla. Están esperando con el sable entre los dientes.

Javier
Javier
2 meses hace

Y, por supuesto, intentaré ser todo lo políticamente INcorrecto que pueda, Ya por sistema, sin pararme mucho a pensar.

Juan
Juan
2 meses hace

En el mundo anglosajón se utiliza C.E. y BCE, para referirse a antes y después de cristo y no se montan estos «cristos». Chorrada de artículo Don Arturo.

Ricarrob
Ricarrob
2 meses hace
Responder a  Juan

Dejemos a los anglocojones expresarse de la forma que les salga de sus anglos o ingles y expresémonos nosotros como siempre lo hemos hecho. Si les gusta expresarse como antes del Enrique o después del Enrique, el octavo, quiero decir, pues.. que hagan lo que les salga. También conducen por la izquierda, en contra de todo común sentido, y, por ello, no lo tenemos que adoptar nosotros.

José Prats Sariol
José Prats Sariol
2 meses hace

En la Cuba del castro-comunismo, se impuso Antes de Nuestra Era ( A. N.E.) y Después de Nuestra Era (D. N. E), porque así estaba en los manuales de marxismo-leninismo de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética. Lástima que en Cuba no usamos «gilipolla», sino comemierda.

Jose Ignacio Mata Gamarra
Jose Ignacio Mata Gamarra
2 meses hace

Definitivamente, corremos delante de la locomotora del tren de la gilipollez. Y es porque, en España, en ese tren ya no cabe ni un alfiler.

Francisco Brun
2 meses hace

En mi Argentina, ha ocurrido algo muy curioso, por no llamarlo hijaputez.
Un partido político pseudo defensor de los derechos humanos, quieren imponer cambiar el idioma, bien llamado, Español; porqué también están los que desean que al idioma español se le cambie el nombre…curiosidad que no sirve ni rectifica, ni simplifica, ni sirve para un carajo; más allá de ser un argumento unipersonal para modificar el pensamiento de millones de hispanoparlantes y de ese modo poder dejar en la historia escrita su nombre como un adelantado de la cultura…¡aplausos!… Lo curioso es, que a los millones de hispanoparlantes poco les importa si su idioma cambia de nombre, con tal de que lo sigan entendiendo cuando hablan o insultan.
Pero al margen de esto, la hijaputez que se insiste en fomentar aquí en mi tierra, reitero, por un partido político, el cual se atribuye portar las legítimas banderas de los derechos humanos, y de, ante la realidad de las personas de autopersivirce como heterosexuales, bisexuales etc. y proteger al colectivo ultra feminista avasallado por el poder de todos los hombres (no de algunos), debemos, en lugar de decir, chicas y chicos, niñas y niños; ellos quieren imponer un nuevo género el de los “chiquex”, y tal vez de este modo evitar la discriminación infantil, como si la discriminación entre los seres humanos se pudiera lograr cambiando palabras, sería genial, pero no es tan ridiculamnte simple. La discriminación entre los seres humanos se evitaría con mayor educación, mayor tolerancia, y menos injusticia, (aspectos que cuando eran gobierno no les interesó) no tratando de demoler un sistema establecido como el idioma Español que funciona perfectamente y posee una gama de recursos de palabras y sonidos riquísimos. A estos sinvergüenzas les gusta hacer política utilizando recursos que hacen ruido, pero que no iluminan ni enriquecen la mente de chicas y chicos que sufren la peor de las miserias, la falta total de educación, al contrario, no saben interpretar textos, y estos “adelantados” quieren cambiarles su idioma… así sus “chiquexs” se terminan de confundir para el resto de su vida.

Cordial saludo

Ricarrob
Ricarrob
2 meses hace
Responder a  Francisco Brun

Si señor Brun, sinverguenzas, eso son.

Pedro Campbell
Pedro Campbell
2 meses hace
Responder a  Francisco Brun

Estimados autor y comentaristas, los puntos de vista individuales son interesantísimos, infelizmente la discusión es estéril. Las fechas han sido abolidas y el tiempo se mide en unos pequeños números en una esquina superior de cada pantalla de cristal líquido que utilizan. Un cronometrado y respetuoso saludo.

Antonio
Antonio
2 meses hace

Un par de hostias a los culturetas y ya veríamos que rápido se les quitan las gilipolleces. Terminan invocando al Señor como buenos cristianos ante el trago amargo, como de seguro hacen cada vez que pasan un susto, independientemente de como quieran usar el candelario…

Carlos
Carlos
2 meses hace

No termino de entenderlo; si pretenden cambiar antes de cristo por antes de la era comun, y depues de cristo por despues de la era comun, cual seria la era comun ?.

Alberto Barberá
Alberto Barberá
2 meses hace

A ver: la relevancia que el nacimiento mitológico del hijo del dios de los cristianos tiene para la historia universal, y para la historia de la cultura europea en particular, a estas alturas puede compararse con la importancia del año del estreno de la primera película de la saga Star Wars (A new hope, 1977 d.C o bien año 0, para abreviar, a partir de ahora). Cuestionarse los dogmas es divertido y seguramente poco práctico, si hablamos del sentido de giro de las manecillas del reloj, que en el fondo importan ya muy poco.
La rueda que no me trago ni harto de patriótico orujo es aquella de «las raíces indiscutiblemente cristianas de la sociedad occidental». Parece poca cosa, pero alguien podría creer que entre tanta indignación y sentido común (del de toda la vida) y, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, se nos quiera meter doblada la triunfal ideologia de siempre, como si fuera la cosa más normal del mundo.

Basurillas
Basurillas
1 mes hace
Responder a  Alberto Barberá

Ya, ya. Pero luego la mayoría de los críticos y los hijos de los críticos pasando por el aro del bautizo, la primera comunión y lo que quede bien para esta sociedad del postureo. Nos retractamos o huimos despavoridos del origen de la identidad pero seguimos apkaudiendo el folclore, el sarao, la verbena y cuantos motivos nos den para no trabajar y salir de copas o de comidas con familia, amigos y colegas del aparentar y estar a la última. Ah, y muchas gracias por, coherentemente, renunciar a los días de vacaciones en la Semana Santa y en Navidad. Pero mejor de eso no hablamos que me abruman los que están al muslo y a las tajás, como expresa el dicho popular ¡Que la fuerza os acompañe!

Ricarrob
Ricarrob
1 mes hace
Responder a  Alberto Barberá

Todas las ideologìas nos las intentan meter dobladas. Todas. Como la de siempre. La de siempre desde el siglo XIX. El Marxismo es la más dogmática de todas. Por lo tanto, algunos estariais más satisfechos si el año cero fuera el del nacimiento de Marx. La triunfal ideología de siempre es esa.

Como siempre, las churras y las merinas. En este país no se sabe distinguirlas. Qué tendrán que ver los dogmas con el inicio de «nuestra» era. Qué tendrán que ver los dogmas con la vida del Maestro.

Y lo quiera usted o no, lo rechace o no, es indiscutible el origen cristiano de la civilización Occidental. Como lo es su origen latino y griego. Negar estas cosas es negarnos a nosotros mismos. Para aceptar estos hechos, que no dogmas, no hace falta ser creyente. Pero, bueno, no le voy a convencer a usted, dogmático, de la esfericidad de la Tierra.

La tierra sigue girando, redonda, y la civilización Occidental tiene sus orígenes indiscutibles, a pesar de negacionistas, menteplanistas, posmodernos, transhumanistas… La Tierra, la Historia, los hechos, pasan de todos ellos.

Saludos.

Juan A. Perona
1 mes hace

Estimado Sr. Pérez-Reverte:
Como tantos lectores, acudo desde el pasado siglo a su cita para descubrir la reflexión, la batallita, la anécdota, el relato… con los que nos deleita cada semana. Gracias por ello.
Al hilo de la «Edad Común», le comparto otro modo muy actual de contar los años: la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera medida en partes por millón para un año dado, según los registros. Siguiendo esta convención, nací en 338 ppm, usted en 311 y le escribo en este año 421 ppm.
Se sabe que hay una correlación de esta medida (aún creciente) con la temperatura media del planeta y el futuro no pinta nada halagüeño.
Le reconocemos como amante de la Historia, el mar, el cine, los perros… pero creo que nunca ha tratado la deriva climática provocada por las energías fósiles, el hundimiento de la biodiversidad, el agotamotamiento de los recursos… síntomas todos de un sistema que se quiebra y cuya solución no es solo tecnológica, sino sobre todo conductual. Aviados vamos.
Así como Ud. ve la realidad que le rodea, las gentes y lugares, con los ojos instruidos en libros y curtidos por el oficio, o con los de sus personajes de ficción, así percibo yo mi entorno influido por los alegatos de Antonio Turiel, de Jean-Marc Jancovici, de Arthur Keller o de Hélène Grosbois… frente a un todavía enorme desconocimiento, negación, desdén, ligereza –incluso, o sobre todo, por personas «con estudios»– de lo que se nos viene encima. Estamos condicionados por los sesgos cognitivos, afirma la ciencia.
Me despido deseándole que continúe «viendo» lo que otros no ven y que pueda contárnoslodurante muchas ppm.
Atentamente,
Juan A. Perona

Andarin
Andarin
1 mes hace

Los tiempos cambian y los términos que usamos también pueden cambiar. A mí no me importaría que cambiasen las expresiones «antes de Cristo» o «después de Cristo» por otras más generales, si logran ser consensuadas, que obvien que parezca que todo, todavía, gira en torno al nacimiento de este señor., para algunos Dios. No olvidemos que no todo el mundo gira en torno de la cultura occidental judeocristiana, es más la mayoría de la población mundial actual no lo hace. Si que me opondría si intentaran cambiar la forma de contar los años por un tema eminentemente práctico.

Francisco Brun
1 mes hace
Responder a  Andarin

Con el mayor de los respetos señor Andarin, no coincido con usted pero podríamos seguramente ponernos de acuerdo; en mi opinión todo depende de la perspectiva que se lo quiera ver, por ejemplo, podríamos referirnos a hechos históricos, previos o posteriores a Hitler, no obstante esto, no implica que aquel que tome dicho individuo absolutamente nefasto como referencia a su disertación sobre tiempos históricos, para referirse y ubicar a hechos en situaciones y fechas distintas, implica que sea Nazi. Del mismo modo, negar que este tal señor al que lo llamaban Jesús existió, es no querer reconocer lo que pudo sembrar un hombre en las mentes de miles de hombres, al punto de consolidar la religión con más fieles de nuestro planeta; por lo cual la referencia histórica AC, o DC, no me parece mal, o propagandística, o desacertada. No obstante, si lo preferimos y realizando la debida aclaración, podríamos tomar otra referencia, como puede ser el descubrimiento de América… pero aclaremos primero que el grado de confusión puede llegar a ser majestuoso, al punto que perderíamos la noción de la fecha de nuestro nacimiento. Por esto es una discusión sin sentido, mejor será dejar a Jesús, en paz, a Colón en paz y a Hitler olvidado…aunque en este último punto, un nuevo debate surgiría, porque olvidar a aquel que ha hecho tanto daño, puede provocar que permitamos resurgir a otros humanos más rabiosos y más dañinos.

Cordial saludo

Andarin
Andarin
1 mes hace
Responder a  Francisco Brun

No aclaré bien que la fecha de referencia y el motivo me parecen perfectos y que me parecería un error cambiarlos por cualquier otro aunque fuera una fecha de gran mérito histórico por un tema eminentemente práctico por lo que usted dice, el grado de confusión sería majestuoso. Por supuesto que por mí que el año cero se quede donde está, pero tampoco me importará mucho lo que finalmente pongan tras el «antes de» y el «después de». Aunque no duden en que lo cambiarán, es más, D. Arturo seguro que le ha dado la idea a algún fulano con poder de mando en plaza para sugerir este tipo de cambios al que todavía no se le había ocurrido la ocurrencia.
¡Saludos para todos!

Spirit
Spirit
1 mes hace

Que bien escribes, cabrito. Jo jo.

Spirit
Spirit
1 mes hace

Yo seguiré con AC y DC. Que se jo dan

Antonio
Antonio
1 mes hace

Pues a mí me parece una estupenda opción—que nos vaya usted advirtiendo que la era Común, sea la era natural que aúne a todo el sistema global de fechas de calendarios, y el que se quiera sentir un fascista por mantener el antes y el después de Cristo, pues será porque lo es.
Bueno ,o lo quiere dar a entender. El progreso está ahí para seguir avanzando, las telarañas de una chaqueta, se quitan a manotazos.
Tenga usted una dulce tarde;no sé si decir caballero porque ya no hay caballos? o ponerme un poco al día, diciéndole Señor

Luis
Luis
1 mes hace

Una explicación muy acertada de la hipocresia,la gilipollez,la injusticia y la doble moral que abundan en la Sociedad actual.Hace una década le escuché a usted diciendo en una entrevista en el hormiguero de cuatro la siguiente afirmación:»Bueno,una vez muerto Dios,una vez que se acabó el cristianismo,muerto el cristianismo,…Y BIEN MUERTO QUE ESTA».Debo reconocer que cuando le escuché decir esas palabras me di cuenta de que usted no era totalmente consciente de lo que sucede cuando la gente deja de obedecer la ley de Dios.Veamos que sucede cuando las personas desobeden la ley de Dios:

Ama a tu prójimo como a ti mismo
(cuando desobeden se vuelven egoístas sin empatía)

No mentiras
(Cuando se desobedece se multiplican los engaños,abunda las mentiras y la falta de honestidad)

No robarás
(Cuando desobeden comienzan a haber millones de robos cada año en el país,aparte de los escándalos de corrupción de políticos y empresas)

No cometas adulterio
(Cuando desobedecen se rompen todas las parejas,y la mayoría de matrimonios fracasan,acabando en divorcios y lo que es peor,la mayoría de familias rotas y desestructuradas)

No matarás
(Cuando desobeden llegan los millones de asesinatos que hay cada año en el mundo por peleas,violencia o secuestros,las guerras,y los millones de bebés que son asesinados cada año con eso del aborto,y no olvidemos que en estados unidos hay hospitales que ganan cientos de millones cada mes con la venta del corazón,los pulmones,el higado,los riñones,el cerebro,las manos y pies de los bebes abortados a empresas cientificas,farmacéuticas,laboratorios y empresas de cosmetica para la experimentacion cientifica o para hacer cremas»mas nutritivas y antienvejecimiento»)

No codiciarás a la esposa de tu prójimo,ni sus bienes,ni su carro,ni su casa ni nada que le pertenezca
(Cuando desobedecen aumenta el adulterio,las peleas y asesinatos por celos,la envidia,la falta de contentamiento,y los robos)

Honra a tu padre y a tu madre
(Cuando se desobedece los niños desobedecen continuamente a sus padres,y los adultos abandonan a sus padres ancianos y enfermos dejándoles vivir solos cuando están frágiles,sin cuidarlos,o se desentienden de ellos dejándolos apelotonados en asilos de ancianos,como coches viejos en una chatarrería)

Acuérdate de los pobres de tu ciudad.Recuerda que no les falte lo necesario para sobrevivir,es decir cobijo,ropa y alimentos)

No molestaras al huérfano y a la viuda.
(Cuando desobeden este,abundan los robos y palizas a ancianos,y las agresiones y hurtos a niños que no tienen a sus padres para defenderlos)

El que robe algo tiene que devolver cuatro veces la cantidad de lo robado
(Cuando se desobedece este la gente roja sin temor,y la corrupción se multiplica por todas partes)

Cuando des tu palabra de hacer algo la cumplirás
(Cuando se desobedece la gente engaña y faltan a lo que habían acordado)

No oprimas al extranjero,pero malo como a ti mismo
(Cuando desobeden aparecen la xenofobia y el racismo)

No te enfades con tu prójimo
(Cuando se desobedece sucede lo que hay en la actualidad,discursiones continuas,peleas, enemistades,etc)

Si sabes que tu prójimo tiene algo contra ti,ve a junto de el y reconciliate
(Cuando se desobedece las enemistades y peleas duran meses o años)

No insultes a tu prójimo
(Cuando se desobedece aparece el bullying)

No desprecies a tu prójimo
(Cuando se desobedece aparece el bullying con todos los traumas asociados a este)

No estés ansioso por el día de mañana
(Cuando se desobedece surgen las dudas y la ansiedad)

No veas la paja en el ojo ajeno si ni siquiera ves la viga en el tuyo
(Cuando se desobedece surge la doble vara de medir,la injusticia y la doble moral)

Ser Humildes
(Cuando se desobedece surgen la soberbia y el orgullo)

Ser Mansos
(Cuando se desobedece aparece la agresividad y la violencia )

Ser Pacificadores
(Cuando se desobedece no hay quien calme»a las fieras»)

Ser misericordiosos
(Cuando se desobedece la gente se vuelve impiadosa y desaparecen el perdón y la empatía)

No hagas daño a tu prójimo,no le golpees
(Cuando se desobedece aparecen los golpes,las peleas,las agresiones,las palizas,incluso envenenamientos)

No te emborraches
(Cuando se desobedece surgen infidelidades,peleas)

Las mujeres que sean pacíficas,mansas,honestas,cuya vestimenta sea la interna con un corazón bueno,no con vestidos ostentosos y joyas

Que esten sujetas a su esposo
(Cuando se desobedece llegan las disputas,las peleas,las infidelidades,e incluso la violencia de género con agresiones y asesinatos)

Si alguien de tu familia,o de tus vecinos,o algún desconocido o profesor te anima y fomenta y enseña a desobedecer la ley de Dios el castigo que merece es la muerte
(cuando se desobedece se enseñan toda clase de ideologías y doctrinas tóxicas,como la pederastia,robos,adulterios,engaños,palizas,secuestros,borracheras,drogadicción,violaciones,etc)

No cometas adulterio,ni tendrás sexo con familiares,ni con tus suegros,ni con tus hijos,ni tendrás sexo con animales,ni hombres con hombres
(Cuando se desobedece se cometen todo tipo de abominaciones,depravaciones,violaciones, prostitución,pornografía etc..como sucede en la actualidad)

De cada palabra que salga de la boca del hombre dará cuenta en el día del juicio,por tus palabras seras justificado y por tus palabras seras condenado
(No tener contiendas de palabras,no andar discutiendo)

El caso es que cuando se desobedece la ley de Dios,

las conductas de los hombres se vuelven zafias,injustas,violentas,aparecen los robos,las palizas, los asesinatos,la paz desaparece,el respeto desaparece,y la estabilidad familiar y social desaparecen para siempre.

Por eso me pareció de lo más inmaduro su comentario de hace diez años de que era maravilloso que el cristianismo se hubiera muerto para siempre.

Mis abuelos y sus hermanos y hermanas obedecían todos estos mandamientos desde pequeños,

y, aunque jamás pasaron por la escuela,ni el instituto,ni universidad,

tenían unos comportamientos cien mil veces más justos,
transparentes,sencillos y bondadosos

que los que tiene el 99% de las personas en la actualidad.

Ana Salguero
Ana Salguero
1 mes hace

No entiendo nada, desde 2010 está «aprobada»su utilización por la RAE, en la Ortografía de la lengua española. Los términos relacionados con era común son muy utilizados por científicos, museos, algunos paises…
, me encanta tu literatura, pero no algunas de tus opiniones. No hace falta dirigir hacia un gobierno algo que se está utilizando desde hace mucho tiempo por todo tipo de usuarios. No sé si es intolerancia o no querer cambiar nada…
De todas formas, tengo casi todos tus libros, eres un genio

Alfredo
Alfredo
1 mes hace

Nunca olvidaré lo que contaba mi padre de una reunión en tiempos de la República en qué entró uno diciendo «Buenos días nos dé Dios» y le contestaron que qué es eso de saludar así, que saliera y volviera a entrar «COMO DIOS MANDA».

Emi
Emi
1 mes hace

Hola,solo un apunte:tengo dos hijas con 4 años de diferencia y las dos fueron amonestadas por decir ¡Jesus!despues del estornudo de un compañero,Asi nos va!!

José Manuel
José Manuel
1 mes hace

Totalmente de acuerdo con usted, don Arturo. Como dice esa famosa frase, atribuída a Albert Einstein: «solo hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana, y no estoy muy seguro de la primera”. Pues eso, lamentable y triste… Me ha encantado lo de que: «en asuntos de corrección política los españoles nunca perdemos un tren, porque siempre corremos delante la locomotora…» Genial maestro, lo que me he reído :). Lo invito a que un día se anime a escribir acerca de la llamada «cultura empresarial». Es un tema sumamente interesente, créame. Ya me entiende… Cultura con mayúsculas… Que si generamos sinergias, que si estamos preparados para cambios disruptivos, que si creamos valor, que si definimos el futuro, que si nos amamos los unos a los otros como dios nos ha amado… En fin, un despropósito infame, falso e insufrible, propio de los charlatanes con cargo que abundan en los tiempos que vivimos. Los que hemos leído unos pocos libros y trabajamos en la empresa privada, llevamos años sufriendo en silencio, viendo como semejante «religión» se va apoderando de todos los estamentos de la empresa, anulando todo pensamiento disidente… Y hay que comulgar claro, con esa palabrería barata, con esos eslóganes vacíos de contenido, escritos con innumerables faltas de ortografía. Es muy triste…
Me haría muy feliz si se animase a escribir sobre este asunto. Muchas gracias. Saludos.

José Enrique
José Enrique
24 ddís hace

Siempre creí que lo de los romanos era «Ab urbe condita».