Inicio > Creación > Adelantos editoriales > Espíritus de Nueva York, de Alberto Gil y Fernando Vicente

Espíritus de Nueva York, de Alberto Gil y Fernando Vicente

Espíritus de Nueva York, de Alberto Gil y Fernando Vicente

Espíritus de Nueva York (Lunwerg editores), de Alberto Gil y Fernando Vicente, es un homenaje a veinticinco personalidades muy relevantes que han nacido en la Gran Manzana o han estado unidas a ella en momentos decisivos de sus vidas

Fernando Vicente (Madrid, 1963) pintor e ilustrador, empezó su andadura artística en el hervidero de la movida madrileña. Posteriormente se dedicó a la publicidad, sector en el que llegó a ser director de arte en varias agencias. En 1999 regresa al mundo de la ilustración profesional, que ya no ha vuelto a abandonar. Entre sus colaboraciones más populares están sus ilustraciones para El País y en especial las del suplemento Babelia, que le han valido tres Award of Excellence de la Society for News Design.

Alberto Gil (Madrid, 1952) es periodista y escritor. Después de sus inicios en prensa, ha participado en más de treinta guías de viaje (incluyendo ciudades como Madrid, Lisboa, Santiago de Compostela, Segovia y Oporto), en libros en colaboración con grandes ilustradores y en rutas cinematográficas por varias Comunidades. Es autor de una novela negra, Ocho pingüinos, ambientada en los años 60, del ensayo sobre La censura cinematográfica en España, y de Madrid de las estrellas, sobre los vínculos entre la ciudad y el cine.

Zenda publica el prólogo de Alberto Gil y algunas de las ilustraciones de Fernando Vicente.

Primero conquistaremos Manhattan

Nueva York es una ciudad extraordinaria. Una metáfora del mundo, incontenible, mestiza, apabullante y contradictoria, que desde hace un par de siglos ha ejercido un enorme poder de atracción en todo tipo de visitantes. Gente vinculada a la literatura, al cine, a la música, a la pintura, a la fotografía… ha visto en Nueva York una energía creativa, y a veces destructiva, a la que resulta imposible sustraerse.

Es lógico que así sea. Pese a la creciente verticalidad y a la sofisticación de su arquitectura, en los cimientos de los edificios sigue latiendo una fuerza primitiva que sacude esta megalópolis rodeada de ríos, pegada al océano y con extensos parques de rocas y vegetación asilvestrada.

Y sobre todo, pocas ciudades —quizás ninguna, al menos en semejantes proporciones— ofrecen la amalgama de contrastes raciales, idiomáticos, religiosos, culturales, de procedencia y de condición social, que atesora esta y que saltan a la vista de forma continua, día y noche.

El gran espectáculo de Nueva York no son las famosas siluetas de sus rascacielos, ni la borrachera de pantallas líquidas de Times Square, ni la estampa nocturna de cientos de miles de ventanas iluminadas. Esa es su envoltura visual. La magia de esta ciudad y su fuente de energía está en sus habitantes, estables o de paso, que recorren el puente de Brooklyn de una orilla a otra, que se pasean por Harlem, que abarrotan Coney Island durante los fines de semana o que cogen el ferri hasta la Isla de Ellis, tal vez para descubrir que pisan el territorio de sus ancestros.

“Espíritus de Nueva York” es un homenaje a veinticinco personalidades muy relevantes que han nacido en la Gran Manzana o que han estado unidas a ella en instantes decisivos de sus vidas. Personajes universalmente conocidos y cuyas peripecias a menudo quedan difuminadas bajo el peso simbólico de sus propios iconos.

Todas estas figuras —ya desaparecidas— han recorrido Nueva York en diferentes momentos de su historia, han deambulado por sus calles, sus plazas, sus avenidas y sus barrios, han sufrido y disfrutado su personalidad extrema y han dejado una huella intangible en rincones muy emblemáticos.

El propósito del libro es hacernos sentir su presencia espectral en esos rincones, observarlos en sus buenos y malos momentos y saber algo más sobre las circunstancias que los rodearon y que en muchos casos nos han sacudido a todos como los coletazos de un vendaval: las sociedades literarias del siglo XIX, el Renacimiento de Harlem, la Gran Depresión, el macartismo, la lucha contra la segregación racial, la generación beat, la psicodelia, la contestación a la guerra de Vietnam, el nacimiento de la cultura pop, el nuevo periodismo, la irrupción de la música latina y el auge del feminismo.

Nos acercaremos, entre otros, a los escenarios que inspiraron algunas de las obras de Edgar Allan Poe, al lugar en el que se oyó por primera vez “Strange Fruit” en boca de Billie Holiday, a la residencia estudiantil de Federico García Lorca, al bar en el que Bogart esperó ilusionado la llegada de Lauren Bacall, al auditorio en el que Malcolm X dio su último sermón, al barrio en el que se fraguó la voz de Maria Callas y al teatro que convirtió a Marlon Brando en una leyenda.

Conoceremos momentos cruciales en la carrera de todos y cada uno de estos personajes. Los acompañaremos a las calles de su infancia, a las casas en las que vivieron, a los hoteles donde se alojaron y a los sitios en los que soñaron. Compartiremos anécdotas y encuentros insólitos: Houdini con Arthur Conan Doyle, Marilyn Monroe con Carson McCullers o Jimi Hendrix con Miles Davis. Episodios y acontecimientos que han dejado secuelas inmateriales en la memoria de la ciudad y que convierten a sus protagonistas en una continua fuente de inspiración para viajeros y creadores.

Así nació el mito de Nueva York y estos son algunos de los espíritus que pueblan su imaginario. Volveremos a pisar sus huellas, sentiremos su presencia latente, salvaremos las barreras del tiempo y del espacio y nos lanzaremos a la conquista de Manhattan en este viaje evocador.

Susan Sontag.

Frank Sinatra.

Jack Kerouac.

Leonard Cohen y Janis Joplin.

Marilyn Monroe.

Billie Holiday.

Edgar Allan Poe.

Frida Kahlo.

—————————————

Autor: Alberto Gil. Ilustrador: Fernando Vicente. Título: Espíritus de Nueva York. Editorial: Lunwerg. Venta: Amazon, FnacCasa del Libro.

5/5 (1 Puntuación. Valora este artículo, por favor)