Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Fin del sitio de Leningrado
Fin del sitio de Leningrado

El 27 de enero de 1944 finalizó el sitio de Leningrado, que había comenzado el 8 de septiembre de 1941. Durante novecientos días los tres millones de habitantes de esta ciudad rusa resistieron, en unas condiciones infrahumanas, el cerco de las tropas alemanas.

¿Cómo fue el sitio de Leningrado?

"Por ser el lugar donde se inició la revolución bolchevique, para Stalin defenderla se convirtió en obsesión"

Leningrado, la antigua San Petersburgo, se convirtió en el gran símbolo de la Revolución de Octubre. Cuando Hitler rompió el pacto Ribbentrop-Mólotov y puso en marcha la Operación Barbarroja, tenía una obsesión: ocupar esta ciudad soviética. Hasta enero de 1943, cuando el ejército rojo consiguió establecer un corredor terrestre, la Wehrmacht cerró todo el perímetro de la ciudad. Los alemanes habían previsto una guerra relámpago estableciendo tres frentes: Leningrado, Kiev y Moscú. La idea era que sus tropas fuesen oscilando entre ellos según se ocupasen estas ciudades soviéticas. Pero la resistencia que encontraron fue feroz. Si para Hitler acabar con San Petersburgo era vital, por ser el lugar donde se inició la revolución bolchevique, para Stalin defenderla se convirtió en obsesión. Los cañones de la flota rusa del Báltico impedían el avance de las fuerzas motorizadas germanas. El mariscal Zhúkov organizó una defensa por sectores de Leningrado, reforzada por la potente artillería que hacía volar por los aires los tanques alemanes.

"En 1944, los alemanes fueron expulsados y Leningrado recuperó su libertad, pero con un alto coste: el cementerio de Piskarióvskoye estaba lleno con los cadáveres de sus ciudadanos"

Pero los que de verdad sufrieron la brutalidad del sitio de Leningrado —equiparado por algunos historiadores con un genocidio— fueron sus habitantes. La cifra de muertos de esta batalla se estima en 1.500.000 personas —la cifra oficial de civiles muertos en los juicios de Núremberg fue de 600.000—. Muchos murieron por las bombas lanzadas, día tras día, por la Luftwaffe, otros tantos lo hicieron por el hambre y el frío. Los habitantes de San Petersburgo no tenían electricidad, ni agua, ni calefacción —con temperaturas en el exterior en invierno de 40 grados bajo cero— y a partir de 1942 el suministro de alimentos disminuyó de manera drástica. Cocinaron los libros, usaron la pintura de las paredes para caldos, se comieron a los gatos y a los perros, e incluso se cree que hubo canibalismo. En 1944, los alemanes fueron expulsados y Leningrado recuperó su libertad pero con un alto coste: el cementerio de Piskarióvskoye estaba lleno con los cadáveres de sus ciudadanos. El título que le otorgaron de «ciudad heroica» quiso premiar su resistencia excepcional durante aquellos terribles 900 días de asedio.

Otras efemérides históricas del 27 de enero

El día 27 de enero de 1554 murió en un naufragio Pedro de Heredia, el fundador de Cartagena de Indias (Córdoba).

El día 27 de enero de 1801 el monarca español Fernando VII declaró a la villa de Santa Cruz de Tenerife capital de la provincia de Canarias.

El día 27 de enero de 1888 se fundó en los Estados Unidos la National Geographic Society.

El día 27 de enero de 1945 el ejército soviético liberó el campo de concentración de Auschwitz.

4.9/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios