Inicio > Libros > Narrativa > Imaginación y atrevimiento

Imaginación y atrevimiento

Imaginación y atrevimiento

Entraré poco en la trama de la novela y me centraré en lo que me parece esencial: la construcción de un mundo.

Benavides es un buen novelista. Y la obligación de todo buen novelista no consiste en situarse en el lugar de sus personajes, ni siquiera en el lugar de un personaje, sino de estos personajes que le ocupan. Y como no puede ser ellos, tiene que inventárselos. Nada exige tanta exactitud y tanto conocimiento como la invención. Quien inventa goza de la mayor libertad, pero también de las mayores exigencias. Máxime cuando, como ocurre en este caso, los personajes existieron en realidad.

"Cuando un lector quiere intervenir en el relato que está leyendo, el autor ha ganado la partida"

Ningún historiador hubiera dispuesto de los recursos que Benavides tuvo a mano: imaginación y atrevimiento. Imaginación para salir del lugar común, para dotar de personalidad única y específica al Madrid de la primera guerra carlista. A la Reina regente. A Luis Candelas, al duque de Osuna, y a toda una extensa y precisa galería de personajes en la que no me voy a extender porque el lector se los irá encontrando sin darse apenas cuenta, y estos ya quedan fijados en nuestra memoria.

No hay en El collar de los Balbases ninguna doblez. No hay dudas ni titubeos a la hora de establecer las categorías morales, todo está al servicio de la claridad del relato. Ahora bien, ser claro no implica ser simple. Ni las opiniones contundentes excluyen matices. En cualquier caso, agradezco el conocimiento profundo del tema tratado y más desconocido de lo aparente, agradezco la espléndida dosificación de la información: sin interrumpir para nada el relato (al contrario, dándole orden y sentido) se nos proporcionan datos valiosísimos sobre la época y las relaciones sociales, sobre las ocupaciones cotidianas de unos y otros. Una vez superadas las primeras páginas, el relato fluye con unas coordenadas que hacen inevitable la referencia al género picaresco, y la novela provoca un deseo inmediato de intervención por parte del lector, provoca que deseemos cambiar cosas. Intervenir en el relato. Y cuando un lector quiere intervenir en el relato que está leyendo, el autor ha ganado la partida. Ya estamos dentro del libro, ¿hay algo mejor?

—————————————

Autor: Jorge Eduardo Benavides. TítuloEl collar de los BalbasesEditorial: La huerta grande. VentaFnac y Casa del libro