Inicio > Actualidad > #Mibiblioteca > David Jiménez Torres
David Jiménez Torres

Ha sido un placer poder retratar a David y haberle hecho este pequeño reportaje. Disfrutamos de una bonita conversación acerca de los libros; como objetos con vida propia y como herramientas de trabajo. Le hice estas fotografías en el salón de su casa mientras hablaba sobre su trabajo en la universidad y reflexionaba acerca de cómo esta evolucionado el modelo educativo durante esta pandemia.

Para saber más sobre David:

David Jiménez Torres es profesor, articulista y escritor. Nació y creció en Madrid hasta que un día, sin que todavía entienda muy bien por qué, pidió a sus padres que lo enviaran a estudiar a Estados Unidos. Lo que en un principio iba a ser un año viviendo fuera de España acabaron siendo trece. Realizó el bachillerato en la Hun School of Princeton y luego cursó las carreras de Historia y Filología Inglesa en la Washington University en Saint Louis. Para los estudios de posgrado se trasladó a Reino Unido: en la Universidad de Cambridge, y con una beca de la fundación Gates Cambridge Scholars, cursó el máster en literaturas europeas y el doctorado en estudios hispánicos. Después fue profesor de cultura e historia españolas en la Universidad de Manchester. En 2015 regresó finalmente a Madrid, donde ha ejercido de profesor de humanidades en la Universidad Camilo José Cela y es actualmente investigador posdoctoral del programa Juan de la Cierva en la Universidad Complutense de Madrid.

En su faceta literaria, David ha publicado dos novelas: Cambridge en mitad de la noche (Entre Ambos) y Salter School (Martínez Roca). También ha publicado el ensayo literario El país de la niebla (Ipso) y cuentos en la revista Letras Libres y en el libro colectivo Amores canallas (Pigmalión). Muchos de sus textos parten de sus experiencias en el extranjero para explorar cuestiones como la pertenencia, la extranjería, el conocimiento o la naturaleza de las relaciones humanas.

En su faceta de investigador universitario, ha publicado recientemente Nuestro hombre en Londres: Ramiro de Maeztu y las relaciones angloespañolas (Marcial Pons). Se trata de una versión revisada, ampliada y traducida al español de una monografía publicada en 2016 en inglés, y que parte a su vez de su tesis doctoral, Ramiro de Maeztu and England (Boydell & Brewer). También coordinó junto a Leticia Villamediana el libro colectivo The Configuration of the Spanish Public Sphere: from the Enlightenment to the ‘indignados’ (Berghahn). Además, ha publicado trabajos de investigación en revistas especializadas como Historia y PolíticaHispanic Research JournalRevista de Occidente Bulletin of Spanish Studies.

David ha colaborado también con diversos medios como articulista y analista: Times Literary Supplement, El Español, Libertad Digital y Letras Libres. En la actualidad es columnista semanal en El Mundo y también interviene en la tertulia política de En Casa de Herrero, en esRadio. En febrero saldrá a la venta su ensayo 2017: La crisis que cambió España (Deusto), en el que analiza las causas, el desarrollo y las consecuencias del proceso independentista catalán. Acaba de ganar el I Premio de No Ficción Libros del Asteroide con El mal dormir.

Nos recomienda este libro a los lectores de Zenda:

He elegido Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro. Los he hecho por tres motivos. El primero es que se trata de una novela que ha significado mucho para mí. Incluso guardo todavía entre sus páginas el billete del viaje en tren en el que empecé a leerla. Llegué a ella en una época mala, en la que andaba desencantado de la escritura y replanteándome si verdaderamente tenía vocación literaria. Nunca me abandones fue una de las lecturas que me reconcilió con la novela y sus posibilidades. Sigo pensando que vale la pena escribir aunque solo sea por aproximarse a lo que sentí cuando leía este libro.

El segundo motivo es que me parece una novela excepcional. Un ejemplo de maestría narrativa. La trama se centra en unos jóvenes estudiantes que, con el paso del tiempo, van comprendiendo una verdad profunda y terrible acerca de su propia naturaleza. Pero este descubrimiento avanza de una manera muy sutil, dejándonos pistas, exponiéndonos a situaciones enigmáticas, mostrando de refilón escenas cuyo significado se va haciendo patente con el paso del tiempo. De manera que, cuando al fin se hace explícita la “revelación”, nos damos cuenta de que una parte de nosotros la conocía desde hacía tiempo. El proceso de descubrimiento del lector es como el proceso de descubrimiento de los propios niños (luego adolescentes) protagonistas: van comprendiendo las cosas de manera intuitiva e inconsciente antes de que se vuelvan explícitas. Las novelas de Ishiguro juegan mucho con este tipo de desarrollo narrativo, y como escritor sigue pareciéndome algo muy difícil de conseguir. Por otra parte, los personajes son verdaderamente conmovedores, y están tratados con una delicadeza que hace que su situación resulte aún más desgarradora. El final sigue pareciéndome uno de los más tristes y logrados que he leído nunca.

El tercer motivo es que, aunque su trama no tiene nada que ver con una pandemia, me parece una novela que encaja bien con los tiempos que estamos viviendo. Nunca me abandones es, esencialmente, una novela acerca del milagro y el misterio de la vida. Y de la muerte, claro. Su lectura anima a que nos preguntemos qué se puede hacer con el tiempo que nos ha sido dado, y cómo podemos afrontar nuestra propia mortalidad y la de nuestros seres queridos. Ishiguro nos expone a un gran sinsentido cósmico y, al final, consigue llenarlo de dignidad y belleza. No sé si supone una lectura reconfortante; sí sé que veo el mundo con otros ojos desde que leí esta novela, y que esa mirada me ha sido muy útil durante este último año. Cada lector es un mundo, pero quizá haya otros que tengan una experiencia parecida.

4.9/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)