Inicio > Firmas > Textos de autor > La gira planetaria durante el año de la peste
La gira planetaria durante el año de la peste

Fue un todavía cercano cinco de noviembre cuando Aquitania pisó las librerías por primera vez. Apenas unas semanas, tan extrañas como este 2020 que todos hemos recorrido como hemos podido, con esta mezcla de estupor y apretar los dientes para seguir adelante. Ser la ganadora del Premio Planeta de este año pandémico —del año de la peste, como diría Daniel Defoe— está resultando una experiencia intensa y atípica, pero en contra de toda lógica o previsión la novela se está convirtiendo en un pequeño milagro con el que no contaba.

Nada está resultando como otros años, desde la misma noche en que se concedió el Premio Planeta, el quince de octubre. Frente a la fiesta con mil invitados, social, alegre, ruidosa, en la que los escritores nos reencontramos y cenamos mientras transcurre la mítica ceremonia, este año solo un centenar de periodistas con mascarilla tecleaban concentrados sobre sus portátiles. Y pese a todo, o precisamente por ello, la rueda de prensa resultó íntima, casi una charla entre viejos conocidos. Aquella anomalía inauguraba ya la tónica de lo que está siendo la gira de este Premio Planeta 2020.

"Aquitania nació ya brindando por las buenas noticias, con una primera edición que desbarataba todas las previsiones"

Cada año la novela ganadora se publica a primeros de noviembre y le siguen tres semanas de intensa promoción por todo el país. Entrevistas, televisión, radio, periódicos, blogs literarios y presentaciones. De todo ello ha habido este año, pero en un formato mixto: hubo entrevistas presenciales en Madrid durante varios días, el resto las realicé desde mi despacho, en Alicante. Lo que debería haber sido un: “Hoy es lunes, luego estás en Santiago. Hoy es martes, luego estás en Bilbao. Hoy es miércoles, luego estás en Zaragoza…“ tornó a un cómodo: “Hoy atiendes a los medios de Valencia, comienzas a las 9:00, tendrás entrevistas cada veinte minutos, terminarás a las 21:00”.

¿Qué se ganó? Comodidad, muchos más medios a los que atender.

¿Qué se perdió? El factor humano, la conexión del cara a cara, las sonrisas, y sobre todo las firmas: el contacto con los lectores. El gran perdedor de esta pandemia.

Hablaba de pequeño milagro porque en marzo, cuando el mundo se cerró y las librerías tuvieron que bajar las persianas nadie imaginaba que la lectura sería la gran beneficiada de esta inmensa crisis. Que volveríamos a nuestras estanterías en busca de alguna novela que compramos y jamás nos dio tiempo a leer, que tras el confinamientos nos lanzásemos todos en busca de novedades, y que este otoño las cifras de venta del sector, sobre todo en ficción, superasen a las del año pasado, cuando todavía ni imaginábamos lo que nos quedaba por vivir.

Aquitania nació ya brindando por las buenas noticias, con una primera edición que desbarataba todas las previsiones. Desde entonces, cada viernes, el día que se sabe que vuelve a ser la novela más vendida, recibo de la editorial una llamada anunciándome una nueva reedición. Seis semanas, seis ediciones.

Vivo con cierto asombro lo que está sucediendo con la novela, sobre todo con la protagonista, Eleanor de Aquitania. Reconozco que cuando llegué a ella, en junio de 2018, cuando terminé mi anterior novela —Los señores del tiempo, el cierre de la Trilogía de la ciudad blanca— me declaré absolutamente fascinada por el personaje histórico.

"He vivido casi tres años confinada, subyugada por la biografía de una mujer irrepetible, casi sepultada bajo montañas de documentación"

Que una mujer en pleno Medievo se convirtiera a sus trece años en la persona más rica de Occidente, que fuera reina de Francia y después de Inglaterra, que pariese diez hijos y que cabalgase con ochenta años hasta la corte de Castilla, cruzando en enero los helados Pirineos para elegir entre sus nietas a la futura reina de Francia tras casarla con el nieto de su primer marido… ¿Cómo resistirse al asombro, a la admiración de una vida tan extraordinaria?

He vivido casi tres años confinada, subyugada por la biografía de una mujer irrepetible, casi sepultada bajo montañas de documentación. Pero no esperaba que a los lectores les sucediera lo mismo, que leyesen Aquitania y que corriesen a las librerías y bibliotecas en busca de más información acerca de Eleanor. Veo con orgullo que desde noviembre se han reeditado varias de sus biografías y ensayos más aplaudidos. Muchos de ellos los conozco de memoria, me han acompañado muchas noches y ahora reposan cargados de postits en la biblioteca de mi despacho.

Y me alegra, me alegra desde lo más hondo de mi corazón de bibliófila que la literatura haya vencido a la pandemia.

—————————————

Autora: Eva García Sáenz de Urturi. Título: Aquitania. Editorial: Planeta. Venta: Todos tus librosAmazonFnac y Casa del Libro.

4.5/5 (13 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios