Inicio > Poesía > La Ignorancia: Aforismos de Emilio López Medina

La Ignorancia: Aforismos de Emilio López Medina

La Ignorancia: Aforismos de Emilio López Medina

La Ignorancia es el primer volumen de una heptalogía con la que, bajo el rótulo de “Las Siete Bestias”, el autor pretende ofrecer un amplio panorama de las grandes cuestiones humanas (la Ambición, el Sexo, la Soledad, el Dolor…).

Para cada uno de los volúmenes, estos temas son los hilos conductores que vertebran un amplio elenco de aforismos y pensamientos breves que, siguiendo aquel precepto de Joubert de presentarlos enlazados y ligados al modo de los sonidos en la música, “por su relación armónica, como perlas enhebradas”, hace que todo el conjunto vaya adquiriendo finalmente el aspecto de un verdadero sistema de pensamiento de amplio espectro que de otra forma aparecería de manera caótica (como suele ser el caso en las formas más habituales de los libros de aforismos). Y ello salvaguardando, no obstante, el sentido de cada unidad en sí misma y por sí misma, carácter esencial del aforismo.

Todo esto hace que no se pierda el pálpito de la filosofía más clásica. Es por lo que, para Javier Recas, autor del Prólogo a la edición de este primer volumen, “el autor se expresa en fragmentos que no son otra cosa que lúcidos fogonazos del pensamiento. No hay en ello, sin embargo, ninguna connotación de una reflexión inconclusa o truncada, sino la forma coherente de pensar y hablar sobre un mundo surrealista que sólo permite calas discontinuas, retazos. Aforismos que atrapan al vuelo el decurso de su pensamiento: a veces, son breves, otras, más dilatados (pero, ¿dónde está la frontera de lo escueto?). Las reflexiones sobre la ignorancia que componen el libro que nos ocupa están engarzadas en esta perspectiva, lúcida y escéptica, entusiasta a la vez que amarga, de confección fragmentaria pero coherentes en sus pedazos.

Estar pensando es estar sintiendo, afirma el autor. Pero pensar, decía Platón, es una forma de diálogo del alma consigo misma. Y, siguiendo esta idea, escribir es, paralelamente, una forma de dialogar con otros. En López Medina esto es aún más patente, pues muchas de sus reflexiones son comentarios, apostillas, reinterpretaciones, discrepancias… de lo pensado y escrito por las grandes plumas de la tradición filosófica y literaria: Pascal, Nietzsche, Bergson, Tácito, La Rochefoucauld, y tantos otros … Por ello, su escritura no está adulterada por exigencias académicas o comerciales, se justifica por sí misma, y, hacia fuera, le basta con el pago de la lectura de compañeros de viaje, de esos que se reconocen transitando por las mismas veredas. También por ello, encontramos en sus aforismos uno de los rasgos más característicos de la modernidad: la visibilidad del sujeto. El yo, su persona, aparece constantemente, no ya para certificar una autoría, sino para subrayar la perspectiva, el carácter contingente y la fragilidad de todo aserto. Abundan expresiones como: ‘a veces llego a pensar’, ‘yo diría que’, ‘creo que’…”.

A continuación ofrecemos una breve muestra del estilo aforístico del libro:

Los filósofos encuentran las causas inexistentes de elementos existentes o bien las causas existentes de elementos inexistentes, e incluso las causas inexistentes de elementos inexistentes. Lo encuentran todo… Todo menos las causas existentes de elementos existentes.

******

Lo difícil no está en enseñarle al hombre la verdad. Lo difícil es quitarle de encima la mentira.

******

¿Por qué las gentes no se molestan tanto cuando se les dice que son malos y sí mucho cuando se les dice que son tontos? Por lo que he escrito en alguna ocasión: porque la gente prefiere que califiquen su pensamiento de malvado antes que de ridículo.

******

Todos nos creemos suficientemente inteligentes y buenos como nos creemos suficientemente limpios.

******

Como todos los hombres se creen muy listos, los necios me hacen temblar doblemente.

******

Ganarse la fama de sabio en el aula es fácil; lo difícil es ganársela en la comida y en las cervezas: es decir, en el bar.

******

Antes que de izquierdas o derechas, antes que en burgueses o proletarios, antes que en diversas razas o religiones, la distinción principal entre los hombres está entre estudiantes de letras y estudiantes de ciencias.

******

Está claro que, al paso que nos lleva la educación actual, pronto llegaremos a prehistóricos con ordenador

******

El hombre moderno: un ser solitario ante el ordenador.

******

Los nuevos tiempos requieren oraciones nuevas… “Más líbranos de quedarnos sin internet. Amén

******

La inteligencia encuentra su mayor satisfacción en no dejarse engañar antes que en vencer.

******

En el escéptico, el placer de la duda, el placer de la libertad de pensamiento, está contrarrestado ampliamente por el dolor de la soledad que lleva consigo.

******

El escepticismo reparte sus beneficios demasiado tarde: cuando precisamente uno es ya un escéptico sobre esos beneficios.

******

Emilio López Medina nació en Jódar (Jaén). Licenciado en Filosofía por la Universidad de Valencia y doctor por la de Granada con una tesis sobre Jaime Balmes, ha ejercido como profesor titular de la Universidad de Jaén. Es autor de diversos libros y estudios académicos, así como de una amplia obra aforística que comenzó a publicarse en volúmenes tales como La Ambición (Liberman, 2017), 69 aforismos porno & 96 aforismos antisexistas (Libros Al Albur, 2018), El Arte Jovial (Libros Al Albur, 2018), Del Amor y todo lo que le es propio (Trea, 2018), La Diversión, 2021 (Thémata Editorial-Apeadero de Aforistas, 2021). Ha participado en volúmenes colectivos (Fili mei, Juega o muere, Los aforistas y lo lúdico, La Sonrisa de Nefertiti) e incluido en varias antologías. A finales de 2020 se publicó su novela Así Reía Saturnino (Libros del Innombrable / Cypress).

—————————————

Autor: Emilio López Medina. Título: La Ignorancia. Editorial: Thémata Editorial – Apeadero de Aforistas. Venta: Todostuslibros y Amazon.

4.6/5 (8 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)