Inicio > Actualidad > Noticias > La novela póstuma y distópica de Almudena Grandes se publica el 11 de octubre

La novela póstuma y distópica de Almudena Grandes se publica el 11 de octubre

La novela póstuma y distópica de Almudena Grandes se publica el 11 de octubre

Todo va a mejorar, la novela que dejó escrita Almudena Grandes antes de fallecer, situada en España en un futuro próximo, consumista y distópico, de libertades restringidas con la excusa de una pandemia, se publicará el próximo 11 de octubre, ha informado hoy Tusquets Editores.

La última obra de la autora, cuyo fallecimiento el pasado noviembre generó un profundo impacto, «es una novela coral de anticipación política» que contiene el retrato colectivo de Los besos en el pan y la intriga de los resistentes de los Episodios de una guerra interminable, asegura la editorial sobre esta obra. Almudena Grandes había acabado prácticamente esta novela, que parece haberse inspirado en la situación que generó la epidemia de covid, y que tenía voluntad de publicar, explicó a Efe Juan Cerezo, editor de la escritora, tras su fallecimiento. Ya adelantó que probablemente se publicaría este año, como así será finalmente.

A través de una «inolvidable galería de personajes que, en un país que ha sufrido fuertes sacudidas, no quieren resignarse», se trata del «legado de una gran narradora que logra de nuevo emocionarnos y despertar conciencias», asegura la nota de Tusquets. Su argumento nos lleva España en un futuro próximo. Un nuevo partido político llamado Movimiento Ciudadano ¡Soluciones Ya! ha arrasado en las elecciones. Quien lo dirige en la sombra es un empresario de éxito que propugna que el Consejo de Ministros funcione como un consejo de administración, y que tiene proyectos ambiciosos para arreglar el país. Tras una ola de vandalismo, formará un nuevo cuerpo de Vigilantes; tras un Gran Apagón, creará un acceso limitado a internet, y, ante las dificultades, estimulará la libertad ilimitada de comprar y consumir. Todas ellas serán medidas extraordinarias, porque el país se enfrenta a nuevas formas de pandemia que exigen velar ante todo por la seguridad. «Sólo un grupo de mujeres y hombres corrientes se atreverá a desmontar las mentiras del nuevo régimen en el que todo aparenta mejorar, cuando en realidad se vive bajo los abusos de poderosos sin escrúpulos«, explica la nota de la editorial.

Almudena Grandes (Madrid, 1960-2021) se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú, XI Premio La Sonrisa Vertical. Posteriormente publicó novelas como Te llamaré Viernes, Malena es un nombre de tango, Atlas de geografía humana, Los aires difíciles, Castillos de cartón, El corazón helado y Los besos en el pan, y los libros de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso. La culminación de su carrera fueron las cinco novelas que forman sus Episodios de una guerra interminable. Tras recibir muchos reconocimientos en vida, póstumamente ha recibido la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y el título de Hija Predilecta de Madrid. Varias bibliotecas españolas llevan su nombre, así como en breve lo tendrá también la Estación de Atocha de Madrid.

4.4/5 (34 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
4 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Ricarrob
Ricarrob
1 mes hace

Otro artículo más sobre la sr. Grandes. Y van… todavía esta revista no ha publicado nada en conmemoración a Fernando García de Cortázar, insigne historiador y gran persona. ¿Cuál es el problema? ¿Que el sr, Cortazar no era de izquierdas?

Currito
Currito
29 ddís hace

Campeona en odios

Martín
Martín
14 ddís hace

Hay en la trama monjas gozando al ser violadas por sudorosos milicianos republicanos?

Apolodoro
Apolodoro
8 ddís hace

Si este libro empieza a describir una situación en la que entre «el grupo de mujeres y hombres corrientes» que se «atreve a desmontar las mentiras del nuevo régimen» (y se entiende no entrar a ser parte de su red clientelar), también y por un casual hubiera escritor@s de ceja poblada, entonces la misma ya no se debe catalogar como novela distópica, sino además como ciencia-ficción