Inicio > Actualidad > Noticias > Literatura infantil en la Feria del Libro

Literatura infantil en la Feria del Libro

Literatura infantil en la Feria del Libro

Islas misteriosas, piratas, tesoros hundidos: el mar es el hilo conductor del Pabellón Infantil en la 78 Feria del Libro de Madrid. En honor al país invitado, República Dominicana, el tema marítimo inspira recomendaciones de libreros y editores para los más pequeños, los grandes protagonistas del fin de semana.

En la marea de propuestas, este domingo brillaba con luz propia la campeona olímpica y capitana del equipo español de natación sincronizada Ona Carbonell, que firmaba ejemplares de su primer cuento infantil, «Sueños de agua» (Penguin).

La protagonista del cuento, que nace con vocación de colección, es Elena Sirena y tiene bastante de autobiográfica, según ha explicado a Efe la deportista, escritora y también ganadora de la última edición del concurso televisivo «Masterchef Celebrity».

«Mi objetivo es fomentar los valores del deporte y a la vez la fantasía, dando alas a mi sueño de infancia, que era, como el de muchas niñas, ser una sirena», asegura Carbonell, que a través de ese sueño enfatiza también los valores asociados al amor y el cuidado de los océanos y su fauna.

Y es que en el mundo de la literatura infantil lo lúdico y lo educativo casi siempre van de la mano. Clara Porras, de la librería La mar de letras, asegura que en los últimos años ha aumentado el interés por los temas medioambientales, que cada vez se trabaja más en los colegios.

Sobre el cuidado del mar recomienda «Un mar de plástico» (Takatuka), de los noruegos Kirsti Blom y Geir Wing Gabrielsen, un libro informativo, para niños a partir de 7 u 8 años, que expone abiertamente cómo el océano se está convirtiendo en un vertedero, a través del seguimiento de un fulmar boreal, un ave marina víctima de la contaminación de plásticos.

En la misma línea, Gema Sirvent, editora de Libre Albedrío, propone «A la vista», de Daniel Montero, una aventura visual, sin palabras, ambientada en una isla que habla de sostenibilidad a través de múltiples tramas y personajes.

«Benicio y el prodigioso náufrago», con sabor a cuento tradicional, es la opción marítima de la editorial A buen paso, mientras que Juventud apuesta por la aventura de «Edison. Dos ratones en busca de un tesoro» y Flamboyant por el inclusivo «Bajo las olas» (Flamboyant).

Un paseo por la feria invita a descubrir otras propuestas exquisitas y heterodoxas para el público infantil, como la de la editorial Lata de Sal, cuya colección más emblemática está dedicada a los gatos.

«El gato es un animal mágico y misterioso, por algo es el favorito de muchos escritores», dice a Efe la editora Irene Álvarez y cita a Hemingway, que llegó a tener decenas en su casa y dejó su cuidado previsto en el testamento, Poe o Borges.

Su «bestseller» son los cuentos de Pete el Gato, un fenómeno de la literatura infantil en Estados Unidos, y su última apuesta, el libro ilustrado «Así es el gato», de las polacas Paulina Wierzba y Marianna Sztyma, un ameno repaso a la historia de estos felinos, su anatomía, comportamiento o supersticiones relacionadas.

También firmaba ejemplares este domingo Miguel López, conocido como Hematocrítico, que se dio a conocer en internet con sus comentarios divertidos sobre obras de arte famosas. López es maestro infantil y hace cinco años empezó a colaborar con Anaya en una colección de versiones de cuentos clásicos.

«Se trata de reinterpretarlos en clave de comedia», explica el autor, que lleva tres cuentos publicados en esta colección: «Feliz feroz», «Agente ricitos» y «El lobo con botas».

O las autoras de Wonder Ponder, Ellen Duthie y Daniela Martagón, que firmaban copias de sus libros-juego de filosofía visual para niños, una manera divertida de acercar a los más pequeños a las grandes preguntas de la filosofía.

No obstante, las mayores colas las formaban los «youtubers» Bego y Jordi, que han publicado un libro inspirado en su canal de Youtube «Momentos divertidos». Se trata de un cuaderno con juegos que apelan a la creatividad, desde comer caramelos que pintan la lengua y pintar páginas a escupitajos, a colorear con técnica puntillista o salir a la calle en pijama y hacerse una foto.

Este fin de semana además ha celebrado su cumpleaños otro favorito de los niños, el Pollo Pepe, que ha cumplido 20 años y sigue despertando pasiones -más de un millón y medio de ejemplares vendidos en España- apostando por la sencillez y la interactividad.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)