Inicio > Blogs > Escritores de canciones > Los derechos de autor en las canciones

Los derechos de autor en las canciones

Los derechos de autor en las canciones

Hoy me gustaría hablaros de la forma en que gestionan sus derechos de autor los escritores de canciones. Voy a intentar ser práctico, contestando a preguntas que estoy seguro de que alguien se ha hecho alguna vez, como: ¿se puede vivir para siempre de una canción?, ¿cómo se reparten los derechos entre los miembros de una banda?, o ¿el baterista también tiene un porcentaje?

Os contesto a esta última antes de que me lluevan palos, que siempre bromeamos con los pobres baterías sobre esto, y sí, claro que tienen derechos de autor, los mismos que cualquier otro miembro de la banda, siempre que hayan contribuido al desarrollo de la canción. De hecho, existen bateristas como Txus di Fellatio, de la banda española Mago de Oz, que directamente es el compositor de todas las canciones.

"Si quieres saber quién es el autor de una canción, en Spotify solo tienes que pinchar en el apartado mostrar créditos"

También hablaré de la cesión de derechos a editoriales, discográficas, productores o managers. Como en cualquier negocio, a menudo el autor tiene que valerse de intermediarios para que la canción llegue lo más lejos posible y muchas veces no tenemos claro en qué manos dejarla.

Los derechos de autor es un bien que los escritores de canciones tenemos y debemos gestionar correctamente. Esa canción que escribiste una vez en tu habitación, o cualquier otro lugar, puede llegar muy lejos y formar parte de tu patrimonio. Desde que la registras y hasta 70 años después de tu muerte, los derechos serán tuyos y de tus principales allegados. A partir de ahí, y si la ley no se cambia, la música pasará a ser de dominio público.

Reparto de los derechos de autor

Uno de los momentos más tensos en la vida de un artista surge a la hora de hacer el reparto de los derechos de autor. Cuando eres un solista y compones todas las canciones, no suele haber ningún problema, pero cuando tienes una banda es mucho más complicado. Cada banda es un mundo y en todas siempre suele haber alguien que lleva el peso de la composición. Las hay en las que solo un componente hace las canciones y los demás aportan su granito de arena. En este caso es normal que el mayor porcentaje se lo lleve el compositor y los demás tengan una pequeña parte como arreglistas. También las hay que reparten sus derechos de forma equitativa, aunque alguien tenga mayor peso en la composición, y por último, en las que los derechos van únicamente al compositor. Cualquiera de las tres opciones es válida, pero mi recomendación es que se deje bien claro al principio, para que una vez que al grupo le vaya bien no surjan problemas.

Por ejemplo, en Despistaos las canciones están firmadas por mí o por Daniel Marco , que es el principal compositor, en Hombres G es David Summers quien lleva el peso de la labor compositora. Si quieres saber quién es el autor de una canción, en Spotify solo tienes que pinchar en el apartado “mostrar créditos” y ahí tienes toda la información, como en esta canción de Bruno Alves.

Información de los derechos de autor de una canción en el Spotify de Bruno Alves

Cesión de derechos

Como os comentaba antes, muchas veces, sobre todo cuando estamos empezando, necesitamos ceder parte de nuestros derechos de autor a otro tipo de entidades para que éstas aporten un plus a nuestro proyecto. Aunque hoy en día producir una canción en un estudio es mucho más barato que hace unos años, hay artistas emergentes como Sandra Groove que ceden un porcentaje de sus derechos, ahorrándose así algo de dinero en la producción e invirtiendo en alguna estrategia de comunicación, como el rodaje de un videoclip.

Las editoriales juegan el papel más importante en la cesión de los derechos de autor: ellas son las encargadas de gestionar tus derechos a cambio de un porcentaje y conseguir que una de tus canciones pueda entrar en una serie o programa de televisión, entre muchas más cosas. Cuando estás empezando, es importante plantearte fichar por una editorial, ya que te suelen ofrecer un adelanto de dinero que te va a venir muy bien para arrancar el proyecto, siempre que sea un contrato justo.

Cómo gestionar tus derechos de autor en España 

Siempre es importante registrar tu obra una vez terminada. Si eres un músico aficionado y compones por puro placer, puedes registrarla en la propiedad intelectual. Aquí no podrás explotar tu obra de manera comercial, pero al menos quedará registrada, evitando así la posibilidad de algún tipo de plagio.

Si en cambio lo que quieres es darle a tu obra un uso comercial o público, tienes que hacerte socio de la Sociedad General de Autores y Editores de España. Ellos se encargarán de gestionar tu obra y pagarte los derechos semestralmente. No quieres ni imaginarte los derechos autor que ha generado la «Macarena». Una canción así te da para vivir toda una vida, aunque lógicamente es una excepción.

Ahora ya sabes un poco más sobre los derechos de autor y lo importantes que son para los que escribimos canciones. Por eso nos gusta protegerlos, igual que otro tipo de artistas protejan sus obras. Registra siempre tus canciones, aunque pienses que puedan caer en el olvido.

5/5 (6 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)