Inicio > Libros > Cómic > Making of de Historia de España en viñetas

Making of de Historia de España en viñetas

Making of de Historia de España en viñetas

Esta aventura comienza en Cádiz, durante el verano de 2005. La ciudad conmemoraba el segundo centenario de la batalla de Trafalgar con diferentes actos, mientras yo hacía turismo de playa y chancletas, ajeno del todo a la celebración. Entre cañas y helados, me preguntaba de qué iría todo eso sobre Trafalgar. Por aquel entonces, uno no disponía del acceso fácil y rápido a internet desde el smartphone, por lo que me volví a Barcelona con la duda, moreno y con algún quilo de más.

A las pocas semanas de volver a la rutina, y habiendo olvidado ya que aquello de Trafalgar había llamado mi atención, un compañero de trabajo me comentó que había leído el último libro de Arturo Pérez-Reverte, Cabo Trafalgar, y que había disfrutado de cada página. Durante aquel café, a pie de máquina, descubrí que se trataba de una batalla, una de las gordas, en la que españoles, franceses e ingleses se estuvieron dando estopa de lo lindo. Esa misma tarde pasé por la librería y compré la novela. Dos días más tarde, con la novela ya acabada, y en la misma cafetería donde dos días antes Daniel me recomendaba su lectura, echaba espuma por la boca. Indignación y vergüenza son los sentimientos que mejor recuerdo de aquel día. Indignación porque, tras pasar por todo el sistema público de educación, nadie me había hablado de aquella batalla. Vergüenza porque, siendo un tío de veintitantos, poco o nada conocía de nuestra historia bélica. Y de eso nadie era responsable más que yo.

Daniel y yo comenzamos a fantasear sobre una posible adaptación al cine de ese y otros pasajes que, a raíz de esa novela, comenzamos a descubrir. En aquellos meses hallamos episodios y personajes de nuestra historia que nos hacían soñar con grandes películas, interpretadas por los mejores actores del momento y con un sinfín de posibilidades tanto en el enfoque como en el desarrollo de las tramas. Blas de Lezo y la defensa de Cartagena de Indias, el asedio de Castelnuovo, Pavía, el regimiento Alcántara en el Rif, y un largo etcétera de pasajes nos entretenían durante las jornadas de trabajo en aquella fábrica.

Un día se encendió la bombilla. No podíamos hacer las películas con las que fantaseábamos, pero sí podíamos hacer los cómics sobre aquellos hechos. Así nace la idea de este proyecto editorial. Y ocho años más tarde (sí, ocho largos años) acabamos nuestro primer cómic: 1805: Trafalgar. A ratos libres íbamos desarrollando viñeta a viñeta un cómic que nos llevaría a tomar contacto con un sector hasta entonces desconocido. Contactamos con editoriales para ofrecer el proyecto, y la flauta sonó. Vendimos los derechos a una editorial, que nunca llegó a publicar el cómic. Nos encontramos con un argumento que se repetiría durante algunos meses con varias editoriales más. «La historia de España no vende. No hay un público al que podamos dirigir este cómic«. Recuperamos los derechos de la obra y masticamos durante algunos días aquel revés.

Si le habíamos dedicado tantas horas a la documentación y producción de este cómic no era porque creyésemos en que habría lectores por todo el país que hiciesen de este un producto de masas. El proyecto, la idea de la colección sobre nuestro pasado bélico, no se sustentaba en crear un producto que compitiese en las estanterías de las librerías con Batman o Astérix. Era un propósito mucho más sencillo: tener el cómic en la librería, que existiese una colección donde los protagonistas fuesen Daoíz, Velarde, Bernardo de Gálvez, Churruca, Gravina, Valdivia, el Cid, etc. Esa era la idea. Crear una herramienta didáctica usando un medio tan potente como el cómic. Historias que pudiesen compartir padres e hijos. Y si esa línea editorial no se podía colocar en las editoriales, pues tocaba crear una editorial propia para ese propósito. Así nació, a finales de 2016, Cascaborra Ediciones.

Daniel dejó la fábrica para dedicarse a tiempo completo a la ilustración. Al cómic de 1805 Trafalgar se le había sumado por aquel entonces Bernardo de Gálvez, Pensacola 1781, y ya comenzaba a tomar forma 1539: Castelnuovo. Pero la fábrica tomaba de nuevo el protagonismo en esta historia. Había que financiar estos cómics y los encargos que ya habíamos pasado a otros autores. Y, para costear la producción, aparte de la línea de crédito con el banco, las horas extras en la fábrica se convirtieron en el principal sustento económico. Hubo que rematar la puesta en marcha, con siete campañas de mecenazgo, en las que conocimos a un montón de amigos que nos ayudaron con sus aportaciones a publicar los siete primeros cómics de la colección.

Tras mucho bregar, el proyecto por fin se consolida y ya podemos planificar una colección con una novedad mensual a la que pasamos a nombrar Historia de España en viñetas. Iremos a Pavía para tomar prisionero a un rey francés junto a los tercios, asistiremos al asedio de Barcelona por parte de las tropas borbónicas, conoceremos a Jaime I el Conquistador, sudaremos sangre junto a los muchachos del Alcántara en aquel julio de 1921. Todos estos acontecimientos contados como trama principal de cada uno de los cómics. No se trata de usar el pasaje como un escenario para contar la trama principal. En esta colección, el suceso que abordamos en cada título es la trama, cincuenta y seis páginas a color con las que pretendemos entretener sin olvidar la finalidad didáctica del proyecto, que se refuerza en cada publicación con páginas de contenido extra para fortalecer la lectura.

La colección ya consta de ocho cómics en el mercado.

Bernardo de Gálvez: Pensacola 1781, de Daniel Torrado. El papel determinante de las tropas españolas durante la guerra de Independencia americana, acompañado de una interesante reflexión sobre el valor.

1805: Trafalgar, de Julián Olivares y Daniel Torrado. Un viaje a bordo de tres navíos de guerra para desgranar el transcurso de la batalla. Desde el Príncipe de Asturias, el San Juan de Nepomuceno y el Victory.

1808: Madrid, de Julián Olivares y Juan Aguilera. La defensa del parque de artillería de Monteleón de la mano de Daoíz y Velarde, a la que se suman muchos paisanos de Madrid. Entre ellos, el personaje central del célebre cuadro de Goya Los fusilamientos del 3 de mayo.

La conquista, de Francisco de la Mora y Rodrigo Santos. Adaptación gráfica del texto original del historiador mexicano Bernardo García Martínez. La conquista contada a un adolescente por su abuelo.

1553: Tucapel, de Galvarino Ibaceta. Pedro de Valdivia y Lautaro, enfrentados en la que fue la primera batalla perdida por las tropas españolas en el Nuevo Mundo.

El Cid, de Gary Red y Wayne Reed. El exilio de Rodrígo Díaz de Vivar. Sus causas y consecuencias. En un formato americano con un estilo gráfico muy llamativo.

1539: Castelnuovo, de Daniel Torrado. 4000 españoles frente a 64.000 otomanos. Un enfrentamiento que, pese a la desproporción de las fuerzas, estuvo reñido hasta el último aliento.

1643: Rocroi, de Roberto Corroto y Román López Cabrera. Uno de los episodios más reconocidos en los que participaron los Tercios de España.

Estos cómics ya están disponibles en tiendas de cómics, grandes superficies y venta online. También se pueden conseguir mediante suscripción, con un 5% de descuento y envíos gratuitos. Más información en www.cascaborraediciones.com.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)