Inicio > Poesía > Mary Jo Bang: fotografías olvidadas

Mary Jo Bang: fotografías olvidadas

Mary Jo Bang: fotografías olvidadas

Mary Jo Bang (Waynesville, Missouri, 1946) es una poeta estadounidense a la que no había tenido la suerte de acercarme hasta hace unas semanas. Cuando un buen amigo me recomendó Una muñeca para tirar y abrí la primera página, supe de inmediato que estaba ante un libro duro, incómodo, de esos que te enganchan desde el principio hasta el final. De esos que te ponen un poco y en los que encuentras pequeños diamantes escondidos si hurgas con detenimiento.

En este libro, publicado originalmente en 2017 y rescatado en 2019 para los lectores españoles por la editorial Kriller71, asoman fragmentos de la vida de Lucia Moholy, una escritora y fotógrafa checa, figura clave de la vanguardia alemana de entreguerras y cuya producción fue utilizada sin su consentimiento y sin mencionar su autoría. Casada con László Moholy-Nagy, un importante profesor y teórico de la Escuela de la Bauhaus, realizó una rica labor de documentación fotográfica de todos los aspectos de la vida diaria en esta escuela, desde lo más doméstico hasta los trabajos y diseños realizados, incluyendo retratos a muchos de sus principales representantes y a otros artistas internacionales como Paul Klee o Vasily Kandinsky. Debido a su origen judío tuvo que huir de Alemania con la llegada de Hitler y terminó trabajando en Inglaterra y en Estados Unidos.

Lucia Moholy

Destellos de la historia de la Escuela de la Bauhaus se entremezclan con un estilo claro y directo, sin miramientos ni rodeos. El libro, que funciona como una especie de largo poema en prosa, a pesar de estar encabezado cada poema con su título, es una llamada a la reflexión sobre temas de identidad, muerte y olvido.

EN LA CALLE

Aquí estamos, en lo alto del arco de las utopías. El

agua no es profunda. Una mancha de aceite brilla

en la superficie como una lente toma la luz y la

multiplica frente a un espejo. Si alguien se detiene

cerca tuyo, allí están ellos – aunque no aparezcan

en la foto. Lo que hace que la oscuridad total se

vincule a la suerte y cosas así. La arquitectura, a

diferencia de la ley, perdura. Una fachada, como

un ideal, puede ser opresiva a menos que esté

compensada con un balcón al que puedes asomarte

para reprender a los que están en la calle: venid

aquí y miradnos a los ojos. ¿No somos exactamente

aquello en lo que queríais creer? 

A través de un imaginario repleto de escenas dolorosas, Bang consigue un libro que no puede dejar indiferente a nadie. Poemas como En el balcón del edificio, Admisión o En la calle plantean un uso del lenguaje que provoca precisamente esa agonía que persigue la obra.

EN EL BALCÓN DEL EDIFICIO

Nada de dormir ahora. Ya no hay pacto de sueño

con morfina y la noche como aguja. Estamos

despiertos, empujados el uno por el otro como

si lo que quedara es todo lo que habrá. Nos

necesitamos como si estuviéramos en una rama

frágil que está siendo podada. Veo la huella

de una cicatriz tenue sobre tu ceja izquierda.

Entonces supe lo que era sentir. La caída

agonizante.

Es una obra necesaria, una fotografía certera y reivindicativa de la figura de una artista silenciada por la historia, como tantas otras mujeres. Debemos, por tanto, dar las gracias a Kriller71 por rescatar joyas literarias como esta, guardar las muñecas de Mary Jo Bang en un lugar privilegiado de la estantería y seguir atentos a las novedades de esta editorial.

—————————————

Autor: Mary Jo Bang. Título: Una muñeca para tirar. Editorial: Kriller 71 ediciones. Venta: Amazon

4.8/5 (9 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)