Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Mueren 900 miembros de la secta El Templo del Pueblo

Mueren 900 miembros de la secta El Templo del Pueblo

Mueren 900 miembros de la secta El Templo del Pueblo

El 18 de noviembre de 1978 murieron en Jonestown (Guyana, América del Sur) 913 miembros de la Iglesia del Templo del Pueblo, una secta creada por Jim Jones que mezclaba en su ideario pentecostalismo y comunismo con el uso de anfetaminas.

¿Quién fue Jim Jones?

"Jones consiguió el apoyo de importantes líderes locales, como el activista Harvey Milk. El alcalde George Moscone le llegó a encargar la gestión de varios bloques de viviendas sociales"

Jim Jones fundó su secta Templo del Pueblo en su Indiana natal. A mediados de los años sesenta se llevó su negocio a California, tierra prometida para gurús y buscadores de fortunas, un paraíso que los proveía de forma abundante de nuevos adeptos: hippies, seguidores de la contracultura, amantes de las drogas sintéticas… Jones viajó a la Costa Oeste también para librarse de los problemas que estaba teniendo con otras congregaciones por sus ideas comunistas. En 1972 estableció la sede de su culto en la ciudad de San Francisco. Durante esa época ganó gran notoriedad por su lucha contra el racismo, sus donaciones con fines sociales y sus «milagrosas» curaciones. Jones consiguió el apoyo de importantes líderes locales, como el activista Harvey Milk. El alcalde George Moscone le llegó a encargar la gestión de varios bloques de viviendas sociales.

¿Cómo murieron los 900 miembros de la secta del Templo del Pueblo?

Pero no todo era de color de rosa para Jim Jones. La prensa local comenzó a hacerse eco de las quejas y denuncias de personas que habían salido de la secta, y que denunciaron explotación laboral, presiones, amenazas y palizas. El reverendo se hartó de las publicaciones en los medios de comunicación y volvió a emigrar. En esta ocasión puso rumbo a la selva, a Guyana. Junto a él viajaron más de 900 seguidores. Pero su proyecto de crear un paraíso socialista en Jonestown enseguida empezó a resquebrajarse. Jim Jones se volvió cada vez más paranoico y empezó a desconfiar de todo el mundo. Organizó lo que él llamaba «noches blancas»: simulaciones de suicidio.

"La muerte de 913 personas por la ingestión de cianuro conmocionó a Estados Unidos, y al resto del mundo"

«Acabemos con esto ya. Acabemos con esta agonía». Esta frase de Jim Jones pudo ser el detonante de la masacre. Jones estaba convencido del inminente Apocalipsis y de la llegada del Anticristo con el capitalismo. Según el reverendo ya no había marcha atrás, el fin del mundo estaba a las puertas y él había decidido que la única solución era un «suicidio» colectivo. El senador norteamericano Leo Ryan viajó hasta Guyana alarmado por las informaciones que llegaban a Estados Unidos de la excolonia británica. Después de visitar la misión tuvo claro lo que estaba pasando por allí, pero no pudo contarlo porque fue asesinado cuando iba a regresar a EEUU.

La muerte de 913 personas por la ingestión de cianuro conmocionó a Estados Unidos, y al resto del mundo. Aunque las primeras informaciones sobre la masacre de Guyana utilizaban la palabra «suicidio», supervivientes de la tragedia, como Laura Johnston Kohl, desmintieron esta teoría y calificaron de asesinato lo que ocurrió en la misión. Los niños fueron arrancados a sus madres y ejecutados. El propio Jim Jones fue víctima de un disparo.

Otras efemérides históricas del día 18 de noviembre

El día 18 de noviembre de 1541 el artista italiano Miguel Ángel terminó el fresco del Juicio Final en la Capilla Sixtina del Vaticano.

El día 18 de noviembre de 1823 el general José Bernardo de Tagle se convirtió, en Lima, en el primer presidente de la República de Perú.

El día 18 de noviembre de 1918 Letonia se declaró país independiente.

El día 18 de noviembre de 1987 el congreso norteamericano responsabilizó al presidente Ronald Reagan del escándalo Irangate.

5/5 (9 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios