Inicio > Libros > Narrativa > ¿Qué es esto de «El castillo de Bárbara»?

¿Qué es esto de «El castillo de Bárbara»?

¿Qué es esto de «El castillo de Bárbara»?

El tipo me mira con el portátil abierto. De la puerta a sus espaldas llegan risas, ruido de vasos.

—¿Nombre?

—Antonio Sánchez Jiménez.

El tipo agita la cabeza como diciendo “empezamos bien”. Apunta algo con desgana.

—¿Y esto de El castillo de Bárbara?

—Pues es un libro de cuentos.

—Ya. ¿Y?

—Supongo que lo mejor es empezar con el género. Aunque tampoco resulta evidente que…

—Mire, no andamos bien de tiempo. Hágase cargo de que…

—Me hago cargo, me hago cargo. ¿Por dónde iba?

El tipo escribe algo con dos trazos furiosos. ¿Una cruz? ¿Me ha puesto una cruz?

"Se llama El castillo de Bárbara por Barbazul, porque enmarco los cuentos en un género gótico. Cada uno escribe lo que le gusta leer y a mí me gustan, entre otras cosas, los relatos de fantasmas"

—Ah, lo del género. Se llama El castillo de Bárbara por Barbazul, porque enmarco los cuentos en un género gótico. Cada uno escribe lo que le gusta leer y a mí me gustan, entre otras cosas, los relatos de fantasmas, hombres lobo, monstruos. Concretamente, me encantan los ambientes siniestros, como este castillo de Bárbara que es, a la vez, un lugar y un libro. Lo digo porque no hay solo espacios inquietantes, monstruos y asesinos de mujeres (que también) —el tipo asiente satisfecho; ¿le va esto de los asesinatos?—, sino porque lo gótico me sirve como paisaje por el que pasear otros elementos, algunos inusitados. El libro surge de una mezcla, el único procedimiento que tengo para hacer literatura. Se trata de combinar dos elementos consabidos, más o menos dispares.

El tipo mira por la ventana. Se aburre.

—Le daré un ejemplo. ¿Ha leído El sabueso de los Baskerville?

—No estamos aquí para hablar de Conan Doyle.

—No, ya. Ojalá. Pero escuche: ahí se mezclan los géneros gótico y detectivesco (que, por cierto, nacieron de la mano en Poe). Gran parte del libro son las impresiones de Watson en una mansión siniestra, en medio de un paisaje desolado, con un monstruo que acecha a una aristocracia en declive. Es el mundo del gótico clásico. Y ahí aparece de repente, escondido entre unos roquedos, Sherlock Holmes, con todo su arsenal de racionalismo positivista y victoriano. El género detectivesco injerto en la novela gótica.

—Mire, me parece genial su entusiasmo por Holmes, pero repito que andamos mal de tiempo. Otros esperan…

—Quiero decir que yo también utilizo paisajes góticos. Para empezar, el castillo de Barbazul invoca los feminicidios, algunos inspirados por una cruenta deidad prerromana cuya peste caprina se percibe por toda la obra. También son góticos los pasillos del instituto de Yzur, donde hacen experimentos con primates. Sin embargo, el mecanismo más común en el libro es convertir en gótico un ambiente insólito: espacios familiares y más o menos anodinos (un aeropuerto, un compost, el dormitorio infantil) se tornan siniestros.

—Ya —bosteza el tipo.

"En este libro, los monstruos no provocan aspavientos, sino sonrisas"

—Otras mezclas que hay en el libro son más osadas. Muchos cuentos combinan lo fantástico y la literatura de viajes. A través de sus páginas se pasea uno por la Habana Vieja, Israel, la sierra peruana, un resort. Aunque la mezcla principal es combinar ambientación gótica y punto de vista humorístico. En este libro, los monstruos no provocan aspavientos, sino sonrisas, porque diría que no debemos tomarnos nada demasiado en serio, ni la realidad ni la fantasía. Así, sus narradores torturados y confusos no nos lanzan a abismos kafkianos, sino a una guasa cínica que me parece más propia de nuestro carácter. No concibo otro modo de enfrentarme al mundo.

—Muy bien, oiga. Ya si eso…

—Espere. La última cosa: una mezcla central del libro es que oscila entre el cuento y la novela. Los personajes, las situaciones, tienen continuidad a lo largo del volumen.

—Perfecto. Pues nada, suerte. ¡El siguiente! —grita levantándose.

————————————

Autor: Antonio Sánchez Jiménez. Título: El castillo de Bárbara. Editorial: Reino de Cordelia. Venta: Amazon, Fnac y Casa del Libro

5/5 (3 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)