Inicio > Libros > Narrativa > El rescate de una máquina de escribir

El rescate de una máquina de escribir

El rescate de una máquina de escribir

Las vacaciones de verano han estado repletas de buenas lecturas. Carme Chaparro me ha vuelto a sorprender una vez más con La química del odio, mi admiración por Joël Dicker no hace más que ir en aumento, y esta vez no ha sido con su última novedad (que aún tengo pendiente), sino con Los últimos días de nuestros padres, su primera novela. También me lo he pasado en grande con el agudo sentido de la observación y la ironía de Guy Delisle y su novela gráfica Pyongyang. Pero de todas estas maravillas, la que más me ha llamado la atención, quizá por lo inesperado, quizá por el renombre del autor, ha sido el libro de relatos que ha publicado recientemente nuestro queridísimo Tom Hanks, Tipos singulares.

"Uno se da cuenta de que escribir historias cortas (hacerlo bien) puede ser tan complejo, o más, que escribir novelas de mil páginas"

Empecé a gatear en este mundo de la literatura escribiendo relatos. De alguna manera, escribir historias cortas ofrece la posibilidad de ver el trabajo terminado en un periodo relativamente corto de tiempo y permite estar trabajando sobre varias tramas y técnicas continuamente. Sin embargo, con el paso del tiempo y el devenir de la experiencia, uno se da cuenta de que escribir historias cortas (hacerlo bien) puede ser tan complejo, o más, que escribir novelas de mil páginas. A mi modo de entender las cosas, creo que es una verdadera lástima que actualmente este sea un género menor en España y el relatista tenga que hacer auténticos malabares para vender más de cuatro libros en las librerías.

Lloriqueos aparte, Tipos singulares es una recopilación de relatos con un encanto desbordante. Historias separadas y muy originales que comparten un único nexo común: las máquinas de escribir. Para los que somos un poco frikis de las letras, esto hace que cada relato gane ese romanticismo tan difícil de encontrar en la actualidad editorial. No  me preguntéis por qué, pero la lectura de este libro me ha hecho recordar en algunas ocasiones a Stephen King y su mejor versión como narrador de historias cortas. Quizá haya sido por la franqueza del lenguaje utilizado, por su realismo, por ese toque de humor que hace inolvidables algunas de las historias de esta recopilación.

"Tom Hanks ha conseguido que después de leer su libro moviese el culo del sofá y fuese directo al trastero a recuperar la máquina de escribir de mis padres. Una Olivetti Lettera 25"

Tom Hanks ha conseguido que después de leer su libro moviese el culo del sofá y fuese directo al trastero a recuperar la máquina de escribir de mis padres. Una Olivetti Lettera 25. Una joya olvidada en un rincón a la que le he quitado el polvo después de mucho tiempo. Un error gravísimo por mi parte, sin duda. Siempre recordaré este libro con mucho cariño: me ha hecho un favor que nunca olvidaré. Gracias, Tom.

Porque este hombre tiene el poder sobrenatural de haber enamorado a medio planeta. Vamos, ¿a quién no le cae bien Tom Hanks? Protagonista de Forrest Gump, La milla verde (Stephen King, qué casualidad), Náufrago, Salvar al soldado Ryan, Tienes un email o Apolo 13. Así, a bote pronto, por nombrar solo algunas. Es inevitable que nos acordemos de todos estos personajes a lo largo de la lectura de Tipos singulares (un título muy adecuado, ¿no creen?), haciendo que una media sonrisa domine nuestro rostro a medida que vayamos pasando las páginas de este fabuloso recopilatorio de relatos. Será por la pura admiración, por el cariño, por el profundo respeto a uno de los mejores actores que ha dado la industria del cine.

Si todo esto no fuese suficiente, Tom Hanks acaba de demostrar que también sabe juntar letras. Y muy bien, además.

Mejor de lo que a muchos escritores nos gustaría.

—————————————

Autor: Tom Hanks. TítuloTipos singularesEditorial: Roca. VentaAmazonFnac y Casa del libro