Inicio > Blogs > #Mibiblioteca > Sol Aguirre

Sol Aguirre

Sol Aguirre

Me encanta retratar a gente, por eso me dedico a ello, pero cuando la persona que tienes delante es alguien con tan buen sentido del humor, tanta energía y carisma como Sol, es todo un gustazo.

Charlamos sobre el papel de la mujer en la literatura y la sociedad, disfrutamos mucho haciendo las fotos y de la preciosa luz de su casa.

Para saber más sobre Sol:

Sol Aguirre (Barcelona, 1973) se licenció en Derecho, cursó un MBA y se especializó en marketing, área en la que ha trabajado durante dos décadas.

En 2012 creó Las Claves de Sol, un blog de humor para mujeres que tenía medio abandonado hasta que en enero de 2016 decidió dedicarse por completo a la escritura. El esfuerzo tuvo su recompensa y esas «Claves» se han convertido en una de las webs de humor para mujeres más leídas de España, tanto que fue el blog más votado en su categoría en los últimos Premios Bitácoras y se convirtió también en finalista de los Premios 20Blogs. Decenas de miles de personas, sobre todo, mujeres, leen sus artículos cada mes.

El pasado febrero salió a la venta su primera novela Algún día no es un día de la semana.

Ha escrito varios guiones de microteatro y ejerce como letrista ocasional.

Cuando no está escribiendo, puedes encontrarla recorriendo Madrid en patinete, terraceando por Malasaña o en un avión rumbo a su Nueva York adorado.

Vive en Madrid con sus dos hijos.

Síguela en:

lasclavesdesol.com

Facebook

Instagram y Twitter: @lasclavesdesol

Nos habla de su libro Algún día no es un día de la semana:

Cuando, hace cuatro años, creé mi blog de humor Las Claves de Sol, no imaginaba, ni de lejos, que escribir se convertiría en una fuente inagotable de felicidad. No solo porque los lectores me colman de mensajes agradeciéndome las carcajadas, sino porque fue el detonante para que una editorial se interesara por mis textos y me propusiera escribir mi primera novela.

Yo tenía muy claro que la historia comenzaría y terminaría en el mismo punto: el cumpleaños de la protagonista, Sofía Miranda. Las fechas destacadas nos obligan a hacer inventario emocional, nos cuentan cuáles han sido nuestros éxitos y nuestros fracasos, si hemos evolucionado, si la vida pasa por nosotros sin que nosotros pasemos por ella.

Quería contar que, para ser feliz, hay que tomar decisiones que no siempre son fáciles, y debes de hacerlo ya, no mañana ni pasado, de ahí el título Algún día no es un día de la semana. Tenía clarísimo que mi novela hablaría de que la maternidad perfecta no existe, de que terminar una relación no es ningún desastre, pero sí lo es quedarse atado a alguien con quien no eres feliz. Todos los personajes tienen una misión clara: nos muestran la importancia del humor, de la amistad, de la autoestima por encima de todas las cosas.

Sofía es una peculiar madre soltera que en una visita a Nueva York, toma una decisión: encontrar su lugar en el mundo. A partir de ese momento, la acompañamos en su cotidianidad, en sus viajes (geográficos y emocionales), y vemos cómo se enfrenta a sus miedos, a sus pasiones y a sí misma.

Sofía es cualquier persona que, en un momento dado se cuestiona, desaprende, replantea y recuerda lo que un día quiso ser y que, por cualquier razón, se quedó por el camino.

«Hay que hacer cada día algo que te entusiasme, aunque solo sea imaginar, aunque eso signifique dormir menos, aunque eso signifique escribir hasta las tantas». O eso dice Sofía Miranda.

Y yo.

Nos recomienda este libro de Milena Busquets También esto pasará:

Cuando alguien me pide que le recomiende un libro me siento como si tuviera que decidir a cuál de mis hijos quiero más. De primeras, me parece imposible y siento incluso culpabilidad, pero como para eso estamos aquí, me quito la tirita de golpe: uno, dos, y… También esto pasará, de Milena Busquets. ¿Por qué? Supongo que reúne muchos de los requisitos indispensables para que me enganche una novela y algunos extra que hacen que lo tenga en un lugar muy especial de mi memoria.

Me gustan los escritores que buscan ser entendidos, no admirados, y la naturalidad con la que Milena Busquets narra el duelo de Clara (su alter ego) por la muerte de su madre, me llegó al alma. Me identifiqué muchísimo con el personaje por su edad, su manera de relacionarse con sus amigas, con los hombres, con sus hijos, porque no hace caso de estereotipos, y seguramente también porque nace en Barcelona y pasa media vida en un pueblo junto al Mediterráneo.

Se trata de un libro sincero, despeinado, un tanto salvaje, en el que se describen relaciones imperfectas, intensas, dolorosas, pero no por ello menos hermosas. El discurso de Clara resulta, en ocasiones, tan incoherente como creíble, tan rebelde como desgarrador.

Me cautivan las historias cercanas. Milena se sentó a mi lado y me contó su pena, que bien podría ser la mía. Cómo no adorarla.

5/5 (1 Puntuación. Valora este artículo, por favor)