Inicio > Los trece escalones

Los trece escalones

El tejo

LOS TRECE ESCALONES, LIII: EL TEJO Lisardo Gancedo fue un déspota toda su vida, pero eso era algo que, aunque comúnmente aceptado,...

Flores rojas

LOS TRECE ESCALONES, LII: FLORES ROJAS Marga recorrió el pasillo en tinieblas, notando el tufo a moho prendiéndosele al pelo y a...

El buen marido

LOS TRECE ESCALONES, LI: EL BUEN MARIDO Cuando Nedi cumplió los diecinueve, sus padres le dijeron que ya era hora de que...

Nadie

LOS TRECE ESCALONES, L: NADIE A veces esto es hermoso. Cuando consigo oír a los pájaros, o cuando el viento mueve las...

Hay alguien

LOS TRECE ESCALONES, XLIX: HAY ALGUIEN El piso estaba bien, eso no podían negarlo. No tenía tanta luz como el otro, por...

El invernadero

LOS TRECE ESCALONES, XLVII: EL INVERNADERO Lo mejor de la residencia era, sin duda, el invernadero. Estaba en un extremo del jardín,...

La promesa

LOS TRECE ESCALONES, XLVI: LA PROMESA Se llevaban casi doce años. Amador nació primero, y fue un chiquillo fuerte, inquieto, lleno de...

Medusa

LOS TRECE ESCALONES, XLV: MEDUSA —Va a ser una noche larga —auguró Beatriz, restregándose los párpados. —Y no te quejes —replicó Germán...

Nieve roja

LOS TRECE ESCALONES, XLIV: NIEVE ROJA Si algo le habían dejado claro desde que tenía memoria era el asunto de sus pocas...