Inicio > Los trece escalones (Page 4)

Los trece escalones

Náyade

LOS TRECE ESCALONES, XXXII: NÁYADE —Abuela, cuéntame lo de la niña Doria. —¿Otra vez? Pero, criatura, ¿es que no te cansas nunca...

Lobo

LOS TRECE ESCALONES, XXXI: LOBO Si lo hubiera sabido, claro, ni se habría bajado del coche. Pero si algo tenía bien asumido...

9C

LOS TRECE ESCALONES, XXX: 9C —Listo —anunció Teresa con gesto triunfal, tras cerrar con cinta americana la última caja—. Por Dios, qué...

Bailarina

LOS TRECE ESCALONES, XXIX: BAILARINA El horario de visitas empezaba a las cinco en punto de la tarde, los martes y los...

Idéntica

LOS TRECE ESCALONES, XXVIII: IDÉNTICA —Eres idéntica a tu madre, Susana. Pero idéntica. Eso le decían siempre, desde que tenía uso de...

La prima Ugarte

LOS TRECE ESCALONES, XXVII: LA PRIMA UGARTE A las cuatro de la tarde el sol caía como plomo derretido sobre el pueblo....

Bestia

LOS TRECE ESCALONES, XXVI: BESTIA Descabalgó de un salto y acarició al corcel entre los ojos oscuros. La había llevado sana y...

El pozo de la cautiva

LOS TRECE ESCALONES, XXV: EL POZO DE LA CAUTIVA Si Miguel se hubiera perdido en invierno, seguramente su historia habría terminado de...

Ceniza

LOS TRECE ESCALONES, XXIV: CENIZA Tenía que admitirlo, la casa era hermosa. Una construcción sólida, sobria y elegante, lejos de los...

La jaula

LOS TRECE ESCALONES, XXIII: LA JAULA A la niña Sara nada le dio más pena que enterarse de que su abuelo...