Inicio > Libros > Narrativa > Un viejo y sabio testigo de nuestras penurias

Un viejo y sabio testigo de nuestras penurias

Un viejo y sabio testigo de nuestras penurias

Cómo me gustan las piedras… A veces me pregunto de dónde me llega esa fascinación por las civilizaciones antiguas. Cuando empecé a trabajar y a ganar algo de dinero, mis primeros viajes largos siempre tuvieron ese denominador común. Quería ver con mis propios ojos los guerreros de Xian, los templos de Bagán, la esfinge de Gizeh, Angkor Wat o las pirámides de Tikal, entre otras tantas maravillas de un legado inmenso.

"Poco a poco, sin hacer demasiado ruido, el germen de El Proyecto Escipión fue posándose entre mis neuronas"

Antes de poder comprarme un billete para esos aviones tan caros fui explorando lo que tenía más a mano: catedrales, ermitas y monasterios medievales, sobre todo en Castilla y León. De aquella etapa de reliquias y arte sacro, y de mis diez años en el Diario de Burgos, nació mi primera novela, Lignum Crucisque en su día también me llevó hasta el Metropolitan de Nueva York detrás de los frescos del mítico monasterio de San Pedro de Arlanza.

Un poco más adelante en el tiempo ya pude acercarme hasta la Acrópolis de Atenas y, cómo no, a Roma. Para entonces vivía en Tarragona, abducido por su asombroso patrimonio romano. Al igual que me sucedió en Burgos —con su Catedral, Silos o Covarrubias—, durante años tuve acceso de primera mano a historiadores y arqueólogos; y poco a poco, sin hacer demasiado ruido, el germen de El Proyecto Escipión fue posándose entre mis neuronas.

"Como escenario de fondo, siempre la presencia de ese mundo subterráneo, el de la magnética Tarraco, oculta y misteriosa bajo la ciudad moderna"

La novela empezó a cobrar forma cuando cayó en mis manos un estudio del profesor Carlos Espejo, de la Universidad de Granada, sobre penas corporales y torturas en Roma… Así surgió la idea original: ¿qué pasaría si a alguien se le ocurriese castigar los pecados del siglo XXI a la manera de los antiguos romanos? Y así apareció en mi vida Néstor Azcona, un antihéroe sin ninguna vocación que se ve arrastrado a investigar lo que a primera vista parece una serie de escarmientos entre mafias rivales. Bajo la forma de un thriller de acción, El Proyecto Escipión propone un fondo de reflexión sobre los matices del bien y el mal y, en esencia, la legitimidad del ojo por ojo.

Como escenario de fondo, siempre la presencia de ese mundo subterráneo, el de la magnética Tarraco, oculta y misteriosa bajo la ciudad moderna. Un anciano testigo con 2.000 años de antigüedad que se permite, ventajas de la edad, relativizar nuestros códigos morales y burlarse de la fugacidad de la existencia y de cuestiones inmutables que persiguen a los humanos desde el principio de los tiempos: a modo de ejemplo, la forma de educar a las nuevas generaciones o el camino hacia la madurez, casi siempre lleno de espinas.

—————————————

Autor: Roberto Villarreal. Título: El proyecto EscipiónEditorial: Roca. Venta: TodostuslibrosAmazonFnac y Casa del Libro.

4.4/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios