Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Constantinopla, capital de Imperio bizantino

Constantinopla, capital de Imperio bizantino

Constantinopla, capital de Imperio bizantino

El 11 de mayo de 330 Constantinopla, bautizada así por Constantino, fue designada capital del imperio romano de oriente. La «Nueva Roma» se convirtió en la ciudad más importante del mundo por su importancia política y comercial.

¿Cómo fue el imperio bizantino?

"Su cronología se extiende hasta la Edad Media, cuando se produce la caída definitiva de Constantinopla el 29 de mayo de 1453"

El imperio bizantino surgió con la primera división del imperio romano y tomó impulso con la fundación de la ciudad de Constantinopla. Durante sus primeros años de existencia fue conocido como el Imperio Romano de Oriente. Su cronología se extiende hasta la Edad Media, cuando se produce la caída definitiva de Constantinopla el 29 de mayo de 1453. La defensa de este territorio fue dura y ardua: sus moradores tuvieron que combatir con un montón de invasores —sasánidas, normandos y árabes—, que llegaron hasta este lugar atraído por sus riquezas y su estratégica ubicación. Este fue un territorio de fusión social. Comenzó con un imperio romano, a partir del siglo VII se transformó al helenismo y vivió siempre bajo la influencia oriental hasta su desaparición, que significó el comienzo de la época de esplendor del Imperio otomano.

¿Quién fue el emperador Constantino?

"Constantino convirtió a la antigua Bizancio en la Reina de todas las ciudades"

Constantino I, o Constantino el Grande, fue emperador de Roma desde que sus tropas lo proclamaron como tal el 25 de julio de 306. Gran parte de su fama la debe a la firma del Edicto de Milán, mediante el cual se acabó con la persecución de los cristianos y se proclamó la libertad de culto. Otro punto importante de su gobierno que favoreció la gran expansión de esta religión fue la celebración en 325 del primer concilio de Nicea. Constantino convirtió a la antigua Bizancio en la «reina de todas las ciudades». Constantinópolis se levantó a imagen y semejanza de la antigua Roma. Sus 30.000 habitantes pronto crecieron en número gracias a la gran prosperidad comercial que vivió este enclave situado entre Europa y Asía. Constantino fue un emperador con muchas luces —destacó por sus logros militares, consiguió reunificar un imperio dividido y dictó leyes que impedían el secuestro de niñas y limitaban el castigo a los esclavos—, pero también con unas cuantas sombras —fue implacable con sus enemigos; llegó a asesinar a su cuñado y a su hijo mayor—.

Otras efemérides históricas del 11 de mayo

El día 11 de mayo de 483 nació en Macedonia Justiniano, conocido como «el último emperador romano».

El día 11 de mayo de 1258 se firmó el tratado de Corbeil. Jaime I el conquistador y Luis IX el santo acordaron la renuncia de Aragón a los territorios del sur de Francia a cambio de la de estos últimos a los territorios catalanes.

El día 11 de mayo de 1824 el general Campbell tomó la ciudad de Rangún y ocupó la mayor parte de Birmania en nombre de Gran Bretaña.

El día 11 de mayo de 1949 Israel fue admitido como miembro en la ONU.

4.4/5 (8 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios