Inicio > Libros > Narrativa > «El León de África». La increíble historia del General Paul Von Lettow-Vorbeck

«El León de África». La increíble historia del General Paul Von Lettow-Vorbeck

«El León de África». La increíble historia del General Paul Von Lettow-Vorbeck

Escribir un libro de historia, cual fuera ésta, con todo lo que conlleva la investigación de fuentes y bibliografía, es apasionante para todo historiador, pero esto se acrecienta cuando el relato de lo acontecido cobra semejanza con una novela histórica, donde los hechos y sus protagonistas se aparecen ante el lector como surgidos de la imaginación creativa del autor. Este es el caso del presente libro: El León de África: La epopeya africana de Von Lettow-Vorbeck (1914-1918).

Su narración abarca la acción desplegada durante la Gran Guerra (1914-1918) en la colonia alemana del África Oriental, hoy República de Tanzania, en el África Oriental Portuguesa (Mozambique) y la Rhodesia británica, por el general Paul von Lettow-Vorbeck al comando de un ejército fantasma e invencible germano-africano, absolutamente aislado de Alemania desde el inicio del conflicto mundial, que resistió por cuatro años sin ser derrotado a enemigos muy superiores en hombres y armamento; ingleses, sudafricanos, belgas, portugueses y contingentes de la India colonial que nunca pudieron derrotarlo en el campo de batalla, inclusive cuando la guerra había llegado a su fin en Europa. Se dio la paradoja de que Von Lettow capituló ante unas fuerzas que durante toda la guerra no lograron doblegarlo, siendo el único comandante alemán que atacó y triunfó en territorio enemigo, tanto británico como portugués.

"Fue una obsesión del general que Alemania cumpliera la deuda con los soldados africanos que habían luchado bajo la bandera del extinguido Imperio"

Pero lo que surge de su lectura es que el general prusiano, además de poseer una capacidad estratégica notable en lo militar, poseyó un carácter y personalidad impregnada de una gran nobleza y humanidad, algo reconocido por los propios enemigos que lo combatieron con tenacidad. Fue una figura que enaltece al ser humano dentro del drama de la guerra.

Su capacidad de liderazgo sobresale en la conducción de sus tropas alemanas y nativas, los askaris, que lo siguieron con devoción durante el conflicto, pero también finalizado éste, inclusive hasta su muerte en 1964, cercano a cumplir 94 años. Vale resaltar que recién en dicho año el gobierno de la República Federal de Alemania saldó la deuda de las pagas de sus leales y aguerridos askaris que habían combatido bajo el mando de Von Lettow, sin recibir remuneración alguna.

Desde 1919, año en que regresó a su patria, fue una obsesión del general que Alemania cumpliera la deuda con los soldados africanos que habían luchado bajo la bandera del extinguido Imperio.

En las páginas de sus Memorias de África, la escritora danesa Karen Blixen, quien conoció a Von Lettow en el barco que los llevaba a ambos a África, cada uno a su destino, a ella a Kenia y a él a Tanganica, se lo menciona en innumerables ocasiones, resaltando la personalidad y la calidad humana del militar prusiano, al cual llegó a considerar su gran amigo

Con el fin de la guerra, la derrota alemana, la abdicación del Kaiser Guillermo II y el fin del Imperio, reemplazado por la República que sería tironeada por todos los flancos, Von Lettow se insertó como pudo en ese mundo que ya no era el suyo. Los movimientos espartaquistas se levantaban para instalar un régimen bolchevique, mientras el nacional socialismo comenzaba su camino hacia el poder buscando restaurar el orgullo herido de los alemanes, sumidos en la crisis económica y social.

"Reconocido y respetado por sus hombres, tanto alemanes como nativos, como por sus oponentes en la guerra, logró forjar una epopeya de leyenda"

Von Lettow, como se menciona en el libro, se volcó a la política, siendo diputado de 1928 a 1930 por el Partido Alemán Nacional Popular, una fuerza monárquica, conservadora y patriótica, que no dejaba de añorar los tiempos del pujante imperio, que ya no retornaría más. Vio al nazismo con desconfianza mientras esta fuerza crecía, llegando al poder en 1933, y luego con rechazo, no aceptando la embajada en Gran Bretaña que le ofreció Adolf Hitler, al héroe nacional. La Segunda Guerra Mundial lo encontró aislado por el régimen, y nunca fue convocado a las armas. Finalizado el conflicto, con sus propiedades familiares en Pomerania ocupadas y expoliadas por el Ejército Rojo, se encontró con dificultades para sobrellevar su vida, recibiendo de quien fuera su enemigo en la guerra en Africa, el general sudafricano Jan Smuts —integrante del Gabinete de Guerra inglés presidido por Winston Churchill— una pensión militar —algo insólito— para su antiguo enemigo. Smuts, quien fuera el tenaz perseguidor en el teatro de operaciones africano de Von Lettow, fue un gran amigo a partir de la paz, resultante del respeto que siempre le profesó.

Reconocido y respetado por sus hombres, tanto alemanes como nativos, como por sus oponentes en la guerra, logró forjar una epopeya de leyenda, una utopía de un ejército invencible en el peor de los escenarios posibles, que incluso el genial Hugo Pratt recoge en “Leopardos”, una de las aventuras del fantástico personaje Corto Maltés.

Paul von Lettow-Vorbeck resume valores como el sentido del deber, el sacrificio, el valor, la voluntad inquebrantable, el honor y la humanidad, aún en las más difíciles situaciones vividas dentro del vendaval de la guerra, donde aflora lo más ruin y lo más noble del ser humano. Sin duda, nuestro personaje acaparó lo más enaltecedor, como lo reconocieron en vida quienes lo enfrentaron. Quisimos en este libro rescatar del olvido su figura y accionar, cabiéndole aquella frase de inmortal Jorge Luis Borges, tan argentino como universal, quien sostuvo que “a un caballero solo le interesan las causas perdidas”.

—————————————

Autor: Ignacio Bracht. Título: El León de África. Editorial: Maizal Ediciones. Venta: página web de la editorial

5/5 (18 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios