Inicio > Actualidad > Noticias > La España hortera

La España hortera

La España hortera

El músico y escritor Oché Cortés relata en el libro Cuando éramos horteras anécdotas y curiosidades de la España de los años 70 a través de 250 páginas repletas de fotografías y recortes de la época que le sirven para relatar «un estilo de vida» que hoy en día se conocería como «vintage».

En el libro, publicado por Plaza & Janés, Cortés (Puertollano, 1961) desgrana en once capítulos titulados según diversos discos sencillos varias vertientes sociales que se vivieron en aquella década. Abarca la publicidad, la moda, los cómics y la música, a través de lo cual el músico que dirigió la COPE en la Región de Murcia hace unos años intenta recrear un tiempo que ya ha desaparecido pero que hoy en día parece haber calado entre algunos jóvenes sorprendidos por aquella España desmadrada tras la muerte del dictador. «Franco aún calentito en su tumba y los españoles apagando las luces cuando empezaban las lentas», comenta Oché sobre lo que ocurría siempre en los guateques caseros e incluso en las salas de fiestas españolas cuando sonaban las canciones con menos revoluciones por minuto y que animaban a los presentes a buscar pareja para salir a bailar «agarraos».

Otra anécdota de libro fue la de aquel partido de fútbol del Barça y Las Palmas arbitrado por un tal Franco que dio pie a titulares del tipo «Franco es mu malo» y «Franco estuvo poco acertado» que fue las delicias de aquellos jóvenes que se dejaban barba, se colgaban una bufanda y hablaban de la Secreta y de la libertad que venía.

El primer «single» del libro es toda una declaración de intenciones: «Precaución, amigo conductor» de Perlita de Huelva, y su descripción del vehículo de su tía Tomasa, el Gordini o conocido entonces como coche de las viudas porque la gente aseguraba que era muy inestable, «con una palanca de cambios más fina que una caña».

«Hortera, la Impala te espera» fue el lema de una de las tres discotecas del pueblo de Oché que refleja como ninguna otra el universo de una España que pasó del blanco y negro al color, de los Chiripitifláuticos a los Payasos de la Tele, y de un antes y un después de Tony Manero y sus coreografías.

4.4/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)