Inicio > Actualidad > Libroesfera > Marsé, Pajak y Sierra i Fabra, en los suplementos

Marsé, Pajak y Sierra i Fabra, en los suplementos

Mundo Marsé en Babelia

Juan Marsé es el protagonista de la portada de Babelia esta semana. Una hipotética entrevista al autor es el preámbulo de la nueva novela del escritor catalán, Esa puta tan distinguida. El ABC Cultural reserva su espacio central al dibujante y escritor Frédéric Pajak, de quien se acaba de publicar el primer volumen de su Manifiesto incierto. Terminamos la ronda de suplementos del fin de semana con la entrevista a Jordi Sierra i Fabra en La Vanguardia.

Mundo Marsé en Babelia

“No es frecuente que una novela empiece con las desenvueltas respuestas de su autor a una hipotética entrevista de la que se han suprimido las preguntas. Ahí se nos presenta Juan Marsé, en primera persona, autor y protagonista de esta novela, aunque no sea exactamente autobiográfica. También sabemos que corre el año de 1982, cuando el escritor ha aceptado el encargo de escribir el esbozo de un guion de cine sobre un asesinato que se cometió en un cine de su barrio, el Delicias, en el lejano 1949 (una prostituta, Carolina Bruil, murió a manos del proyeccionista Fermín Sicart, al que frecuentaba, estrangulada con un trozo de celuloide de Gilda, la película que se proyectaba aquel día).

Estamos en 1982 pero también en 2015, por supuesto. Entonces y ahora Marsé estaba (y sigue) enfadado con la Iglesia católica, los políticos españoles en general y el pleito independentista catalán en particular y con quienes le preguntaban sobre sus opiniones al propósito. En 1982 ya eran así las cosas, pero sólo en 2015 pudo ocurrírsele que —¡en 1949!— actuaran en un programa de variedades del cine Selecto, junto a la protagonista de su novela, Patricia Garbancio, “intérprete de tango-sardana”, y Pilar Rajola, “contorsionista verbal”…”

Leer el artículo completo en Babelia

Jordi Sierra i Fabra en La Vanguardia

Jordi Sierra i Fabra (Barcelona, 1947) es el escritor español vivo que más libros ha publicado, con casi 500 obras. Multitud de premios avalan su trayectoria a ambos lados del Atlántico, pero no hay nada que le satisfaga más que rellenar una hoja en blanco con sus historias y personajes.
Pertenece a la generación de la posguerra, cuando la vida era de color gris. Era un niño tartamudo que sufría bullying en la escuela, pero leer le salvó. Devoraba “libros cutres y porquerías”, que era lo que se podía permitir. Descubrió que escribiendo no le temblaba el habla y se empeñó en que quería ser escritor muy a pesar de la prohibición de su padre. Su labor en diversas revistas de música le abrieron las puertas de la fama en los 70, pero decidió dejar “ese mundo irreal” para cumplir su sueño de ser novelista”.
Ha escrito cerca de medio millar de libros. ¿Escribir tanto perjudica a la calidad?
Hace una semana escribí el número 500 con mi nombre. Aunque sólo he publicado unos 455. Soy el autor español vivo que más libros ha escrito. Juro que no quise batir ningún récord, sólo quería ser feliz escribiendo”.

Leer la entrevista completa en La Vanguardia

Frédéric Pajak en El Cultural de ABC

“Frédéric Pajak (Suresnes, 1955) comenzó a escribir un libro cuando tenía alrededor de diez años y sabe que jamás lo acabará. Ese libro, ese Manifiesto incierto (del que Errata Naturae acaba de publicar en España el primer volumen), es una mezcla de ensayo y dibujos a la vez apropiada y paradójica para un poeta que empezó a estudiar Bellas Artes, carrera que abandonó a los seis meses «dando un portazo».
Pajak ha errado por toda Europa y por Estados Unidos, ha sido mozo de coches cama internacionales, redactor jefe de revistas culturales y hasta ha pedido limosna para sobrevivir. Una vida extraña que le conecta con otros autores errabundos y en perpetuo conflicto, como Walter Benjamin, a quien dedica muchas páginas de este «Manifiesto».
Ha mezclado usted la autobiografía y las impresiones personales con textos sobre Nietszche, Pavese, Benjamin… ¿Se debe a que, como escribe usted en este primer volumen de «Manifiesto incierto», «como mejor vemos es a través de los ojos de los demás»?
–Digamos que nuestra propia mirada no es suficiente para ver bien. Es esencial confrontarla a la mirada de los demás, ya sea como contradicción o como complemento. A menudo veo a través de los ojos de un personaje del pasado, y su mirada se nubla en el presente. Busco entonces en esa neblina lo que queda, lo que perdura”.

Leer la entrevista completa en El Cultural de ABC