Inicio > Libros > Narrativa > Membrana, de Jorge Carrión
Membrana, de Jorge Carrión

Hay libros que no se limitan a contar una buena historia, además captan una determinada red de pulsos, estímulos, ideas, certezas e imaginarios de su contemporaneidad, manejan esa red hábilmente y especulan con ella, pero no una especulación arbitraria sino con profundos anclajes en lo real. El resultado, si hay suerte y talento, es que tales ficciones se adelantan unos minutos a su tiempo, van un poco por delante de la realidad sin dejar de hablar de lo que nos afecta. Son ficciones antropológicas en el sentido más amplio de la palabra: en diferido tocan todo tema humano —trabajan un pasado común—, y en directo lanzan un posible devenir. No son sólo libros, son retos, espacios abiertos a una creativa especulación. Tal es el caso de la recién editada novela, Membrana (Jorge Carrión, Galaxia Gutenberg); acaso también ensayo, acaso también poema, acaso todo eso simultáneamente.

"Probablemente Membrana sea la primera novela de antropología big-data escrita en nuestro idioma"

Membrana parte del hecho de que en el año 2100 existe un Museo del Siglo XXI, donde hay una exposición en la que es recogido no sólo todo lo importante de esa centuria sino también de la Historia; objetos domésticos, datos varios, huellas, restos de pequeños y grandes acontecimientos. Lo que los lectores leemos, lo que tenemos en nuestras manos es, precisamente, el catálogo de esa exposición, una suerte de Arca de Noé de lo propiamente humano. Con ese recurso narrativo, mítico pero originalísimo en sí mismo, y a través de breves capítulos en los que se describe lo que hay en cada sala, la voz narradora va tejiendo una especulada cronología del siglo XXI, lo que equivale a decir una historia alternativa de la humanidad —artes, tecnologías, ciencias, religiones—, dado que no existe narración futura y al mismo tiempo estimulante que no tenga como materia prima lo ya ocurrido. Probablemente Membrana sea la primera novela de antropología big-data escrita en nuestro idioma, pero no un big-data aplicado a un conjunto de datos particulares sino amplificado la totalidad del mundo conocido.

"Atendiendo a su condición de museo-arca, también Membrana es una heterotopía"

Valido de las existentes bioconexiones del mundo vegetal —en tanto que evidente red ecológica—, plantea la paulatina transferencia del conocimiento humano y de la sensibilidad de los cuerpos no a máquinas exactamente sino a una supuesta inteligencia artificial que, en conexión con la red vegetal, lentamente todo lo copia, muta y repuebla, y que es quien probablemente nos narra la historia: la membrana. Atendiendo a su condición de museo-arca, también Membrana es una heterotopía, en sus páginas son manejados datos tan heterogéneos como el COVID-19, la primera hoguera documentada hecha por humanos, la primera máquina de coser, el 11S, la vida de Pinocho, Las hilanderas de Velázquez o el primer diccionario latín-español de Nebrija, hechos ciertos que Carrión pone en conexión, pone en red —pone “en membrana”—, con insólitos libros como Crítica de la razón algorítmica (año 2081), una extrañísima colección de todos los minerales del planeta (año 2099), una supuesta ecología estructurada en doce niveles (año 2099), o la tumba de Mark Zuckerberg en Birmania (año 2067). Pero no se confunda el lector, nada aquí es arbitrario.

"Membrana es tataranieta de Lucrecio y su Rerum natura, biznieta de Borges y su jardín de senderos que se bifurca"

Ideas fundamentales como la traducción —ya sabemos que toda comunicación es código, y si es código podría ser traducido—, son explotadas en beneficio de un futuro en el que el antropocentrismo ha dado paso a la codificación de los datos, datos ascendidos en ese siglo XXI a entes vivientes y sintientes: el códigocentrismo. Se sirve también de la idea de la singularidad tecnológica, punto de no retorno de las inteligencias artificiales, para desviarla hacia planos mucho más sensitivos, incluso sentimentales y no siempre tratados, tales como la identidad de nuevas inteligencias biológicas, o los mitos y las religiones en tanto que relatos primarios y sustentos de cualquier política planetaria o subcultura contemporánea. Bajo esa nueva óptica, Membrana nos reescribe a su modo. Toda genealogía literaria es arbitraria, lo sabemos, pero Membrana, a veces hermética, a veces luminosa, a veces netamente narrativa, otras veces mitológica, siempre inquietantemente poética, es tataranieta de Lucrecio y su Rerum Natura, biznieta de Borges y su jardín de senderos que se bifurca, nieta de Lem y su incomunicable dios Solaris, hija de Baudrillard y su simulación total de lo real, hermana de Butler y su género sexual performativo, hermanísima de Haraway y sus afectos humano-máquina. Un libro llamado a ser no pocas veces reinterpretado en el siglo XXI.

—————————————

Autor: Jorge Carrión. Título: Membrana. Editorial: Galaxia Gutenberg. Venta: Todos tus librosAmazonFnac y Casa del Libro.

3.7/5 (19 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios