Inicio > Libros > Narrativa > Mujeres que protagonizan vidas

Mujeres que protagonizan vidas

Mujeres que protagonizan vidas

Laura Cukierman publica su primera obra, Las chicas malas no transpiran: una antología breve de relatos que pivotan sobre conflictos de mujeres (la maternidad, la enfermedad, el desencanto…), un conjunto de relatos que aborda, desde diferentes puntos de vista (puntos de vista en muchos casos inusuales), momentos vitales con los que conviven diariamente niñas y mujeres.

Es una obra que acerca al lector a una honda reflexión sobre la actitud con la que nos enfrentamos al mundo y la posición desde la que vemos nuestras circunstancias. En los relatos de Laura Cukierman ese binomio (actitud y posición) unido a un necesario sentido del humor sirven para narrar vidas enteras a partir de episodios protagonizados por una mujer. «Mujeres protagonizan vidas» (vidas enteras a partir de fragmentos resquebrajados, resbaladizos —me atrevo a apuntar—) podría ser también el título de esta antología que transita en primera persona por todo lo bello y todo lo triste.

"Una obra breve en la que la autora emplea diferentes voces de mujeres para crear con ellas un universo completo, coral y heterogéneo"

En El príncipe azul que no podía despertarse una niña, Clara, reflexiona sobre su nueva rutina tras un accidente que mantiene a su padre en coma. Clara vive con sus familiares y ha perdido —en esa cama permanentemente ocupada— al referente paterno que la mantenía unida a la ficción de los cuentos. En ¿Quién fui? una mujer con alzhéimer desvela el auténtico amor de su vida, antes de que su recuerdo termine borrándose. En Las chicas malas no transpiran (que da título a la compilación), una mujer planifica la separación de su pareja. Repasa de manera minuciosa el método, anticipando sus efectos, en un largo viaje de pareja en coche. Efecto lavadora es un relato en el que las vidas de diversos personajes se narran por medio de las manchas de las prendas que llevan a la lavandería. Alicia, que regenta el negocio, es cómplice muda y casi invisible de los secretos de los otros. Sin embargo, se produce en ella el “efecto lavadora”: ideas, pensamientos que centrifuga sin parar en su cabeza. Gracias a este efecto el lector conocerá también los secretos, las manchas personales que Alicia borró (uno de los relatos de la obra en que el texto transita desde la homodiégesis a la autodiégesis: narrar primero a los demás para acabar narrándose a uno mismo). Azulejos es una mujer que espera el resultado de un test de embarazo mientras rememora la relación con su madre, una relación marcada por la falta de entendimiento, la dificultad de comunicarse, un tipo de relación que parece repetirse con su marido. El plan que traza Renata en una sala de neonatos nos hace ver que cuando la vida de un recién nacido se adelanta y pende de un hilo, toda maldad es posible. En Noche de chicas una niña repasa la convivencia con cada uno de sus progenitores, ahora que están separados, con un ligero toque de humor. Algunas cosas que aprendí de vos es el relato que cierra la antología editada por Navona. En él disfrutamos de un bello homenaje hija-madre a partir de los consejos de toda una vida.

"Las voces que narran este conjunto de relatos trazan un fresco actual de nuestra sociedad"

Las mujeres de los relatos de Cukierman se aferran, en muchas ocasiones, al humor para aguantar con entereza el destino cruel que las espera a la vuelta de la esquina; en otras, el sentido del humor ejerce como salvavidas frente al tedio de una rutina impuesta o frente al reloj de la vida que arranca inesperadamente su tiempo de descuento.

Una obra breve en la que la autora emplea diferentes voces de mujeres para crear con ellas un universo completo, coral y heterogéneo. Las voces que narran este conjunto de relatos trazan un fresco actual de nuestra sociedad —con sus límites y carencias, con sus aristas y sus espacios para la conversación— en los que permanece siempre un espacio para el sentido del humor. En ese desfile de voces radica la esencia del estilo de Cukierman. La maestría en la creación y manejo de las voces narrativas (alejadas del arquetipo), al servicio de cada una de las mujeres que habita en estas páginas, convierte la lectura de estos relatos en un acto sanador y memorable.

————————————

Autora: Laura Cukierman. Título: Las chicas malas no transpiran. Editorial: Navona. Prólogo: Claudia Piñeiro. Venta: Amazon

3.7/5 (7 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)