Inicio > Actualidad > Novela histórica en El Escorial: un desafío a la ignorancia (y a sus trillizos)

Novela histórica en El Escorial: un desafío a la ignorancia (y a sus trillizos)

Novela histórica en El Escorial: un desafío a la ignorancia (y a sus trillizos)

Una vez consumado mi desahogo córvido, les cuento sobre el curso de la Universidad Complutense Novela histórica: El descubrimiento de España, dirigido por el periodista y escritor Antonio Pérez Henares, y celebrado en San Lorenzo de El Escorial del 27 al 31 de julio. Como suele ocurrir en este tipo de eventos, hubo ponencias muy interesantes y otras que fueron un absoluto peñazo, aunque cabe destacar que las primeras —las de Emilio Lara, también secretario de la cosa, Eva Díaz Pérez, o Augusto Ferrer-Dalmau, por citar tres ejemplos— superaron a las segundas —prefiero no dar nombres—. Tampoco faltó, como era de esperar, la tensión dialéctica entre los promotores de la Leyenda Rosa y los, digamos, proilustradosChani no convocó a un solo autor negrolegendario—. En este sentido, el debate entre la profesora Elvira Roca Barea y el paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga fue de lo más entretenido y demostró que, como en el Barroco, nuestro país sigue discurriendo entre la tesis y la antítesis, y que la síntesis, benditas excepciones aparte, es un concepto que no terminamos de asimilar, y no pocas veces, a conciencia.

En la sesión inaugural, Pérez Henares denunció que existe “un problema esencial en toda Europa, y en todo el mundo occidental, que es la pérdida de la identidad de los valores como pueblo”. Centrándose en nuestro país, el director del curso apuntó que “la Historia de España no cabe en un panfleto” y repitió varias veces que ésta no puede ser “juzgada por el esquema de valores de hoy”. El periodista alcarreño señaló a la ignorancia como el “primer y más poderoso de nuestros enemigos colectivos”, y a sus “trillizos: el desprecio, la vergüenza y el odio”.

"Santiago Posteguillo reivindicó la figura del emperador Trajano, quien gobernó el Imperio Romano con una “ejemplaridad” que el valenciano añora en la clase política actual"

En esa primera jornada, el Premio Planeta 2018 por Yo, Julia, Santiago Posteguillo, también criticó el presentismo —“Hay que ver cada película, leer cada novela, en función del momento en que se crea. ¿Nos cargamos a Homero, el creador de la literatura universal?”— y reivindicó la figura del emperador Trajano, quien gobernó el Imperio Romano con una “ejemplaridad” que el valenciano añora en “la clase política actual”: “En el confinamiento y en la gestión de lo que ha pasado, todos hemos perdido económicamente excepto una clase, la política, que cobra exactamente lo mismo antes y después del 15 de marzo. No han tenido un solo sacrificio, ni uno. ¿Cómo se va a gobernar así? Eso es inadmisible”. Por la tarde, Isabel San Sebastián centró su discurso en el declive de la España visigoda y en el arranque de la Reconquista. La autora de La peregrina rechazó la idea de que la España musulmana fuera “una época de paz”: “Lo normal es que hubiera aceifas despiadadas para capturar esclavos. Ahora, con el derribo de las estatuas, me sorprende que no pidan la demolición de la Alhambra, que fue erigida con esclavos”.

La jornada del martes arrancó con las tres recetas que Arsuaga dio “para ser un gran país”: según el codirector de la Fundación Atapuerca, la primera consiste en “atraer talento”; la segunda, en “no excluir a nadie” —“aquí tenéis a un español partidario de apretar lo mínimo para abarcar lo máximo”, dijo—, y la tercera y última, en “huir de los dogmatismos, que son muy castrantes y esterilizantes”. Acto seguido, Roca Barea pronunció una conferencia titulada “La primera globalización del mundo habló español” que, en realidad, trataba sobre la conexión comercial entre el Imperio Habsburgo y el Ming. Reivindicó la importancia de “objetivar” la historia del imperio español, le metió un corte innecesario a Emilio Lara cuando éste respondió a una pregunta que iba dirigida a los dos miembros de la mesa —el escritor jienense la presentaba— y se negó a contestar otra sobre Felipe II por hastío.

"El pintor de batallas contó a Zenda que su gran objetivo para este año es la creación del taller de pintores de historia"

El miércoles, Chani presentó su novela Cabeza de Vaca, que se ocupa del primer viaje a América del conquistador jerezano. El director del curso desglosó con detalle la vida del protagonista de su último libro, y lo reivindicó como “el primer gran indigenista” y atizó a los “estatuicidas”: “Nos llaman genocidas los que no han dejado un indio vivo, y nos llaman racistas los que prohibían el matrimonio interracial hasta 1967”. Después, y pese al proyector paleolítico de la sala, Ferrer-Dalmau hizo un repaso por el conjunto de su obra pictórica —cuadros de las guerras de Flandes, de la Guerra de la Independencia, escenas marítimas o de caballería, etcétera—, si bien se centró, sobre todo, en cuadros sobre los conquistadores españoles. El pintor de batallas contó a Zenda que su “gran objetivo para este año es la creación del taller de pintores de historia”, que tendrá por nombre “Taller de Artistas de Historia Ferrer-Dalmau” y que, salvo contratiempos, arrancará este otoño: “Quiero formar gente, crear una escuela que funcione y que sea mi legado”. Por la tarde, y mencionando varias novelas históricas, la escritora Eva Díaz Pérez habló de la Sevilla de la época de los descubrimientos, destacando cómo su puerto se convirtió en un imán de asombros: los hallazgos del Nuevo Mundo llegaban por primera vez al Viejo atracando en la urbe andaluza.

"En el turno de preguntas, se produjo un debate entre provacunas y antivacunas en el que alguna que otra idiotez se escuchó"

El jueves, el escritor e historiador José Calvo Poyato se centró en la vuelta al mundo de Elcano y en su novela, La ruta infinita, subrayando que el autor de la gesta, “que no estaba prevista como objetivo inicial”, fue un español “perseguido por la justicia y que quiso poner tierra de por medio”. El autor cordobés se refirió a los valores de entonces y a los actuales: “Hoy, nuestra escala de valores está presidida por el dinero. Sin embargo, en el siglo XVI hay cosas que tienen más valor. El honor”. Acto seguido, Almudena de Arteaga habló sobre la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna de Francisco Javier Balmis y destacó el papel de la enfermera Isabel Zendal. En el turno de preguntas, se produjo un debate entre provacunas y antivacunas en el que alguna que otra idiotez se escuchó. Por la tarde, Inocencio Arias habló sobre “cómo nos ven en el mundo” contando que, actualmente, la imagen de España está dañada por la gestión de la pandemia de la covid-19 —“Ha sido un mazazo no irresistible, pero sí un golpe a nuestro prestigio”— y por el “tema catalán”, que “ha sido utilizado con mucha habilidad, de forma torticera, por los dirigentes catalanes” ante la torpeza “de los dirigentes de Madrid”. El diplomático no fue del todo pesimista: “Superado este momento coyuntural, nuestra imagen no irá a peor. Cuanta más gente nos visita, más gente empieza a percatarse de la realidad española”.

El viernes, el zendiano Emilio Lara dijo de Benito Pérez Galdós que es “el segundo mejor escritor en lengua española; el primero, Cervantes” —ya hablaremos, camarada: ¿dónde te dejas a mi Quevedo?—. El director del curso Novela y cine históricos: Del libro a la pantalla, de la UNIA, que también será cubierto por esta revista, recordó que el autor de los Episodios Nacionales fue dos veces candidato al Nobel de Literatura, pero que no lo consiguió porque “le boicoteó media España”: “Los sectores más ultraconservadores iniciaron una campaña para escribir en los periódicos en contra de la concesión del Nobel a Galdós, y mandaron miles de telegramas a la Academia Sueca hablando negativamente del canario”. Novela histórica: El descubrimiento de España lo remató Javier Sierra, con la conferencia “España: mito e historia”. El respetable terminó contento y se comportó, con la que estaba/está cayendo coronavíricamente, de una manera ejemplar. Enhorabuena a los organizadores.

4.7/5 (41 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)