Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Putsch de Múnich, el golpe de estado de Hitler

Putsch de Múnich, el golpe de estado de Hitler

Putsch de Múnich, el golpe de estado de Hitler

El 8 de noviembre de 1923 Hitler llevó a cabo un golpe de estado en Alemania conocido como el Putsch de Múnich. El plan del líder del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) era iniciar una revuelta contra la República de Weimar en Baviera que se extendiera luego hasta Berlín.

¿Cómo fue el Putsch de Múnich?

"Adolf Hitler se presentó en la cervecería Bürgerbräukeller, donde el gobernador de Baviera, Gustav von Kahr, pronunciaba un discurso, escoltado por los paramilitares de las SA"

Hitler no aceptaba el Tratado de Versalles ni las sanciones impuestas a Alemania. Bajo esta premisa, él y Rudolf Hess organizaron una revuelta para acabar con las estructuras del poder alemán surgidas después de la derrota en la I Guerra Mundial. Durante los primeros años de la década de los años 20, el futuro Führer empezó a sumar fuerzas a su causa, y a sumar nuevas figuras como Hermann Göring. De agitar las calles pasó a organizar un plan más ambicioso, inspirado por el éxito de Mussolini y su Marcha sobre Roma. Pero aunque su capacidad para movilizar a la población era notoria —beneficiado por la enorme inflación que sepultó a la economía alemana en esa época—, todavía no estaba preparado para llevar a cabo un golpe de estado como el que pretendía. Adolf Hitler se presentó en la cervecería Bürgerbräukeller, donde el gobernador de Baviera, Gustav von Kahr, pronunciaba un discurso, escoltado por los paramilitares de las SA. Los nazis tomaron rehenes, constituyeron un gobierno provisional y trazaron una hoja de ruta para hacerse con las instituciones, pero el plan fracasó.

¿Qué pasó con Hitler después del Putsch de Múnich?

"Los dirigentes del golpe fueron juzgados por traición, pero las penas no fueron altas y ni siquiera llegaron a cumplirlas en su totalidad"

Hitler estaba convencido de que obtendría el apoyo de las fuerzas armadas para lograr su propósito, pero no fue así. Una vez liberados los gobernantes Von Kahr, Von Lossow y Von Seisser, ordenaron a las fuerzas policiales y al ejército reprimir la sublevación. Los golpistas estaban mal organizados y no tenían el armamento adecuado para una empresa tan importante. Hasta 14.000 miembros del partido nacionalsocialista murieron en el Putsch de Múnich. Los dirigentes del golpe fueron juzgados por traición, pero las penas no fueron altas y ni siquiera llegaron a cumplirlas en su totalidad. Hitler estuvo nueve meses en prisión durante los cuales escribió el Mein Kampf. La estrategia de los nazis cambió a partir de ese momento, el objetivo seguía siendo lograr el poder, pero esta vez lo harían consiguiendo una victoria en las urnas.

Otras efemérides históricas del 8 de noviembre

El 8 de noviembre de 392 el emperador romano Teodosio prohibió todos los cultos que no fuesen cristianos.

El 8 de noviembre de 1519 el conquistador Hernán Cortés fue recibido en las puertas de la capital Tenochtitlán por Moctezuma.

El 8 de noviembre de 1907 dentro del proceso de la Revolución Rusa, los tripulantes del acorazado Aurora se rebelan y apuntan con sus cañones al Palacio de Invierno.

El 8 de noviembre de 1932 Franklin Delano Roosevelt fue elegido presidente de EEUU. No fue un gobernante cualquiera. Le tocó dirigir la nación en uno de los momentos más complicados de su historia.

4.7/5 (3 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios